El Gobierno busca mantener la centralidad y profundiza la disputa con gremios y piqueteros

La Casa Rosada anunció que los planes sociales dejarán de estar atados al salario mínimo. La medida, con trasfondo político, se conoce en una semana de paros y en la previa de una marcha de los movimientos sociales.

Adrián Ventura

Los movimientos piqueteros preparan un nuevo plan de lucha contra el ajuste. (Foto: NA / Mariano Sánchez)

Los movimientos piqueteros preparan un nuevo plan de lucha contra el ajuste. (Foto: NA / Mariano Sánchez)

El gobierno nacional, a través del vocero presidencial Manuel Adorni, anunció que los planes sociales ya no estarán atados al salario mínimo vital y móvil. Es decir, que el haber inicial va a poder ser elevado y, sin embargo, no va a arrastrar para arriba el monto de las asignaciones. Hasta ahora, ambos estaban acoplados.

La gestión de Javier Milei podrá esgrimir razones presupuestarias: más de un millón de personas que cobran planes sin duda implican una enorme erogación para el Estado, y la baja en el gasto social es uno de los reclamos históricos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Leé también: El Gobierno anunció que los planes sociales dejarán de estar atados al salario mínimo

Sin embargo, el trasfondo real de la decisión es político: el anuncio llega en la misma semana en que la Casa Rosada decide confrontar con los gremios, y justo en la previa de la movilización piquetera en reclamo de fondos para los comedores que fueron frenados mediante una decisión conjunta de los Ministerios de Economía y de Capital Humano.

Con esta medida, el Gobierno busca ganar centralidad. Intenta mostrar su capacidad de marcar la agenda y capitalizar el desconcierto de la oposición, aun sin mostrar resultados ante la clase media, en un escenario de crisis económica aguda y con una inflación que sigue haciendo estragos.

Luis Caputo, ministro de Economía, junto a Gita Gopinath, número dos del FMI. (Foto: Reuters)

Luis Caputo, ministro de Economía, junto a Gita Gopinath, número dos del FMI. (Foto: Reuters)Por: via REUTERS

Leé también: Paros de sanidad, estatales, docentes y camioneros, los próximos conflictos gremiales que enfrenta el Gobierno

A su vez, el Gobierno decide desacoplar el monto de los planes del salario mínimo en un contexto de varios paros sucesivos: el miércoles, el de los trenes; el jueves, el de sanidad y el lunes, el de los estatales.

En los hechos, la medida implica el congelamiento de los montos de planes como el Potenciar Trabajo y la AUH, justo un día después de que la Casa Rosada fijara por decreto el salario mínimo en $180.000 para febrero y $ 202.800 para marzo.

En cuanto al Potenciar Trabajo, hasta ahora los beneficiarios percibían una suma equivalente al 50% del salario mínimo, vital y móvil, por lo que el último valor era de $78.000. Con la actualización del SMVyM, el monto de la asignación debía subir a $90.000 y luego a $101.400, algo que, anuncio mediante, no ocurrirá.

El Gobierno deslizó que congelará el valor del Potenciar Trabajo. (Foto: Ministerio de Desarrollo Social)

El Gobierno deslizó que congelará el valor del Potenciar Trabajo. (Foto: Ministerio de Desarrollo Social)

Leé también: Los gremios encaran reclamos sectoriales y los piqueteros vuelven a la calle mientras la CGT no define un paro

Cuando el Potenciar Trabajo se creó, en marzo de 2020, la Resolución 121/2020 publicada en el Boletín Oficial estableció lo siguiente: “La cuantía inicial de la prestación corresponderá al cincuenta por ciento (50%) del SALARIO MÍNIMO VITAL Y MÓVIL establecido por el CONSEJO DEL SALARIO MÍNIMO VITAL Y MÓVIL vigente a la fecha de creación del presente PROGRAMA, pudiendo ser modificada o actualizada por el Ministerio de Desarrollo Social. El pago de la prestación se realizará con periodicidad mensual”. Sin embargo, en el Gobierno adelantan que no es necesario sacar una nueva resolución para avanzar en la medida.

¿Qué ocurrirá en adelante? En principio, el Gobierno podrá mantener congelados los planes, actualizarlos a discreción o establecer una nueva fórmula de actualización. Aunque al asumir el ministro de Economía, Luis Caputo, mostró predilección por la primera alternativa, por ahora es un misterio. El tema amenaza con escalar el conflicto con gremios y movimientos sociales. Y el Gobierno, por ahora, entiende que es una estrategia acertada.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Las tres razones que, según el Banco Mundial, explican el deterioro de la economía argentina

Luego de presentar un peor pronóstico para la economía...

Reacciones a la aprobación de Ley Bases de Milei en el Senado, en vivo

Minutos antes de la medianoche, el Senado aprobó la...

El Gobierno de la Ciudad estimó que costará $278 millones arreglar la zona del Congresos tras los incidentes

Jorge Macri repudió los destrozos que provocaron las organizaciones...