Qué es de la vida de Tito Noir: surgió de Boca, la pasó mal en Newells y juega en la Tercera de Uruguay

El delantero atravesó una carrera con altibajos, que incluyó lesiones y bajones anímicos. Volvió del retiro para jugar en el ascenso charrúa.

10 de enero 2024, 05:18hs

Noir jugó en Boca entre 2008 y 2009, y tuvo un segundo paso por el club en 2011. (Foto: AFP).

Tito Noir jugó en Boca entre 2008 y 2009, y tuvo un segundo paso por el club en 2011. (Foto: AFP).

Ricardo Tito Noir tuvo una carrera vertiginosa en el fútbol argentino. Desde un debut soñado, cuando asomó en Boca como una promesa a la que comparaban con Rodrigo Palacio, hasta pasarla mal en Newell’s y tener que marcharse. Con 36 años y tras un retiro momentáneo, actualmente juega en la Tercera División de Uruguay.

El 17 de mayo de 2008, un Boca muleto dirigido por Carlos Ischia enfrentaba a Racing en La Bombonera. El Xeneize pensaba en la Copa Libertadores y el entrenador puso una formación alternativa en el Torneo Clausura, a pesar de que se trataba de un clásico. Entre los juveniles que aparecieron se encontraba Tito Noir, que esperaba en el banco de suplentes.

Leé también: Tito Noir dijo que los rumores sobre su sexualidad y la mentira de que estaba en pareja con un compañero generaron un bajón importante en su carrera: “Me liquidaron”

El delantero surgido de las Divisiones Inferiores del club de la Ribera no fue el único en debutar aquel día, ya que también lo hicieron Lucas Viatri y Sebastián Nayar. Sin embargo, fue quien se llevó todas las miradas luego de convertir el gol agónico de la victoria.

Con el pelo largo y una colita en honor a su ídolo, Rodrigo Palacio, Noir ingresó al campo de juego a los 84 minutos, cuando Boca empataba 1 a 1. A los 95 minutos, Tito metió un gol agónico para poner el 2 a 1 definitivo. Luego del pitazo final, y entre lágrimas, se retiró en andas de sus compañeros y siendo aplaudido por toda La Bombonera.

En Boca, Noir jugó 41 partidos y anotó 4 goles. (Foto: Prensa Boca).

En Boca, Noir jugó 41 partidos y anotó 4 goles. (Foto: Prensa Boca).

Sin embargo, la gloria que alcanzó aquella noche con tan solo 21 años sería sucedida por lesiones que perjudicaron su rendimiento y un episodio particular en Rosario que lo afectaría anímicamente. Una fractura en el peroné y la rotura de los ligamentos cruzados lo mantuvieron durante varios meses alejado del campo de juego, por lo que luego de pasar por las intervenciones quirúrgicas tuvo que abandonar el club.

Boca lo cedió dos veces: en primera instancia armó las valijas para jugar en Ecuador, donde estuvo en Barcelona durante la temporada 2010. Su paso por el exterior no duraría mucho, ya que en noviembre de ese mismo año volvió al Xeneize tras atravesar una lesión que le impidió sumar más minutos.

Su situación en Boca no había cambiado: partía desde atrás en la consideración y tan solo jugó ocho partidos durante el torneo Clausura 2011, antes de volver a salir a préstamo hacia Newell’s Old Boys de Rosario, donde vivió uno de los episodios más traumáticos de su carrera.

Chistes homofóbicos y pedido de salida: el triste paso de Noir por Newell’s

Ricardo Noir arribó a Newell’s en junio de 2011. Poco tiempo después, un rumor tomó fuerza en la ciudad de Rosario y provocó un bajón anímico en el aún joven delantero. La versión malintencionada de un romance con el arquero Sebastián Peratta derivó en cargadas de los hinchas de Rosario Central, que colgaron banderas con mensajes homofóbicos en el Gigante de Arroyito.

“Iba a buscar a mi hija más chica al jardín y no la fui a buscar más. Una vergüenza tenía… Salía predispuesto a pelear con alguien. Me decían algo y cómo no iba a pelear… Imaginate la bronca que yo tenía”, contó Noir.

“Si querían cagarme los de Central, lo lograron. Yo nunca había dicho nada. A mí me liquidaron. Anímicamente ese año fue terrorífico”, sentenció.

Tito Noir abandonó Newell's luego de un momento traumático. (Foto: Prensa Newell's).

Tito Noir abandonó Newell’s luego de un momento traumático. (Foto: Prensa Newell’s).

En ese entonces Gerardo Martino había arribado a La Lepra y lo tenía en cuenta como un pilar destacado para el armado de su equipo. Sin embargo Noir no quería saber nada con continuar en Rosario y se lo hizo saber. “Yo le dije: ‘Tata, la verdad, no quiero estar un solo día más acá. La estoy pasando muy mal. No salgo a la calle, salgo de entrenar y me encierro en mi casa. Mi mujer y mi nena me ven llorar todos los días’”, recordó el delantero.

El presente de Tito Noir

Luego de esta situación el contrato con Boca ya había finalizado, por lo que Noir quedó en libertad de acción. En el fútbol argentino pasó por Banfield, con el que ascendió desde la B Nacional a la Primera División, y la mejora en su rendimiento le alcanzó para llegar a otro grande de Argentina: Racing.

Leé también: Noir: “No fui a Independiente porque no me impactó el marco y, en vez de alentar, puteaban”

En la Academia estuvo dos temporadas, antes de marcharse para vivir su segunda experiencia en el exterior. Pasó por Universidad Católica previo a volver a Racing y luego ser cedido a Huracán. Tras vestir la camiseta del Globo no logró asentarse en ningún club y recorrió varios destinos.

Noir recaló sucesivamente en Atlético Tucumán, Belgrano, San Martín de Tucumán, Palmaflor de Bolivia y Gimnasia de Entre Ríos, antes de ponerle un breve freno a su carrera.

“Como todo se transforma, ‘jugar a la pelota’ también deja ser un simple juego. Agradezco a cada club que depositó su confianza en mí, a mi familia que me acompañó en esta hermosa locura”, escribió en Instagram en abril de 2022 para anunciar su retiro.

Paysandú, de Uruguay, le dio la bienvenida a Tito Noir en junio de 2022. (Foto: Twitter / @PaysaFCOficial).

Paysandú, de Uruguay, le dio la bienvenida a Tito Noir en junio de 2022. (Foto: Twitter / @PaysaFCOficial).

Sin embargo, el amor por la pelota fue más fuerte y tan solo un mes y medio después de anunciar su retiro el extremo fue anunciado como incorporación de Paysandú de Uruguay, que milita en la Tercera División de ese país. En ese momento fue dirigido por una figura que sabe de goles, el Loco Abreu, y ahora permanece bajo la conducción técnica de Agustín Gómez y Sebastián Bermúdez.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Selección Argentina: Ayala pidió «otra clase de rivales» para los amistosos

De cara a la Copa América de Estados Unidos...

La inflación empezó a pegar más sobre los hogares de clase media

Por el peso de los servicios, educación, prepagas, autos,...