Todo lo que los fans de los Stones querían saber sobre los Stones, y un argentino se encargó de contar

Año a año, la cantidad de libros sobre artistas de rock es cada vez mayor, quizás por la ausencia de revistas especializadas o tal vez simplemente debido a la larga historia que supera la seis décadas, cada una con infinidad de grupos y solistas de culto o de enorme popularidad.

A esta altura parece que todos han tenido una obra, sea autobiográfica o una investigación con datos y anécdotas. La cantera es inagotable, pero sin dudas que hay un puñado de figuras sobre las cuales ya se ha escrito todo lo imaginable: los Beatles y los Rolling Stones.

Sin embargo, el coleccionista y melómano argentino Diego Perri encontró una veta que nadie había abordado: contar la actividad de cada uno de los Rolling Stones cuando no estaban grabando ni tocando con la banda bautizada desde 1969 como The Greatest Rock And Roll Band in the World.

Diego Perri junto a su flamante libro editado en Suiza, Diego Perri junto a su flamante libro editado en Suiza, «Stones fuera de Stones». Foto: Ariel Grinberg El resultado es Stones fuera de Stones, una verdadera enciclopedia de 558 páginas a todo color, llena de fotos y tapitas de discos, que está destinada a ser un libro de culto (es una edición limitada de 300 ejemplares) y que merece tener una versión en inglés para no perderse semejante mercado de fans.

Lo insólito de la obra es que la publicó una editorial independiente de Suiza llamada Zorn Records, comandada por Robert Bindon, un argentino nacido en Banfield que está radicado hace mucho en Laussane.

El prólogo de Bill Wyman

Stones fuera de Stones cuenta con el lujo de tener al mismísimo Bill Wyman a cargo del prólogo, o como prefiere decir Perri, del preludio.

Bill Wyman junto a Diego Perri, autor de los libros Bill Wyman junto a Diego Perri, autor de los libros «República Stone» y «Stones fuera de Stones».Era el único Stone a quien Perri no conocía personalmente, ya que se retiró de la banda en 1993. Pero lo vio el año pasado en una presentación en Londres, le regaló su libro anterior (República Stone, sobre las visitas del grupo a la Argentina) y le habló de éste.

«Este trabajo que Diego elaboró -escribió el bajista- es un proyecto enorme y solo puedo felicitarlo por su excelente atención a los detalles. Esta historia de los Stones y sus carreras solistas será sin duda apreciado por cada fanático de los Stones en todo el mundo».

El esquema del libro es impecable: está toda (¡toda!) la cronología de la vida paralela de los músicos de los Rolling Stones, ordenada año por año. Además, hay dos secciones fijas en cada capítulo: Stoneología con la actividad del grupo madre, y Los vivos de los Stones, con un riguroso punteo de los recitales de cada temporada.

Un detalle no menor es que cada década tiene un color diferente, y al final de cada década están las estadísticas de esos años: cantidad de colaboraciones y cantidad de shows. Y al final del libro los totales.

Un trabajo de años

«El libro ya estaba listo en 2019,» cuenta Diego Perri. «Pero era una época muy complicada donde no había tinta ni papel, y las cotizaciones eran válidas por 24 horas. Pero no hay mal que por bien no venga, porque la demora en concretarlo permitió dos cosas».

Y enumera: «Una, que pudiera ir a Londres, conocer a Bill y que se diera esto del preludio. Por otro lado, llegamos a los 60 años exactos de la primera colaboración, que es de 1963, con Keith Richards tocando percusión en un single de George Bean».

Los Rolling Stones en 1964: Charlie Watts, Mick Jagger, Keith Richards, Bill Wyman y Brian Jones. Foto: ReutersLos Rolling Stones en 1964: Charlie Watts, Mick Jagger, Keith Richards, Bill Wyman y Brian Jones. Foto: Reuters-El listado de canciones es enorme. Supongo que fue necesario limitarte a las ediciones oficiales, para no entrar en el mundo de las grabaciones piratas.

-Sí. Grabaciones que hayan visto el anuncio en formato físico, como vinilos cassettes y CDs. Por supuesto que hay algún capricho de autor que creía que ameritaba incluir. Después hasta me arrepentí de no incluir alguno más.

-¿Cómo surgió la idea de hacer este libro?

-En 2013 viví la alegría de tener un primer libro editado, pero casi inmediatamente hubo un vacío. Ahí empecé a mirar mi biblioteca, donde tengo más de 800 libros sobre los Stones, y me llamó la atención que no había ninguno dedicado por lo menos a las carreras solistas, mucho menos a todo esto junto.

Arranqué anotando de puño y letra en un cuaderno todas las producciones, autoría, coautoría y colaboraciones. En 2015 empecé a volcarlo a la compu.

-La pregunta del millón. Quiero suponer que todo lo que está mencionado lo escuchaste o lo tenés.

-El 99% lo tengo y el 100% está escuchado. Lo más difícil de hallar son una par de singles, por ejemplo uno de Mike Taylor que busco todos los días en eBay. ¡El coleccionista nunca baja los brazos, no descansa! (risas).

Algunas rarezas

-¿Qué músicos argentinos aparecen? Ratones Paranoicos grabó con Mick Taylor.

-Sí, es lo único que hay. Son dos temas en el disco Hecho en Memphis. Otros músicos medio satélites de los Stones grabaron con argentinos, como Jimmy Rip y Bernard Fowler.

Los Rolling Stones, cuando entonces quedaron tres: Ronnie Wood, Mick Jagger y Keith Richards. Foto de prensaLos Rolling Stones, cuando entonces quedaron tres: Ronnie Wood, Mick Jagger y Keith Richards. Foto de prensa-¿Cuáles te parece que son las colaboraciones más raras?

-A mí me llamó bastante la atención una del ’92 de Charlie Watts en un disco tributo a Sidney Bechel, un músico legendario de jazz. Toca en dos temas y en uno de ellos canta, o mejor dicho habla sobre el final de un tema. Algo inusual, porque Charlie nunca cantó.

Hay colaboraciones muy conocidas como Jagger con Michael Jackson, pero después hay una infinidad de cosas que no tuvieron mucha trascendencia ni difusión.Hay muchas cosas con electrónica, algunas muy interesantes y otras inexplicables, salvo que sean amigos.

-¿Ya hay planes para una edición en inglés?

-El tema de la traducción sería un golazo. Es la idea, y estamos viendo el tema de la editorial y la distribución. Sería la gran frutilla del postre, porque hay un público cautivo mucho más grande.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Euro 2024, en vivo: Francia y Países Bajos quieren el primer puesto del Grupo D

El delantero neerlandés, Memphis Depay, marcó el empate 2-2,...

Boca le robó la localía a Quimsa

Semis de la Liga Nacional de BásquetCon Vildoza como...

El Gobierno busca convencer a la oposición de avanzar con la privatización de Aerolíneas

El Gobierno busca convencer a la oposición de...