El horror de Milagros, la nena estrangulada por un hombre que volvió a violar

Eran casi las ocho de la mañana del jueves. Milagros Ayelén Prestes (10) advirtió que su mamá sufría un intenso dolor de cabeza. Fue entonces que le propuso ir hasta un pequeño comercio que está sobre la ruta provincial 222, a unos 800 metros de su casa, para comprarle algún analgésico que aliviara el cuadro.

La nena vivía a la altura del kilómetro 20 de esa carretera, en una zona rural en la que abundan las plantaciones de tabaco, maíz y poroto, en Colonia Aurora, Misiones. Aunque tardaba en regresar, a su madre no le llamó la atención, ya que otras veces había ocurrido algo similar.

Pero poco más tarde se descubriría el horror: Milagros fue hallada estrangulada y con signos de abuso en una plantación de maíz.

Por el crimen, la Policía detuvo a un hombre de 62 años que ya cumplió una condena por haber abusado de otro menor en la provincia de Buenos Aires.

En un primer momento, demoraron a la mamá de la niña y a su padrastro, ya que les resultaba extraño que no hubieran sido quienes reportaran la desaparición, lo que fue concretado por un vecino.

El viernes, apenas unas horas después de retomar los rastrillajes, la Policía encontró el cuerpo. Tenía el pantalón corto a la altura de las rodillas, un indicio claro de que había sido víctima de un ataque sexual, lo cual confirmarían unas horas después los especialistas del Cuerpo Médico Forense.

La nena había sido estrangulada con un cordón a sólo 400 metros de su casa y a 50 metros del camino por el cual volvía del comercio con el analgésico.

Los policías decidieron reconstruir las últimas horas de vida de la víctima. Fue así como surgieron las primeras sospechas sobre un hombre que vive en la zona desde hace unos tres años.

Daniel Alberto Nacimiento fue detenido en Misiones. En Buenos Aires había cumplido una condena por abuso sexual de un menor.Daniel Alberto Nacimiento fue detenido en Misiones. En Buenos Aires había cumplido una condena por abuso sexual de un menor.A Daniel Alberto Nacimiento (62) lo habían visto sobre la ruta que lleva al quiosco y luego con la ropa sucia y bastante alterado en la zona donde finalmente apareció el cadáver.

Los agentes de la División Homicidios rápidamente lo señalaron como el principal sospechoso: se allanó su casa -a un kilómetro de la residencia de la víctima-, donde se secuestraron algunas ropas y también un teléfono celular, pese a que en todo momento buscó entorpecer el trabajo de los investigadores.

Los vecinos dijeron que Nacimiento llegó a la zona hace unos tres años para convivir con una mujer oriunda de esa colonia. Y que buscó establecerse, sin éxito, como predicador del culto evangélico. Se cambió el apellido, para no ser descubierto.

Cuando los investigadores pidieron sus antecedentes, establecieron que entre 2009 y 2017 había cumplido una condena por el abuso de un menor en la zona de San Isidro, Buenos Aires.

Mientras purgaba la pena, Nacimento habría tenido un acercamiento al culto evangélico. Y en esas circunstancias habría tomado contacto vía carta con la mujer de Colonia Aurora con la que finalmente unos años después se mudaría para iniciar la convivencia.

EMJ

Más Noticias

Noticias
Relacionadas