Parece una amenaza: Kicillof criticó el Pacto de Mayo y puso siete condiciones para firmarlo

“El extravagante experimento al que está siendo sometida la Argentina exige acciones extraordinarias del gobierno provincial”, dijo el gobernador bonaerense ante la Asamblea Legislativa provincial. Criticó a los ministros Caputo, Bullrich y Petri.

El gobernador Axel Kicillof al encabezar este lunes la apertura del 152° período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura bonaerense. (Foto NA)

El gobernador Axel Kicillof al encabezar este lunes la apertura del 152° período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura bonaerense. (Foto NA)

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, inauguró este lunes el 152° período de sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense. Con un discurso centrado en marcar las diferencias con la gestión del presidente Javier Milei y una respuesta a la convocatoria al “Pacto de Mayo”. “Después de someter al pueblo, a la democracia y al federalismo a una agresión tan inédita como salvaje, ahora se nos lanza una invitación que se parece más a una amenaza o una imposición que a un diálogo”, dijo.

Para participar de la convocatoria, Kicillof mencionó siete condiciones:

  1. La inmediata reactivación de las obras públicas frenadas caprichosamente que afectan la vida de los 135 municipios.
  2. El respeto al federalismo y la inmediata reposición de los fondos vengativamente birlados a las provincias.
  3. La devolución de los fondos del FONID para los salarios docentes y los fondos para las universidades y el transporte.
  4. La urgente distribución de los recursos destinados a los comedores y los medicamentos.
  5. La derogación del DNU ilegal e inconstitucional, según todos los especialistas de todas las vertientes y que es el marco para el saqueo de recursos provinciales que se viene realizando.
  6. El firme rechazo al delirante proyecto de dolarización, que debilitaría la soberanía monetaria, multiplicaría la desigualdad y que favorecería únicamente al narcotráfico.
  7. El dragado del Canal Magdalena y la defensa irrestricta de nuestra patria y nuestra historia, con el firme reclamo por la soberanía en Malvinas.
Axel Kicillof habló ante la Legislatura bonaerense (Foto: Prensa Provincia de Buenos Aires).

Axel Kicillof habló ante la Legislatura bonaerense (Foto: Prensa Provincia de Buenos Aires).

Tras hacer un repaso ante legisladores, jueces, intendentes, funcionarios de su gabinete, entre otros dirigentes políticos y sociales sobre los ejes principales de su primer mandato en la provincia de Buenos Aires y en los objetivos para este año, fundamentalmente, ante un Gobierno nacional decidido a recortar fondos coparticipables a las provincias.

Leé también: La Casa Rosada redobla la presión sobre los gobernadores por el Pacto de Mayo: “Es un momento decisivo”

Parte de la respuesta a Milei hizo referencia a la legitimidad, a la que suele apelar el Presidente. El gobernador bonaerense remarcó los casi 20 puntos de diferencia que obtuvo respecto del segundo candidato, en las elecciones de 2023, y también mencionó el aval ciudadano a los intendentes.

Qué dijo Kicillof ante la Legislatura bonaerense

“En virtud de la gravedad inédita del contexto, hoy no puedo limitarme a hacer la tradicional exposición, centrada exclusivamente en el desarrollo de la gestión de nuestro ámbito bonaerense. El extravagante experimento al que está siendo sometida la Argentina exige acciones extraordinarias del gobierno provincial”, comenzó planteando el gobernador, en lo que fue el inicio de su exposición para confrontar con Milei.

Tras mencionar que La Libertad Avanza no ganó en ninguna gobernación ni intendencia del país, Kicillof consideró que esto “implica que el Presidente deberá aprender a convivir con gobernadores elegidos a través de los mismos mecanismos que lo transformaron en presidente. Aunque le cueste debe comprenderlo: la democracia se trata de respetarnos mutuamente y cumplir con la Constitución, con las responsabilidades de cada uno y con las leyes. No se trata de apretar, extorsionar, fundir, amenazar, insultar y agredir a quienes no están de acuerdo con sus ideas o proyectos”.

“La Argentina adoptó un régimen representativo, así que Milei debe respetar a los diputados, a los gobernadores y a todas las autoridades elegidas por el pueblo. La Argentina es federal, así que Milei debe respetar a las provincias y a sus pueblos, eso implica cumplir leyes y normas, y dejar de extorsionar a los gobernadores para que aprueben leyes que lastiman los intereses de sus provincias”, agregó más tarde.

Leé también: La Casa Rosada convocará para fin de esta semana a una reunión con todos los gobernadores

Luego de mencionar que “en la campaña electoral repitió hasta el cansancio que el ajuste esta vez no era para los trabajadores, la clase media o los más vulnerables”, el gobernador sostuvo que “Milei aplicó su famosa motosierra, pero la apuntó a los ingresos de los jubilados, de los trabajadores formales e informales, de los públicos y de los privados”.

“Lo escuchábamos declamar el viernes, para regocijo de los trolls que poblaban de los balcones del Congreso, que se ajustó a la política. Como se ve, es puro verso. La motosierra se aplicó sobre los jubilados, los laburantes, los pueblos de las provincias, las asignaciones familiares, las universidades nacionales. Para ser justos y exhaustivos, no todos los renglones del gasto se redujeron, hubo una partida que creció fuerte: fue el pago de servicios de la deuda externa, que se incrementó un 139% en términos reales”, remarcó.

Ante diputados, senadores, funcionarios y dirigentes políticos y sociales, Axel Kicillof abrió las sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense (Foto: Prensa Provincia de Buenos Aires).

Ante diputados, senadores, funcionarios y dirigentes políticos y sociales, Axel Kicillof abrió las sesiones ordinarias de la Legislatura bonaerense (Foto: Prensa Provincia de Buenos Aires).

Kicillof también cuestionó la paralización de la obra pública. “Cuándo Milei defiende orgulloso el ajuste, tal vez no comprende o tal vez no le importa el daño que causa parar las 900 obras que el gobierno nacional tenía en marcha en la provincia de Buenos Aires”, dijo.

Y agregó que “son obras fundamentales para ampliar los derechos y mejorar la vida de los bonaerenses”. “Esas obras nunca las podría hacer un privado simplemente porque no dan ganancia, ni tampoco las financiarán los vecinos porque exceden sus presupuestos familiares. O las hace el Estado o no hay dignidad en la provincia de Buenos Aires”. “Las obras se tiene que reiniciar de manera urgente”, reclamó.

Kicillof reclamó la quita de la coparticipación

Luego de destacar que tras la quita del Fondo para el Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires “todas las fuerzas políticas que reaccionaron con la misma denuncia: las decisiones que tomó el gobierno nacional no son contra un gobernador, no son contra el gobierno, son contra el pueblo de la Provincia de Buenos Aires y deben terminarse”, Kicillof mencionó que la jurisdicción bonaerense en 2023 fue “la provincia que menos recursos tuvo por habitante, y es la que menos trabajadores públicos tiene”.

Según el gobernador, “la Provincia aporta el 40% de la recaudación, pero recibe por coparticipación cerca del 22%” y en 2023 “de los recursos no automáticos, llamados por Milei discrecionales, la provincia recibió el 42%, pero de un monto más pequeño, sumando coparticipación y otras transferencias, alcanzó menos del 25% de los recursos transferidos”.

“Si en lugar de tomar sólo los impuestos coparticipables consideramos el total de los recursos, se observa que un 40% provienen de nuestra provincia, pero de ese total, nuestra provincia recibe solo el 7,5%, mientras el gobierno nacional retiene un 66%. Y Milei insiste en que no le corresponde hacerse cargo de nada, sólo dedicarse a ajustar. Ni de la salud, ni de la educación, ni de la seguridad, ni de la infraestructura. Según su ideología anarcocapitalista todo lo humano le es ajeno. Nosotros, desde aquí, vamos a seguir peleando por recuperar lo que nuestra provincia y todas las demás merecen y necesitan”, agregó.

En ese sentido, planteó que “cuando por su propia obstinación, incapacidad e impericia la llamada Ley Ómnibus fue rechazada, Milei decidió públicamente vengarse. Sostuvo que iba a fundir a las provincias y que las iba a dejar sin un peso. Empezó entonces con una andanada de agresiones hacia los gobernadores, diputados y senadores de todos los signos políticos”, recordó.

El gobernador bonaerense, ante la Legislatura provincial (Foto: Prensa Provincia de Buenos Aires).

El gobernador bonaerense, ante la Legislatura provincial (Foto: Prensa Provincia de Buenos Aires).Por: Nicolas Aboaf

Al respecto, consideró que “en lugar de castigar a los gobernadores, recortó recursos y fondos que van directo a los bolsillos de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto”. Primero mencionó el recorte del Fondo de Incentivo Docente, del subsidio al transporte y el Fondo Compensador del Interior (FCI) y finalmente, hizo referencia a que “aplicó castigos individuales: a Chubut decidió no refinanciar su deuda con Nación, y a la provincia de Buenos Aires, por decreto, le quitó el Fondo de Fortalecimiento Fiscal que viene recibiendo hace tres años”.

Kicillof se definió como un escudo para defender a los bonaerenses

“Incluso habiendo dedicado toda la campaña a advertir sobre el riesgo que corrían los derechos frente a las propuestas de Milei, aun así nos quedamos cortos frente a este espectáculo de improvisación y crueldad. No estábamos preparados para ser un escudo; queríamos ser motor de una etapa donde se profundizaran la industria, el empleo, el desarrollo y el bienestar. Sabíamos que faltaba mucho, pero que eso que faltaba se alcanzaría con políticas nacionales destinadas a producir más y repartir mejor. Pero no hay tiempo para lamentarse”, dijo Kicillof.

Leé también: El Gobierno eliminó como intermediarias de planes sociales a 300 organizaciones y busca ahorrar US$ 34 millones al año

En ese contexto, aseguró que “todas” las medidas de su gobierno “estarán orientadas a amortiguar, frenar, defender, proteger todo lo que se esté abandonando o atacando desde el Gobierno central”.

“Nuestras posibilidades para hacerlo son limitadas, pero nuestra voluntad de proteger al pueblo bonaerense de este ataque no reconoce límites. Si no hay recursos suficientes, los reemplazaremos por más esfuerzo, más presencia, más trabajo, más solidaridad”, adelantó. Y agregó: “Sostener todo lo que quitan es imposible, pero seguiremos trabajando para que les devuelvan a las provincias lo que les corresponde”.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Boca le robó la localía a Quimsa

Semis de la Liga Nacional de BásquetCon Vildoza como...

El Gobierno busca convencer a la oposición de avanzar con la privatización de Aerolíneas

El Gobierno busca convencer a la oposición de...