Príncipe de Persia y la corona perdida: el monarca regresa a las consolas y la PC para ofrecer una aventura épica

Príncipe de Persia ocupa un lugar especial para quienes disfrutamos de los videojuegos, porque es una franquicia que caló con mucha profundidad en nuestras historias personales.

Quienes en 1990 estaban en su adolescencia y se sentaban frente a la computadora de su padre (en el caso del autor de esta nota, una PC XT con un procesador 8088 de Intel que podía acelerar hasta los 10 MHz) disfrutaron de la primera aventura del Príncipe de Persia.

La propuesta era simple pero desafiante y avanzada para la época: el protagonista navegaba a través de niveles múltiples, desafiando la gravedad con saltos intrépidos, corriendo a toda velocidad, agarrándose a salientes con destreza y avanzando con cautela para sortear las abundantes trampas en los escenarios.

Además, el Príncipe de Persia se enfrentaba a enemigos diversos que obstruían su camino, utilizando su espada con gran maestría para ejecutar golpes hábiles y superar los desafíos que se presentaban.

El Príncipe de Persia fue uno de los héroes de la infancia de toda una generación. La razón de esto es lo bien logrado que estaba el juego. El gran acierto de la propuesta era el sistema avanzado de animaciones: el protagonista de la aventura se desplazaba con una cautela y agilidad nunca vistas en un juego de computadoras.

Tal fue el éxito de este primer título que el monarca se extendió por todas las consolas de la época, incluida la Nintendo de 8 bits, Master System, Super Nintendo, Gameboy, Mega Drive, Atari ST, Game Gear y Sega CD, entre otras.

Este nuevo viaje a la mitología persa es excepcional, y se trata de uno de los juegos más importantes de esta franquicia querida.

Este nuevo viaje a la mitología persa es excepcional, y se trata de uno de los juegos más importantes de esta franquicia.

Como suele suceder en estos casos, a los casos de éxito siguieron muchas secuelas. Con altibajos, la franquicia tuvo algunos tropezones con propuestas que no estuvieron a la altura de la aventura original. Las desventuras del Príncipe de Persia también recalaron en el cine con una película olvidable que no logró aportar nada al legado del soberano.

Pero el nombre de la franquicia es tan importante como el legado que le precede, por lo que una aventura que esté a la altura de las circunstancias era necesaria para revivir las aventuras en Persia. El nombre de ese título es «La corona perdida«, juego que se lanzó recientemente y que probamos para iProfesional.

Delegación de tareas

El título de este juego puede resultar engañoso. No encararemos la aventura como el Príncipe de Persia, sino que lo haremos con Sargón, un héroe que debe viajar a la ciudad maldita del Monte Qaf para rescatar al secuestrado príncipe Ghassan.

Es decir, en esta aventura, el príncipe presta el nombre al juego pero no es el protagonista. Sargón es el miembro más del clan de guerreros llamados «Los inmortales» que están a las órdenes del príncipe y que entran en combate cada vez que son convocados.

El protagonista de este nuevo título no encarará la pesquisa solo, sino que se cruzará con los otros miembros del clan conforme avance en los niveles y desafíos.

Nuestro héroe tendrá interacción con los demás integrantes del equipo a través de las cinemáticas diferentes que disfrutaremos durante el juego y que sirven para entender y adentrarnos en la historia de esta nueva aventura.

Príncipe de Persia: La corona perdida es una aventura imperdible para cualquier video jugador.

Príncipe de Persia: La corona perdida es una aventura imperdible para cualquier video jugador.

Regreso a los orígenes del Príncipe de Persia

A lo largo de los años, la franquicia probó estructuras argumentales diferentes, diseño de niveles y motores gráficos. Pasó de los clásicos gráficos en dos dimensiones a las tres dimensiones, y logró su reconocimiento máximo con el lanzamiento de «Las arenas del tiempo» en el 2003.

Luego de algunos tropiezos, el estudio desarrollador del nuevo título, Ubisoft Montpellier, volvió a las bases con un juego en 2D. Quienes estén acostumbrados a disfrutar de gráficos deslumbrantes en 3D que exprimen al máximo las últimas tecnologías de las consolas y las computadoras, se les puede hacer extraño echar mano a este título.

Príncipe de Persia: La corona perdida es uno de los mejores títulos lanzados en los últimos meses que se puede disfrutar. Ofrece todo lo que un amante de la saga puede pedir y respeta a rajatabla su gran legado haciendo honor, incluso, a aquel primer juego de 1990.

Como sucedió en aquel primer título de la saga, el nuevo videojuego de la franquicia está disponible en casi todas las plataformas de la actualidad: se puede disfrutar tanto en PC con Windows, PlayStation 4, PlayStation 5, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series X y Series S.

Combate cuerpo a cuerpo

Este nuevo juego de Ubisoft nos aleja por unos instantes de los combates a largas distancias, prevaleciendo los enfrentamientos cuerpo a cuerpo utilizando nuestra espada, una dinámica que el estudio tiene muy aceitada gracias a la experiencia recogida en su franquicia estrella Assassin’s Creed.

El estudio logró, en este caso, un excelente sistema de combate; Sargón podrá saltar, esquivar, bloquear ataques, atacar, balancearse para acceder a plataformas superiores, bajar y hasta deslizarse para superar distintos obstáculos repartidos por todos los niveles.

El universo del juego se presenta como un tejido interconectado repleto de atajos y cámaras secretas.

El universo del juego se presenta como un tejido interconectado repleto de atajos y cámaras secretas.

Las animaciones de los personajes principales y los enemigos son excelentes y delicadas. Un capítulo aparte merece los gráficos del juego: llenos de colores y con un gran trabajo en el diseño de niveles.

En cada nivel deberemos hacer gala de nuestras destrezas, y del gran estado físico de Sargón, para llegar a una plataforma superior o descender a calabozos inferiores, por ejemplo. El diseño de niveles es horizontal, donde tenemos un punto de partida y otro de llegada, y además la propuesta es que exploremos a fondo cada nivel para avanzar en la aventura.

En muchos de ellos tendremos que encontrar una llave que estará en los niveles superiores de un castillo o unas ruinas, para luego bajar a desbloquear una puerta que no podíamos abrir.

El universo del juego se presenta como un tejido interconectado repleto de atajos y cámaras secretas, desafiando a los jugadores a resolver una serie de enigmas para avanzar. Durante la exploración, nos toparemos con cristales temporales que nos permitirán adquirir mejoras para las armas de nuestro protagonista.

En ocasiones, incluso, podríamos carecer de las herramientas o habilidades necesarias para superar un obstáculo de inmediato.

Sin embargo, el juego les brinda la opción de capturar la pantalla y marcarla en el mapa del juego, facilitando así la identificación y recuerdo de cualquier acertijo pendiente en nuestra travesía. Al finalizar un conjunto de niveles y como un hermoso cierre de estos, deberemos enfrentar a jefes finales que nos la pondrán difícil si queremos avanzar en el juego.

Las animaciones de los personajes principales y los enemigos son excelentes y delicadas.

Las animaciones de los personajes principales y los enemigos son excelentes y delicadas.

Conclusión

Este nuevo viaje a la mitología persa es excepcional, y se trata de uno de los juegos más importantes de esta franquicia querida. Si después de jugar desean tener la experiencia más completa que ofrece Ubisoft, pueden adquirir el «pack deluxe» que incluye una guía digital de la aventura y contenido exclusivo para el juego, como el amuleto Pájaro de la prosperidad y el atuendo Inmortal para Sargón.

Ya sea la versión regular o la más completa, Príncipe de Persia: La corona perdida es una aventura imperdible para cualquier video jugador que guste de este tipo de aventuras o quiera hacer un viaje a su infancia para revivir las aventuras que nos vieron crecer en este mundo fascinante de los videojuegos.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Gran Hermano: así fueron los cruces picantes entre Furia y Ceferino Reato

El 7 de julio finaliza Gran Hermano...

Ley Bases: el oficialismo dejó Aerolíneas, Correo y medios públicos fuera de las privatizaciones

Ambos bloques consideran que esos puntos serían judicializados por...

Euro 2024, en vivo: Francia y Países Bajos quieren el primer puesto del Grupo D

El delantero neerlandés, Memphis Depay, marcó el empate 2-2,...