Arthur Cazaux dio el primer gran golpe del Australian Open, en un día de sorpresas y triunfos sufridos

Una jornada con varias sorpresas ofreció este jueves el Abierto de Australia de tenis. Varios altos preclasificados, como el danés Holger Rune, la kazaja Elena Rybakina y la estadounidense Jessica Pegula, se despidieron prematuramente del primer Grand Slam de la temporada. En cambio, el español Carlos Alcaraz pudo instalarse en la tercera ronda del certamen que se disputa sobre canchas duras en el Melbourne Park y reparte 56,7 millones de dólares en premios.

Quienes asistieron a la apertura de la sesión nocturna en el estadio Margaret Court vieron capitular a Rune, octavo en el escalafón de la ATP, quien cayó por 7-6 (7-4), 6-4, 4-6 y 6-3 ante el francés Arthur Cazaux, 122° en el ranking e invitado al certamen, en un duelo de la segunda ronda que duró tres horas y 22 minutos.

“Fue una locura de partido, una gran lucha. Lo conozco desde hace tiempo, sabía que iba a ser una dura batalla y estaba listo para eso”, aseguró el galo de 21 años luego de conseguir apenas su tercera victoria en un partido ATP. Un variado repertorio de golpes y un muy sólido servicio (ganó el 82% de los puntos que disputó con su primer saque) le permitieron avanzar a la tercera ronda, en la que se medirá con el neerlandés Tallon Griekspoor (28°), quien batió al también francés Arthur Fils por 3-6. 6-1, 7-5 y 6-4.

El ruso Daniil Medvedev, tercer preclasificado del certamen, también vio de cerca el abismo, pero después de danzar sobre la cornisa terminó imponiéndose por 3-6, 6-7 (1-7), 6-4, 7-6 (7-1) y 6-0 sobre el finlandés Emil Ruusuvuori (53°) en un partido que duró cuatro horas y 23 minutos y que mantuvo en vilo al público en el estadio Rod Laver hasta bien entrada la madrugada australiana: cuando el último revés del perdedor viajó detrás de la línea de fondo, el reloj marcaba las 3.39.

Después de un arranque en el que el escandinavo de 24 años mostró un sorprendente repertorio, el moscovita, finalista en Melbourne en 2021 y 2022, le encontró la vuelta al juego, se sobrepuso a las dificultades y, con un arsenal de 51 tiros ganadores y 23 aces, terminó barriendo en el último capítulo a un rival que había necesitado atención médica por una molestia en el hombro izquierdo cuando perdía 3-0 en ese episodio.

“En el primer set fallé demasiado. Después cambié de raqueta y por fin encontré una con la que sentí que jugaba mejor. A veces es algo que creás en tu mente. Empecé con esa raqueta al principio del tercer set y me la quedé hasta el final del partido”, contó el campeón del US Open 2021, quien recordó que una de las dos veces en que había remontado una desventaja de dos sets en su carrera había sido en ese mismo estadio: contra Felix Auger-Aliassime en los cuartos de final de 2022. Justamente su próximo rival será el canadiense, 30° en el ranking, quien venció al francés Hugo Grenier por 6-1, 3-6, 6-1 y 6-2.

También tuvieron que sudar la gota gorda para avanzar Alexander Zverev (6°) y Casper Ruud (11°). El teutón necesitó cuatro horas y 31 minutos de tarea para derrotar por 7-5, 3-6, 4-6, 7-6 (7-5) y 7-6 (10-7) al eslovaco Lukas Klein (163°), quien había atravesado la qualy para acceder al cuadro principal. “Hubiera preferido ganar en una hora y media, pero él jugó increíble y probablemente mereció ganar más que yo”, reconoció Zverev, quien enfrentará en la tercera ronda a Alex Michelsen (91°), una de las grandes promesas del tenis estadounidense.

Por su parte, Ruud se llevó un reñido encuentro contra el local Max Purcell por 6-3, 6-7 (5-7), 6-3, 3-6 y 7-6 (10-7) tras tres horas y 50 minutos de labor y, de esa manera, mejoró su registro de la edición pasada, en la que había caído en la segunda ronda contra el estadounidense Jason Brooksby. Su adversario en la próxima instancia será el británico Cameron Norrie (22°), quien también necesitó cinco sets para vencer al italiano Giulio Zeppieri (133°).

Solo un poco menos ajustado resultó el triunfo del segundo preclasificado del certamen, el español Carlos Alcaraz, quien superó por 6-4, 6-7 (3-7), 6-3 y 7-6 (7-3) al italiano Lorenzo Sonego (46°) en tres horas y 25 minutos de juego. Con su avance a la tercera ronda, el murciano ya igualó su mejor actuación en Melbourne, ya que en 2021 cayó en la segunda ronda, en 2022 fue eliminado en la tercera y en 2023 faltó por una lesión muscular.

“Creo que ambos jugamos a gran nivel, con mucha intensidad. Dimos espectáculo, hicimos buenos puntos. Fue un gran partido”, valoró el español de 20 años, quien contó que antes de cada presentación se insuflaba energía escuchando las canciones de las películas de la saga Rocky, protagonizadas por Sylvester Stallone. “Soy un gran fan de Rocky Balboa y las canciones me llevan a las sesiones de entrenamiento que tienen las películas. Escucharlas me sirve para motivarme mucho antes de los partidos”, explicó.

El próximo adversario de Alcaraz será el sorprendente chino Juncheng Shang, de 18 años, 140° en el escalafón ecuménico e invitado por la organización del torneo, quien en su partido de la segunda ronda superó al indio Sumit Nagal (137°) por 2-6, 6-3, 7-5 y 6-4. “Voy a tener que estar muy concentrado porque por lo que he visto de él hasta ahora, me ha parecido un jugador impresionante”, avisó el ibérico.

Las mujeres no quedaron al margen de este día complicado para favoritos y favoritas. La apertura de la sesión vespertina también ofreció una sorpresa en el estadio Rod Laver, donde la rusa Anna Blinkova, 57ª en el ranking de la WTA, despachó por 6-4, 4-6 y 7-6 (22-20) a la tercera preclasificada del certamen, la kazaja Elena Rybakina, en un vibrante encuentro que se saldó tras dos horas y 46 minutos de acción.

En un tie break cinematográfico, la moscovita de 25 años cerró el duelo en su 10ª chance de hacerlo y luego de haber levantado seis match points. “Fue muy duro. Solo intenté mantener la calma, seguir concentrada en cada punto y ser agresiva, pero mi mano temblaba y mis piernas también. Este es el día más bonito de mi vida, jamás lo olvidaré”, aseguró la ganadora, quien en la próxima fase enfrentará a la italiana Jasmine Paolini (31ª).

Mucho más expeditivo fue el triunfo de la francesa Clara Burel (51ª), quien superó por 6-4 y 6-2 en apenas 70 minutos a la estadounidense Jessica Pegula, quinta en el escalafón de la WTA. “Tuve una actuación muy sólida, estuve muy concentrada y no la dejé entrar en el partido”, se jactó la jugadora nacida hace 22 años en Rennes tras lograr su primera victoria ante una top-10. Su próxima oponente será su compatriota Oceane Dodin (95ª).

Al borde de la derrota estuvo la máxima favorita del torneo, la polaca Iga Swiatek, quien luego de estar 4-1 abajo en el tercer set terminó emergiendo de las tinieblas para ganar cinco games consecutivos y así batir por 6-4, 3-6 y 6-4 a la estadounidense Danielle Collins (62º), de 30 años, quien luego de este traspié anunció que esta será su última temporada como profesional.

“Honestamente, ya estaba en el aeropuerto”, reconoció una aliviada Swiatek tras el partido. “Ella jugó perfecto, pero era difícil para cualquiera mantener ese nivel, así que quería estar preparada para cuando llegaran los errores del otro lado”, añadió. En la búsqueda de su primer título en Australia, la número uno y cuádruple campeona de Grand Slam enfrentará en la tercera ronda a la checa Linda Noskova (50ª).

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

En medio de protestas, Javier Milei recibió una distinción neoliberal en Alemania

El Presidente viaja este sábado a Hamburgo, donde...

Dólar CCL hoy: a cuánto cotiza este sábado 22 de junio

La cotización del dólar CCL es de $1262.50 para...

Yanina Latorre dio detalles del estado de salud de Jorge Lanata: Hay mucha preocupación

En los últimos días, la salud de Jorge Lanata...