Pablo Lozano, un pionero en el fútbol femenino

La selección española de fútbol está en la final del Mundial. El fútbol femenino está de moda. Ahora son todo celebraciones, pero a nadie se le escapa que llegar aquí no ha sido un camino fácil.

El presidente de la RFAF indicaba que todo empezó con aquel España-Suecia en Córdoba y, mucho antes, cuando se empezó a apostar por equipos de fútbol femenino en algunas ciudades y pueblos. En uno de ellos, el de Pablo, Pozoblanco, se hizo un equipo de fútbol femenino con las chavalas de la localidad y de pueblos de la comarca.

Pablo y su familia lograron hacer que el sueño de estas jugadoras se cumpliera. Muchos años de fútbol femenino superando obstáculos. Llegaron a jugar en la segunda categoría del fútbol nacional.

El fútbol desde un prisma global

Lozano entiende el fútbol como escuela de vida. Y en esa escuela entra todo con mucha fuerza: fútbol de élite, amateur, de base, el inclusivo. Y, evidentemente, el fútbol femenino.

España celebra el gol que le da el pase a la final del Mundial. RFEF

Llegó a la Federación un día con una idea muy clara: el fútbol es un acontecimiento universal para hombres, mujeres, niños y niñas, y además tiene que pasar por todos los campos, pueblos y barrios. Y así ha trabajado todos estos años, en unos tiempos tan complicados, en los que a los clubes tanto les cuesta conseguir un pequeño patrocinador. La Federación ha ayudado a los clubes y lo seguirá haciendo, porque como siempre dice él: «Merece la pena que el fútbol llegue a todos los rincones».

No es un presidente de los que se queda en el despacho y solo va a los acontecimientos importantes. Para él, cualquier partido, equipo o acontecimiento es grande: «La ilusión por ganar es la misma en todas las categorías y competiciones», acostumbra a decir.

El fútbol de pueblo

Lozano sabe lo que es el fútbol de pueblo y amateur pues él nació en Pozoblanco. Por eso se identifica con esos equipos modestos de pueblo que son animados por su afición con un sentimiento de pertenencia sin igual. También tiene claro que el fútbol es mucho más que un partido, unos entrenamientos o los fichajes, es un círculo de amistades. Padres que se conocen en las escuelas de fútbol, futbolistas que coinciden en sus equipos, aficionados que se juntan los domingos en un recinto. Esas amistades quedan para siempre. «El fútbol es vivir una experiencia», dice cuando habla del fútbol en general.

La experiencia que él está viviendo en la Federación es para él: «Un regalo de la vida». Y lo de las chicas de la Roja es «el premio de un trabajo excelente». Pablo apuesta que ellas van a ser campeonas. Ojalá.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Las principales frases del discurso de Javier Milei en el acto por el 25 de Mayo en Córdoba

El Presidente dijo que seguirá trabajando por el Pacto...

Los economistas ya descartaron la reactivación en V y ahora se debaten entre la U y la pipa

Después del derrumbe de la economía de 6,1% en...

Liga Profesional: Racing no le tuvo piedad al golpeado Tigre

Fue goleada en Victoria por la tercera fechaEn una...

Visibilización del trabajo cooperativo

El lanzamiento de un disco representa un proceso...