Dólar flotante, fin del cepo y competencia de monedas: los tres objetivos finales del plan que Milei presentó en Washington

Por primera vez en los cuatro meses y medio del Gobierno de Javier Milei se conoció un documento en el que se plasma el programa de estabilización de la macro que lleva adelante su equipo y los tres objetivos futuros: un tipo de cambio flotante, el fin de las restricciones cambiarias y la libre competencia de monedas al interior de la economía.

El Banco Central publicó este martes por la noche el documento que su vicepresidente Vladimir Werning presentó ante inversores internacionales la semana pasada en el marco de las reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington.

Son ocho los pasos que fueron diseñados por Luis Caputo y el presidente de la autoridad monetaria, Santiago Bausili, para organizar la «salida» de la situación de crisis que recibió el Gobierno el 10 de diciembre.

En una primera instancia, el documento describe el frágil punto de partida de este nuevo plan económico: reservas netas negativas en el Central, cero acceso al mercado internacional de crédito y falta de credibilidad. El organismo resaltó que apeló al «último recurso» para evitar una espiralización mayor de la crisis: una «terapia de shock» en todos los frentes, tanto macroeconómicos como en la microeconomía.

En ese sentido, el Gobierno recalcó cuáles fueron «las lecciones aprendidas de 2015″, en referencia al plan fallido de la gestión de Mauricio Macri: primero, se hizo hincapié en el ancla fiscal, lo que motivó el fuerte ajuste que desembocó en el superávit que anunció el Presidente el lunes; para luego pensar en levantar el cepo cambiario. El documento resalta que el ajuste fiscal que encaró Luis Caputo se ubica en los más profundos y veloces de los últimos treinta años.

Al mismo tiempo, hace un racconto de las decisiones tomadas hasta ahora y reconoce cuáles son las debilidades que se encontraron en el camino. Remarca que el programa requiere estrategias de diseño, para presentar una política económica coherente; y de ejecución. Respecto al diseño del plan, sostiene que había que construir en simultáneo cuatro pilares para recuperar el equilibrio del flujo de la economía: habla de realineación cambiaria, consolidación fiscal, restricción monetaria y reversión en la balanza de pagos.

El Banco Central reconoce que aún trabaja para aumentar sus reservas, controlar sus pasivos financieros y diferir el exceso de derechos de importación para evitar que impacte negativamente sobre sus arcas. En este sentido, admite que, al jueves pasado, las reservas netas, según la metodología del FMI, se mantenían negativas por más de US$ 4.000 millones.

Este punto difiere de las expectativas y cálculos de buena parte de los economistas de la City, que estimaban que las reservas ya estaban muy cerca de volver a terreno positivo. De todas formas, en el documento, el BCRA habla de una «recuperación en V» para el nivel de reservas luego del «colapso» que estas registraron en 2023.

La presentación de Werning también destacó que ya se habría alcanzado la inflación mensual de «un dígito» y que pese a la presión que supone la liberación de los precios relativos, la tendencia es a la baja y más acelerada de lo que se había planteado en un primer momento.

NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Las principales frases del discurso de Javier Milei en el acto por el 25 de Mayo en Córdoba

El Presidente dijo que seguirá trabajando por el Pacto...

Los economistas ya descartaron la reactivación en V y ahora se debaten entre la U y la pipa

Después del derrumbe de la economía de 6,1% en...

Liga Profesional: Racing no le tuvo piedad al golpeado Tigre

Fue goleada en Victoria por la tercera fechaEn una...

Visibilización del trabajo cooperativo

El lanzamiento de un disco representa un proceso...