Cuál es la mejor edad para tener hijos según la ciencia y por qué

Por diferentes motivos, cada vez son más las mujeres que deciden tener hijos más tarde en su vida. Pero, la evidencia científica demuestra que la fertilidad natural disminuye progresivamente a lo largo de la vida y por eso hay una edad recomendada por los especialistas.

En Occidente, la edad promedio de madres primerizas va en ascenso, lo que también limita las chances de tener muchos hijos. Esto se suma al hecho de que la fertilidad de los hombres también disminuye después de los 35 años y que a medida que aumenta la edad hay mayores probabilidades de tener bebés con problemas.

Los hijos nacidos de mujeres mayores suelen obtener mejores niveles educativos y un mayor desarrollo cognitivo (Foto ilustrativa PIXABAY)

En ese contexto, muchas mujeres se preguntan cuál es la mejor edad para tener hijos. Si bien no hay una respuesta correcta, porque todo depende de las expectativas de cada una, los factores sociales y económicos que la rodean y la perspectiva que le da a la maternidad dentro de su vida.

Ahora bien, según la biología, hay una edad recomendada para tener hijos. Así lo expresó Sarah Matthews, consultora de ginecología en el Hospital Portland de Londres y experta en fertilidad, que en declaraciones a la BBC en una entrevista en 2017, donde sostuvo: “Según todas las investigaciones, la mejor edad para tener el menor riesgo de complicaciones en el embarazo y en el postparto es entre los 25 y los 29,9 años”.

En Occidente, la edad promedio de madres primerizas va en ascenso (Foto illustrativa PIXABAY)

A partir de los 35 años la fertilidad desciende considerablemente, ya que la reserva ovárica baja de forma drástica a partir de los 34 años hasta llegar a una insuficiencia pasados los 40 años, que es cuando se inicia la menopausia. A partir de esta edad, la fertilidad femenina se reduce a la mitad, dado que solamente se conserva un porcentaje mínimo de la reserva ovárica.

“Los 30 años o un poquito más” es la mejor edad si se tiene en cuenta una perspectiva social y demográfica, indicó por su parte Melinda Mills, experta en sociología de la Universidad de Oxford, de Reino Unido.

Una experta dio su conclusión a partir de una investigación (Foto ilustrativa: PIXABAY)

Ocurre que los hijos nacidos de mujeres mayores suelen obtener mejores niveles educativos y un mayor desarrollo cognitivo. Además, sus padres tienen mayor estabilidad laboral, sentimental y hogareña. De esta manera, la especialista remarcó que cada año que se atrasa la maternidad significa un aumento promedio de 10% en los ingresos de una pareja.

La socióloga dice que normalmente se proyecta la idea de que es una decisión que toman ellas para centrarse en su educación o en sus carreras. Pero, es importante poner atención en el hecho de que la infertilidad es una cuestión de pareja, resulta de una decisión y de un retraso en la paternidad en el que también participan los hombres.

Por otro lado, hay ciertas ventajas en dejarlo para más tarde: hay estudios que encontraron que los hijos de las mujeres mayores obtienen mejores niveles educativos y un mayor desarrollo cognitivo. Además, los padres de más edad tienden a tener una mayor estabilidad en sus trabajos, en sus viviendas, en sus parejas, y en general tienen distintos estilos educativos con los hijos debido a su experiencia.

Los hijos nacidos de mujeres mayores suelen obtener mejores niveles educativos y un mayor desarrollo cognitivo (Foto ilustrativa PEXELS)

Otra de las que consultadas sobre el tema en el artículo publicado por la BBC fue Sophia Walker, líder del Partido de la Igualdad de las Mujeres de Reino Unido. Ella precisó: “Creo que nunca hay un buen momento para tener hijos porque como sociedad no valoramos el cuidado de otras personas ni a las personas que se hacen cargo de los otros. No lo valoramos ni a los 20, ni a los 30 ni a los 40 años”. A su vez, acotó: “Para las mujeres hay barreras estructurales que hacen que tener hijos sea una decisión muy muy difícil. Yo pensaba que tenía muchas opciones y después tuve hijos y descubrí que no era así, todo se volvió mucho peor. Fue extraordinario. Y ninguno de los hombres con los que trabajo parece experimentar la paternidad de la misma manera”.

En ese sentido, Heather Joshi, experta en demografía económica y para el desarrollo de la Universidad de Londres, también opinó del tema: “Yo dudaría mucho antes de decir que hay una edad ideal. Creo que la mejor respuesta es ‘cuando tú estés lista’. No creo que haya muchas mujeres de menos de 20 años que estén tan listas como las de 30. Pero las mujeres en la treintena se enfrentan a otra cuestión biológica, que es que concebir se vuelve más difícil a medida que lo pospones”, matiza.

A partir de los 40 años, la fertilidad femenina se reduce a la mitad, dado que solamente se conserva un porcentaje mínimo de la reserva ovárica (Foto ilustrativa: PEXELS)

Además, remarca que las parejas jóvenes proyectan en la primera fase de la relación la idea de formar una familia, pero con frecuencia descubren con el tiempo que tienen expectativas diferentes y esto puede retrasar la natalidad.

Adam Balen, experto en medicina reproductiva de Leeds y director de la Sociedad Británica de Fertilidad, expuso: “La fertilidad natural se deteriora con la edad tanto en las mujeres como en los hombres, aunque en el caso de los hombres no suele destacarse tanto. Pero, está claro que el efecto más profundo de la edad es sobre las mujeres, que nacen con un número determinado de óvulos, que se van perdiendo a lo largo de la vida.

La lección que da un hostelero a un cliente que tenía una reserva en su restaurante y no se presentó: “Empatiza un poco”

Como parte del estudio, los expertos crearon un modelo que permitiría a los futuros padres determinar cuándo deberían comenzar a intentar tener un bebé, con o sin tratamiento de fecundación in vitro.

Los investigadores sabían que las posibilidades de embarazo disminuyen con la edad, pero que se presta poca atención a la edad y las posibilidades de tener más de un hijo.

Entonces establecieron un modelo de simulación por ordenador de la fertilidad, actualizado con las recientes tasas de éxito de la fecundación in vitro para simular 10.000 parejas con el fin de evaluar las posibilidades de tener una familia de uno, dos o tres hijos, para diferentes edades femeninas en las que la pareja comienza a intentar concebir.

El modelo utiliza tres niveles de importancia que las parejas podrían otorgar a tener un cierto tamaño de familia: ‘Muy importante’ (equiparado con aspirar a al menos un 90% de posibilidades de éxito). ‘Importante, pero no a toda costa’ (equivalente a un 75% de posibilidades de éxito) y ‘bueno tener hijos, pero una vida sin hijos también está bien’ (equiparado con un 50% de posibilidades de éxito). A continuación, un resumen de los hallazgos.

Un hijo

Si usted y su pareja solo quieren un hijo y quedarse embarazada no es de gran importancia en este momento, es posible que le complazca saber que puede esperar hasta los 41 años para comenzar a intentarlo de forma natural, lo que le daría un 50% de posibilidades de concebir.

Para aquellos que piensan que tener un bebé es más importante y quieren las mejores probabilidades, el estudio recomienda comenzar a los 37 años para un 75% de posibilidades y 32 para un 90% de posibilidades de quedarse embarazadas.

Si puede someterse a un tratamiento de FIV, las edades se retrasan un poco, y una mujer puede esperar hasta los 42 años para tener un 50% de posibilidades de tener un hijo, 39 para un 75% de posibilidades y 35 años para la mayor oportunidad.

Dos hijos

Si prefiere no tener un solo hijo y le gustaría tener dos pequeños corriendo por la casa, el estudio sugiere que las parejas tendrán un 90% de posibilidades de tener dos hijos si comienzan a intentarlo a los 27 años (sin FIV).

Esto se reduce a un 75% de posibilidades a los 34 años y a un 50% para cuando llegue a los 38.

Con la FIV, tendrías un 90% de posibilidades de tener dos hijos si empezaras a intentar concebir a los 31 años, un 75% de posibilidades a los 35 y un 50% a los 39.

Tres hijos

El estudio muestra que las mujeres que desean tener más hijos deberían comenzar a intentarlo a una edad mucho más temprana si no quieren o no pueden usar la FIV.

Los expertos dicen que 23 años es la edad ideal para comenzar con un 90% de posibilidades de tener tres hijos de forma natural.

Para tener una probabilidad del 75%, debe comenzar a los 31 años, mientras que las probabilidades son solo del 50% a la edad de 35 años.

Lo más leído

Remedios caseros para quitar los mocos o flemas de la garganta

Cuántas veces han empatado Moisés y Óscar en ‘El Rosco’ de ‘Pasapalabra’

El superalimento que protege el corazón, ayuda a reducir el colesterol y mejora la memoria según la ciencia

Si agregara la FIV a la mezcla, las parejas tendrían un 90% de probabilidades de tener tres hijos si comenzaran a los 28 años, un 75% de probabilidades a partir de los 33 y un 50% de probabilidades cuando tengan 36 años.

LA NACION

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

Por Ignacio GrimaldiEl Banco Central comenzará a ejecutar este...

Racing retomó las cosas donde las dejó: 3-0 a Godoy Cruz

El equipo de Costas sigue goleandoLa Academia festejó en...

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 21 de julio

La cotización del dólar blue es de $1425 para...

El Gobierno demora la reglamentación del RIGI y afina su estrategia para atraer las inversiones

La mesa técnica del Ejecutivo está tardando por trabajar...