Resistió a tiros el robo de su camioneta en San Justo y terminó baleado junto a un ladrón

Un joven de 23 años fue baleado por un grupo de delincuentes que intentó robarle la camioneta en la localidad bonaerense de San Justo y quedó internado con una bala alojada en la cabeza. «Por favor, no me dejes morir», le dijo a uno de los vecinos que llegaron a asistirlo. En el hecho también resultó herido de gravedad uno de los ladrones, ya que la victima se resistió a los tiros.

Todo ocurrió alrededor de las 23 del sábado en el cruce de la calle Monseñor Marcón con la Ruta 3, en cercanías del centro comercial San Justo Shopping, cuando Andrés Fernández, de 23 años, salía de un domicilio y estaba por subir a su camioneta Volkswagen Amarok estacionada en la calle cuando fue abordado por cinco delincuentes con fines de robo.

En esa circunstancia, el hombre -quien cuenta con permiso para portar armas de fuego– habría logrado sacar de la camioneta un arma y se defendió a los tiros. Eso provocó un intercambio de disparos con los ladrones en el que recibió cinco impactos de bala; entre ellos uno en el tórax y otro en la cara.

Por otro lado, también recibió al menos un disparo de arma de fuego uno de los delincuentes, un adolescente de 17 años.

La víctima del robo se encuentra internada en el hospital Paroissien, y pese a recibir cinco disparos se encuentra fuera de peligro. En cambio, el delincuente herido permanece en el hospital Balestrini y su estado reviste gravedad ya que la bala que lo alcanzó atravesó ambos pulmones.

«Quisieron robar un auto en la esquina y no les salió. Cruzaron y mi hijo tuvo la mala suerte de justo salir en ese momento, se iba a comer con un amigo. Y lamentablemente se encontró con estos asesinos«, contó el padre de la víctima del robo.

Un vecino del lugar aportó más detalles de lo sucedido, ya que el hermano de su pareja fue el primero en asistir a Fernández tras el tiroteo.

Cinco ladrones balearon a un joven para robarle camioneta. Foto: Luciano Thieberger. Cinco ladrones balearon a un joven para robarle camioneta. Foto: Luciano Thieberger. «Él le pedía al hermano de mi pareja ‘por favor no me dejés morir, ayudame, llevame‘. Mi cuñado le decía ‘yo te voy a llevar, quedate tranquilo’, pero en la desesperación no encontraban las llaves de la camioneta», contó Martín, y añadió que en ese momento salieron familiares de Fernández para auxiliarlo.

«La madre nos contó que lograron estabilizarlo y que va a tener que pasar por varias cirugías. De hecho, para poder respirar le van a tener que reconstruir la parte mandibular», agregó sobre el estado de salud del joven.

La causa quedó a cargo del fiscal en turno del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de la jurisdicción, Juan Pablo Pepe Volpicina, quien trabaja por estas horas con los pesquisas con el análisis de cámaras y testimonios para poder dar con el paradero de los otros cuatro delincuentes.

Sobre el estado de salud de la víctima del robo, su padre contó que «tiene muchas infecciones por esquirlas de proyectil en la cara. Una bala lo cruzó de lado a lado, esta muy hinchado y están esperando que baje la inflamación para ver cómo sigue. Y tiene una bala por debajo de la nuca, cerca del cerebro. Están evaluando si sacarla o no».

«Es un día a día, ojalá todo esto sirva para que la gente entienda que están matando a los pibes buenos. Estamos a dos cuadras de la comisaría. ¡Hagan algo por la gente!», reclamó el hombre entre llanto ante los medios que llegaron al lugar del ataque.

D.D.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Una auditoría sobre las empresas públicas reveló irregularidades: los detalles

Son datos que TN obtuvo en base a revisar...

Liga Profesional: Racing no le tuvo piedad al golpeado Tigre

Fue goleada en Victoria por la tercera fechaEn una...