Dos presos se fugaron caminando de una comisaría en Recoleta: uno cayó en un hotel de Constitución

Dos presos se fugaron este martes caminando por la puerta principal de una comisaría del barrio de Recoleta, luego de romper una reja del sector de calabozos. Uno de ellos fue recapturado horas más tarde cuando se hospedaba en un hotel en Constitución.

Además, un tercer detenido logró ser interceptado y recapturado cuando caminaba por el patio de la seccional rumbo a la salida, informaron fuentes policiales.

El hecho se registró alrededor de las 5 de la madrugada en la Comisaría Vecinal 2A de Policía de la Ciudad, en avenida Las Heras 1861, entre Callao y Rodríguez Peña, y cuando en la guardia había cuatro agentes, según Télam.

Los evadidos fueron identificados como Rodrigo Nahuel Ovejero (22) y Eduardo Apablaza Runial (31), este último de nacionalidad chilena.

Ovejero había sido detenido el 17 de mayo por la Comisaría 8A, por un pedido de captura, y se encontraba con una prisión preventiva dictada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 44.

Apablaza fue arrestado el 23 de julio por efectivos de la Comisaría 2B por «averiguación de ilícito«, a disposición del Juzgado 38 del mismo fuero, por haber ingresado a un edificio sin poder justificar su presencia.

Rodrigo Nahuel Ovejero (22) fue recapturado en un hotel de avenida San Juan al 800.Rodrigo Nahuel Ovejero (22) fue recapturado en un hotel de avenida San Juan al 800.Todo comenzó cuando los oficiales de guardia notaron que un hombre caminaba por el patio interno de la seccional y, al notar que se trataba de un detenido que buscaba la salida, lograron atraparlo.

Ese detenido, Elías Hernán Fernández (28), había sido apresado el 9 de este mes en el marco de una causa por «disparo de arma de fuego y lesiones«, por un episodio ocurrido en el Barrio 31/31bis, y estaba a disposición de la Unidad de Flagrancia Este del Ministerio Público Fiscal (MPF) de la ciudad.

Cuando los policías fueron a revisar el lugar donde están alojados los detenidos, notaron que la reja externa del sector de los calabozos 2 y 3 estaba dañada en su parte inferior derecha, con un agujero de 40 por 40 centímetros, en el panel de malla industrial.

Al hacer el recuento de los detenidos, se pudo advertir que faltaban dos de ellos, los ya mencionados Ovejero y Apablaza.

Fuentes policiales indicaron que la principal sospecha es que, tras salir del calabozo, los presos se escaparon caminando por la entrada principal de la comisaría que da a la avenida Las Heras.

Los agentes les informaron a sus superiores que el puesto de imaginaria fue cubierto durante la noche de manera intermitente, ya que el policía apostado a esa labor tuvo que colaborar en el sector de calabozos porque había presos conflictivos y solamente había un sargento de guardia y dos celadores.

A la comisaría se solicitó la presencia de la División Unidad Táctica de Intervención de Alcaidías (DUTIA) de la fuerza de seguridad porteña.

Ovejero fue recapturado en un hotel de avenida San Juan al 800. Una testigo dijo haber visto a los dos prófugos y que uno de ellos se había hospedado en la habitación 2. Allí lo detuvieron.

La causa quedó en manos del fiscal Pablo López, de la Unidad de Flagrancia Este del MPF porteño.

Superpoblación de detenidos

Voceros del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño atribuyeron este incidente a la superpoblación de detenidos que hay en las comisarías y alcaidías porteñas por la falta de traslados al Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Desde el inicio de la pandemia por el coronavirus, en marzo de 2020, se pasó de 61 detenidos a 1.636 en alcaidías y comisarías. De ese total, hay unos 1.300 presos procesados y condenados.

«Actualmente la Ciudad de Buenos Aires cuenta con un 216% más de detenidos de lo que permite la capacidad de sus comisarías y alcaidías», afirmaron.

Además, advirtieron que «pese a los planteos judiciales realizados desde la Ciudad y a los fallos que obligan a resolver el problema, desde el Gobierno Nacional no se cambió esta política».

Esto generó, «además de la superpoblación, graves problemas como la afectación de los derechos humanos de los detenidos, y el redespliegue de personal policial haciendo que cerca de 1.500 policías que deberían estar patrullando las calles estén al cuidado de los detenidos«.

La fuga en San Cristóbal

El martes 10 de octubre, a las 21.45, se produjo otra fuga de presos en la Comisaría Vecinal 3B, ubicada en Catamarca 1345, debajo de la autopista 25 de Mayo, al momento de la cena.

Las autoridades identificaron a los cuatro prófugos como Leonel Meza Sacha, de 32 años, detenido por «robo«; Lautaro José Quinteros, de 22, preso por «robo agravado por el uso de arma»; Iván Marcos Gómez, de 44, alojado en el lugar por «hurto«; y Axel Ezequiel Torres, de 24, imputado en una causa por «robo«.

«De los cuatro evadidos, tres tienen prisión preventiva (hace un mes detenidos) y uno fue condenado y está detenido desde abril», indicaron a Clarín fuentes de la fuerza porteña.

En lo que va de 2023 se conocieron al menos cinco fugas en comisarías de la Policía de la Ciudad en las que un total de 19 presos concretaron el escape. Y otro motín de 34 detenidos fue desarticulado luego de que los presos rompieran los candados de los calabozos para tomar el patio de la comisaría de Villa Crespo.

De acuerdo a fuentes oficiales, la gran mayoría de los prófugos de este año fueron recapturados.

Se trata de una situación agravada por la crisis de hacinamiento en las comisarías de la Ciudad.

EMJ

Más Noticias

Noticias
Relacionadas