Mariano Cúneo Libarona: quién es y cómo piensa el nuevo ministro de Justicia de Javier Milei

El designado ministro de Justicia Mariano Cúneo Libarona ya tiene in pectore el nombre de una académica para proponer como miembro de la Corte, de un abogado como jefe de los fiscales y de dos expertos en lavado de dinero para la Unidad de Información Financiera (UIF) al presidente electo Javier Milei. También impulsa que Milei le de la titularidad de la Oficina Anticorrupción a la oposición y se frente el juicio político a la Corte que impulsa Cristina Kirchner en Diputados.

Libarona le ganó la pulseada interna a Germán Garavano, quien era impulsado para el mismo cargo por sectores cercanos al ex presidente Mauricio Macri. Su nombramiento cayó bien en los tribunales federales.

Para su gabinete figuran Diego Guerendiain – ex funcionario judicial y profesor de Derecho, Juan Ignacio Petra Cremaschi -especialista en derecho Comercial-, tres notables letrados penalistas y dos ex jueces, entre otros, que están preparando una serie de proyectos para implementar en Justicia.

La primera entrevista que dio cuando su nombre sonaba como ministro fue con Clarín. Cúneo adelantó cuáles serán los ejes de su gestión:

“Se acabarán los operadores judiciales, las “mesas judiciales” y las “valijas” en tribunales. Igualdad para todos los abogados y fallos basados en fundamentos”.“Milei me encomendó redactar un proyecto para darle autarquía financiera a la Corte. Actualmente, todo aumento de las partidas presupuestarias tienen que tener el visto bueno del jefe de gabinete lo que se ha convertido en un mecanismo más de presión y extorsión sobre la Corte”.“Propondremos que primero en el Consejo de la Magistratura se hagan los concursos para elegir los mejores candidatos a jueces antes de que estén las vacantes. Es para dar previsibilidad”.Mariano Cúneo Libarona.  Foto Federico López ClaroMariano Cúneo Libarona. Foto Federico López Claro“Impulsaremos que los consejeros sean de dedicación exclusiva pero siempre respetando el equilibrio de representantes del que habla la Constitución Nacional”. Todo respetando el “equilibrio” de los representantes de los abogados, legisladores, gobiernos y académicos que repuso el fallo de la Corte de diciembre de 2021 y cómo “lo pensaron Alfonsín y Menem caminando por Olivos” en 1994.“Luego convenceremos a los senadores que se necesita cubrir los casi dos tercios de vacantes con los mejores candidatos, sin amiguismos ni apoyos políticos para enfrentar a la corrupción, el narcotráfico y los crímenes comunes que nos obligan a vivir en un clima de inseguridad constante”.El nuevo procurador general de la Nación porque “será el que defina la política criminal en la cual la prioridad tiene que pasar a ser la víctima y no el victimario”, planteó, en contra de la doctrina hipergarantista de Eugenio Zaffaroni que abrazó el kirchnerismo.Para agilizar los juicios por corrupción propondrá una ley de “juicio rápido y plazo razonable partiendo del principio de que ningún juicio puede durar más del doble de la eventual condena que tiene el delito. Por ejemplo, un hurto tiene dos años, entonces tiene cuatro años de plazo”. Y si un juez se excede en este plazo, “será controlado por su superior y sancionado”.También se buscará poner “límites” a los recursos de apelaciones de las defensas. “No es Justicia una condena 24 años después de los hechos”, enfatizó.De la misma forma el juicio por jurados. También prepara cambios para agilizar los juicios laborales y los concursos y quiebras de las empresas a fin de “facilitar la inversión”. “La Inspección General de la Justicia debe volver a ser un organismo de registro y no “legislativo”, como ahora”, adelantó.Otra de las primeras medidas que tomaría será poner en práctica en todo el país el nuevo Código Procesal Penal que establece el sistema acusatorio en el cual la investigación pasará de los jueces a estar en manos de los fiscales. Ahora solo rige en Jujuy y Salta.Reiteró que no se limitarán los amparos y reveló que Milei “siempre me machaca con el respeto a la Constitución de Juan Bautista Alberdi”.El abogado penalista también trabaja en “el tema que más me preocupa: la sobrepoblación en las cárceles”. Para eso trabaja en un proyecto para implementar un sistema mixto entre el Estado y las empresas privadas en las cárceles federales.Entonces, “tenemos que implementar un sistema como en Estados Unidos o Austria donde el Estado mantiene la facultad de la seguridad y los privados se encargan de los servicios. Incluso, con la implementación del trabajo de los presos para que se paguen sus propios gastos y al salir pueden ser resocializados sino producir, como ahora, presos que se perfeccionan como delincuentes y constituyen asociaciones ilícitas”, finalizó Cúneo.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Una auditoría sobre las empresas públicas reveló irregularidades: los detalles

Son datos que TN obtuvo en base a revisar...

Liga Profesional: Racing no le tuvo piedad al golpeado Tigre

Fue goleada en Victoria por la tercera fechaEn una...