Murió el fiscal Delgado, que investigó causas de corrupción, DDHH y la tragedia de Once

foto archivo

foto: archivo.

El fiscal federal José Federico Delgado falleció este domingo a los 54 años, informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, que expresó sus condolencias a sus familiares, amigos y colaboradores.

Delgado llevaba más de dos décadas al frente de la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal Nº 6 de la ciudad de Buenos Aires.

Desde allí, investigó el supuesto pago de sobornos en el Senado; el megacanje de la deuda externa; la tragedia ferroviaria en la estación Once; la documentación filtrada por los llamados ‘Panamá Papers‘, en los que apareció mencionado el expresidente Mauricio Macri; el enriquecimiento ilícito del exsecretario de Obras Públicas José López y la muerte de cinco personas en el boliche Time Warp en el complejo Costa Salguero, entre otras causas judiciales.

El fiscal federal también tuvo a su cargo investigaciones por delitos de lesa humanidad cometidas durante la última dictadura militar bajo la órbita del Primer Cuerpo del Ejército.

El 8 de junio pasado la Cámara Federal porteña había ratificado que el fiscal estuviera al frente de la investigación por el viaje de jueces, funcionarios porteños y empresarios del Grupo Clarín a Lago Escondido.

En mayo último, Delgado había criticado los fallos emitidos por la Corte Suprema de Justicia sobre los procesos electorales en San Juan y Tucumán a pocos días de que la ciudadanía fuera a votar.

El sistema judicial, opinó el fiscal en ese momento, «parece estar habitado por un interés particular por fuera de la Constitución».

Delgado también se había manifestado en distintas ocasiones a favor de que todos los jueces y fiscales pagaran el impuesto a las Ganancias «por una cuestión de equidad» y porque no hacerlo «es intolerable para la sociedad».

El funcionario judicial solía trasladarse en bicicleta a su despacho en los tribunales federales de la avenida Comodoro Py 2002 en el barrio porteño de Retiro.

En junio de 2017, a bordo de su rodado, fue atropellado por una camioneta y sufrió heridas cortantes en el rostro y en la cabeza, por las que debió ser atendido en el Hospital Fernández.

Delgado era abogado y politólogo por la Universidad de Buenos Aires (UBA), y se vestía habitualmente de manera informal, con jeans y remeras negras que convirtió en una marca; lo austero era su insignia.

En sus ratos libre practicaba tenis, fútbol y natación.

Fue autor de los libros «Injusticia» y «La cara injusta de la justicia», en colaboración con la periodista Catalina D’Elía, y admirador del filósofo esloveno Slavoj Zizek.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas