Como Massa, Javier Milei también acusó a los economistas de Juntos por el Cambio

Javier Milei se subió a las críticas del ministro Sergio Massa a Juntos por el Cambio en lo que hace a su rol en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.

«Los economistas de Juntos por el Cambio están apostando a causar un desastre económico», dijo el diputado y candidato a presidente, en tono similar al de Massa. Fue al salir de dar su discurso en el llamado Consejo de las Américas, que sesionó en el Hotel Alvear y donde también habló Patricia Bullrich.

El economista fue la gran novedad para los empresarios que buscaron un segundo encuentro con él después de los sinsabores habían manifestado al oírlo en el hotel Llao Llao a principios de año. Entonces ningún hombre del sector privado creía que Milei podía llegar a ser presidente, situación en la que se encuentra hoy.

La reacción del diputado candidato tuvo lugar luego de que Massa, también candidato, lo elogiara. Fue desde los Estados Unidos, donde lo llamó «colaborativo» por facilitar el acuerdo con el FMI mientras que acusó a JxC de intentar poner trabas para que el Gobierno pagara «todos los costos».

«Los economistas de Juntos por el Cambio, acorde a lo que están haciendo en estos momentos están apostando a causar un desastre económico y en ese sentido me parece una gran irresponsabilidad. Porque dinamitarle hasta el rollover a un gobierno significa que está tratando de impulsar una crisis», dijo el líder de la Libertad Avanza en una conversación con los periodistas, posterior a su discurso en el Alvear.

Sus dichos recordaron el fuerte choque de Massa con los economistas de JxC y en particular con Luciano Laspina, del equipo de Bullrich, que en su momento salió al cruce del ministro al asegurar que ellos tenían una «actitud prudente con este Gobierno» y que recibían «acusaciones falsas» e «in verificables».

Massa lo acusaba de ir al Fondo a pedirles que «no» le dieran nada a la Argentina, que se le exigiera «al máximo» para que «estallara».

En su encuentro de pasillo con los periodistas en el Alvear, Milei siguió este jueves. «A mi me parece que eso no está bien porque más allá del cálculo electoral que vos puedas hacer es una aberración que por querer tener un voto más apostando cuando peor, mejor. Eso genera una situación que la creer mucho dolor a los argentinos. Creo que uno tiene que hacer propuestas constructivas y que justamente evite el sufrimiento de los argentinos. Pero parece que Juntos por el Cambio con tal de ganar una elección está dispuesto a todo», dijo.

La diferencia entre las últimas ediciones del Consejo de las Américas y el que tuvo lugar este jueves en el Alvear es que Javier Milei era un economista en ascenso político y ahora todos lo querían escuchar. Más aún, el líder de la Libertad Avanza fue tratado como en otros sitios como un presidente electo.

Milei, que es muy puntual llegó con su inseparable hermana Karina al hotel Alvear a la hora en la que se lo escuchaba a Miguel Galuccio, presidente y CEO de Vista, hablar de que Vaca Muerta había permitido revertir el declino de la producción de crudo argentino. «Hoy estamos produciendo 650 Mbbl/d de crudo a nivel país, lo que significa una plataforma exportadora de crudo de 130 mil barriles diarios, mayormente crudo liviano de Vaca Muerta. Para 2023, podríamos llegar a exportar entre 500 y 600 millones de barriles diarios. Esto significaría generar 20.000 millones de dólares de divisas por año”, señalaba.

Por su parte, Gustavo Grobocopatel afirmaba que para el anuncio de la entrada a los BRICS habría que haber tenido «más conversación» y evitar el choque que hubo ayer entre el Gobierno, que la defendió, y Patricia Bullrich y Milei que la rechazaron. Dijo Grobocopatel que los principales socios comerciales de la Argentina integraban el grupo, y que había que tener cuidado en ese movimiento. 

Poco después hablaba Juan Martín de la Serna, de Mercado Libre y faltaba escuchar a Santiago Cafiero, el canciller; al embajador de los Estados Unidos, Marc Stanley. Todavía no habían hablado Juan Farinati el CEO de Bayer ni las diputadas Sabrina Ajmechet, del PRO; Victoria Villaroel, la candidata a vice de Milei y Germán Martínez, del Frente de Todos.

Pero había ansiedad por escuchar a Milei, como suele ocurrir porque siempre es disruptivo.  Lo entraron sin que fuera visto. Permaneció en una habitación a la que tuvieron acceso muy contados empresarios y cuando apareció en el escenario imperó un silencio sepulcral. 

La metralla verbal de Milei no arrancó aplausos de los empresarios. Más bien, lo escuchaban con cautela. Lo aplaudieron al llegar, al final y cuando le mandó un saludo cifrado a la actriz Fátima Florez, su pareja actual.  Sobre el final, un ejecutivo remarcó que ahora el mensaje del libertario es que su plan de su motosierra es a «35 y 40 años». 

«Nosotros no nos vamos a alinear con comunistas», dijo quien ayer aclaró que no se meterá en los negocios de privados con quienes quieran, pero les pidió a los empresarios «liberarse del grillete» del Estado. 

Insistió en eliminar el Banco Central y en dolarizar. «No se dejen robar por un conjunto de delincuentes llamados políticos. Sean libres, no se dejen estafar, porque son ellos los que les meten la mano en los bolsillos, son los que han hecho que este país sea una miseria, pongámonos de pie y volvamos a ser grandes nuevamente», dijo entre muchas otras frases.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Las claves que construyeron el triunfo de Boca en Córdoba

Desde CórdobaOfertas. River tuvo el partido en oferta y no...

Nueva crítica del Gobierno a la marcha universitaria: Es una movilización incentivada por la política

El vocero presidencial planteó que se había llegado a...