Alberto Fernández en Beijing: ampliación del swap con China y un pedido de entrada al banco de los BRICS

Con el viaje de Alberto Fernández en China y la más reducida comitiva que lo acompaña en un viaje internacional, se espera que en las próximas horas se anuncie la liberación de un nuevo tramo del intercambio de monedas con el pais asiático, conocido como swap.

Este nuevo tramo representará un valor de U$S 5.000 millones con los que, teniendo en cuenta que las reservas brutas en el Banco Central no llegan a los U$S 26.000 millones, incluyendo dólares, oro, yuanes y otros, el Gobierno busca mostrar un fortalecimiento de las reservas internacionales a horas del cierre de la campaña electoral del candidato de la oficialista Unión por la Patria, Sergio Massa.

Fernández, que viajó con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se encuentra desde el sábado en China adonde llegó invitado por el presidente Xi Jinping para participar del llamado III Foro de la Franja y la Ruta, la Ruta de la Seda, a la que el Gobierno adhirió en 2022. En ese escenario de los diez del mega plan de inversiones de Xi para sus socios en el mundo, Fernández se podría cruzar con Vladimir Putin invitado de honor del presidente chino mientras Rusia libra una guerra abierta en Ucrania tras haberla invadido en febrero de 2022.

El líder ruso enfrenta sanciones de Occidente y un posible pedido de detención de la Corte Penal Internacional por presuntos crímenes de guerra contra la población ucraniana. Se desconoce si Fernández lo saludará o no.

En lo que hace a la Argentina, Fernández también estará entregando en estas horas de su estancia en Shanghai y Beijing, una carta a la presidenta del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, la brasileña Dilma Rousseff. Firmada por el canciller Santiago Cafiero esta pide la incorporación de Argentina a la entidad bancaria del bloque, con el que el kirchnerismo ideó nuevas formas de financiamiento internacional. La situación es igual inédita porque el Gobierno asumió su deseo de entrar a los BRICS y al Nuevo Banco de Desarrollo a poco de las de las elecciones presidenciales.

Más urgente y tangible es la situación frente al swap, la nueva liberaciones de este tramo del swap por U$S 5.000 millones para el Banco Central servirán para que con ellos pueda intervenir en el mercado de cambios. Para que pueda hacer pagos como el que debe hacerse pronto al Fondo Monetario Internacional.

En ese contexto los principales candidatos de la oposición, Javier Milei, de la Libertad Avanza, y Patricia Bullrich, de Juntos por el Cambio, prometieron frenar la adhesión. Es entonces una señal confusa del pais ante la comunidad internacional. Y también sembraron dudas sobre las prioridades en el relacionamiento internacional.

Ambos manifestaron que no iban a continuar con el proceso de adhesión y dieron diversas razones. El libertario porque dijo que “no” comerciará ni mantendrá relaciones con “comunistas”, lo que genera un frente de inquietud si cumpliera sus palabras, teniendo en cuenta que tanto la China, de Xi Jinping, como el Brasil, de Lula da Silva, son los principales socios comerciales de la Argentina, con los que hay comprometidos miles de millones de dólares en relaciones comerciales sino también numerosos compromisos. En tanto, Bullrich ha dicho que su prioridad no serán los BRICS como si la entrada de la Argentina a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que inició el gobierno de Mauricio Macri y el kirchnerismo abortó.

La reducida comitiva que encabeza Fernández en su último viaje importante de su presidencia la integran, además de Pesce, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería, Cecilia Todesca. Notable es por cierto, la ausencia de la pareja del presidente Fabiola Yañez que, en el medio de rumores no desmentidos de que estaría alejada afectivamente del mandatario, no lo acompañó a ninguno de sus últimos viajes. Ni a Bruselas, ni a La Habana, ni a Nueva York, y Nueva Delhi. Tampoco a Shanghai y Beijing, cuando durante los últimos cuatro años no faltó ni a una gira.

A última hora de este viaje también se bajaron el canciller Santiago Cafiero, que atiende de manera personalizada en Buenos Aires la guerra en Oriente Medio y la repatriación de los argentinos de unos 1.500 argentinos que pidieron regresar de Israel. Y también se debió bajar el canciller Jorge Taiana, en parte porque su contraparte no estaba en Beijing, se informó y por otro lado, porque Fernández terminaría su mandato sin ningún compromiso de alta relevancia en materia militar con China.

El presidente mantuvoencuentros con representantes de CST Mining Group, ProwerChina, CEMEC, China Energy, el grupo Gezhouba, Huawei y Tsingshan, en el marco de la búsqueda de inversiones mineras y decisiones altamente sensibles sobre la licitación del 5G.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas