Debate presidencial: Javier Milei saldrá fuerte con la economía y apuntará a la idea del cambio total

El debate del domingo es el último enfrentamiento entre los candidatos presidenciales antes de la batalla final en las urnas. Para prepararse, Javier Milei suspendió todas las actividades que tenía y se recluyó solo con su núcleo de asesores. Hasta último momento, discute con su contrincante sobre las reglas del encuentro.

Como en su época de jugador de fútbol esta «concentrado», en esta ocasión en el hotel Libertador que oficia de vivienda-búnker del candidato en días de reuniones, para no tener que viajar hasta Tigre donde tiene su casa.

De hecho, canceló el acto que tenía previsto para el viernes en Parque Lezama – casi un lugar fundacional para La Libertad Avanza- con el que apuntaba a recuperar la épica porteña, para dedicarse de lleno a estudiar los temas.

En su entorno aseguran que el libertario no se presta a ensayos y solo prepara los temas. Sus asesores en esta instancia, además de su hermana Karina, son Santiago Caputo y Nicolás Posse, coordinador de los equipos técnicos y candidato a jefe de gabinete si llegan a la Rosada.

En LLA se niegan a develar la estrategia, aunque algunos datos caen de maduro. El fuerte del libertario es la economía y su contrincante es el ministro de esa cartera, en un país donde el dólar blue superó los $ 1000 y la inflación que va camino al 180 % anual.

Milei se encargará de señalar a Massa como el principal culpable de la crisis económica.

En esa línea, insistirá en que votar al oficialista significa la «continuidad de las políticas de pobreza» mientras que sólo él puede garantizar el cambio.

«Cambio o continuidad» es, de hecho, el slogan más usado en este tramo de su campaña. Vino a reemplazar al de «libertad o kirchnerismo » instalado horas después de la elección general.

«Con lo que pasó en Lomas de Zamora y otros casos te das cuenta que decirle a la gente cosas contra el kirchnerismo no impacta a esta altura», asegura un hombre del espacio.

Con el reciente escándalo del espionaje habrá alguna mención pero casi al pasar, creen que no es un tema de la gente, sino de «la casta» o «el círculo rojo».

Sí consideran que será una buena oportunidad para desbaratar la «campaña del miedo». «Va a rebatir cada una de las mentiras que dicen sobra las propuestas del espacio», apuntan.

Milei subió a sus redes una publicación titulada «fake news sobre Milei» en la que hay 26 puntos. Entre ellos, las propuestas de venta de orgános , de niños, la libre portación de armas. También enumera como falso que «tiene problemas psicológicos», que tuvo sexo con su hermana, que «odia el cuarteto», que «reivindica la dictadura», que «habla con los perros muertos» o que «es títere de Macri».

La publicación que el libertario subió a sus redes para decir que son falsas las cosas que dicen de él.La publicación que el libertario subió a sus redes para decir que son falsas las cosas que dicen de él.Al igual que en estas últimas semanas, en las que necesita conquistar más votos, la intención es que se muestre moderado. Aunque algunos consideran que lo mejor que puede pasar es que se enoje y muestre al «Milei original, efervescente». «Ese es el que nos trajo hasta acá y que quede claro que no es títere de nadie», señala un armador.

En LLA creen que el debate será importante para conquistar el voto de los indecisos, de aquellos que en las PASO y generales se volcaron por otros candidatos y ahora tienen estas dos opciones. «El que logre sacar las flaquezas del otro va a conseguir más votos», agrega.

Cortocircuitos hasta último momento por las reglas del debate

A horas del debate todavía había reclamos dando vueltas por el reglamento. El apoderado de La Libertad Avanza, Santiago Viola, envío una carta el viernes a la Cámara Nacional Electoral solicitando que aclaren los primeros dos minutos de exposición sobre los temas deben transcurrir sin interrupciones.

Dos minutos es el tiempo máximo que, dentro del esquema de libertad, un orador puede usar la palabra de corrido.

Desde el oficialismo, por su parte, contestaron con otra carta firmada por Juan Manuel Olmos en la que señala que «no resulta transparente de cara a la ciudadanía que alguna de las partes pretenda reinterpretar las reglas ya establecidas y publicadas».

Desde la CNE señalaron a Clarín que es «ceder la palabra», que «no están contempladas las interrupciones» y que en todo caso los moderadores serán los encargados de ordenar esa situación.

Cuando se negociaron las cláusulas tampoco hubo acuerdo entre las partes por el uso de «machetes» o no. Finalmente, quedó fijado que podrán tener una hoja en blanco y lapicera para hacer apuntes, pero no llevarse textos para leer.

En LLA aseguran que -al igual que el pedido de más cámaras y planos- son todas «tretas» de Massa para intentar descolocar e incomodar al libertario.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Las claves que construyeron el triunfo de Boca en Córdoba

Desde CórdobaOfertas. River tuvo el partido en oferta y no...

Nueva crítica del Gobierno a la marcha universitaria: Es una movilización incentivada por la política

El vocero presidencial planteó que se había llegado a...