Crimen de Morena en Lanús: Horacio Rodríguez Larreta volvió a marcar diferencias con Patricia Bullrich en el combate a la inseguridad

«Creo en los hechos, no en las promesas en el aire», aseguró el jefe de Gobierno porteño, que dio entrevistas acompañado por su precandidato a gobernador Diego Santilli.

Con el acto de cierre en La Plata suspendido por el asesinato de Morena Domínguez, Horacio Rodríguez Larreta encadenó entrevistas en los medios, nacionales y del interior, y lo hará hasta el inicio de la veda a las 8 del viernes. En línea con la estrategia que venía desplegando, el precandidato presidencial se diferenció de Patricia Bullrich, su rival en la interna de Juntos por el Cambio, sobre las propuestas y el modo de encarar el problema de la inseguridad, preponderante en el tramo final de la campaña.

En el equipo de Rodríguez Larreta evitaron dar una mirada concluyente sobre el eventual impacto en las elecciones del domingo luego de la interrupción de las actividades a partir de la conmoción que generó el crimen de la nena de 11 años.

«No lo podemos saber, y probablemente sea negativo para todos. En todo caso puede beneficiar a (Javier) Milei», coincidían los referentes de la estrategia del jefe de Gobierno porteño.

De acuerdo con el análisis de la sede porteña de la calle Uspallata el foco en la inseguridad potencia un eje de discusión más asociado a Bullrich por su discurso duro y su condición de ex ministra del área, aunque el ataque de motochorros en Villa Diamante, Lanús, podría afectar al intendente y precandidato a gobernador Néstor Grindetti.

El impacto del crimen en Lanús

Aun así ponían en duda el impacto. «En todo caso tal vez lo sienta en Lanús y algo en la zona sur de la Tercera, en la que Grindetti es más conocido, pero ya sabemos que en la provincia la boleta que arrastra es la del presidente», evaluaron, y no descartaron a su vez algún efecto adverso para Axel Kicillof.

La suspensión de los actos de cierre prácticamente no tendrá relevancia en la intención de voto, según la mirada del larretismo. El jefe de Gobierno dio entrevistas presenciales, telefónicas e hizo móviles con radios y canales nacionales y de Salta, Chaco, Tucumán, Entre Ríos, Misiones, Mendoza, Rosario, Bahía Blanca, Olavarría, Mar del Plata, Necochea, Tandil y Córdoba.

El crimen de Morena llevó buena parte de los reportajes, y Rodríguez Larreta enunció las propuestas en seguridad con referencias a la gestión porteña, como contó Clarín que había hecho durante la recorrida del miércoles con Diego Santilli por Florencio Varela y Avellaneda.

“Es una mezcla de bronca, tristeza, frustración. Esperamos que la Justicia caiga con todo el peso de la ley sobre estos asesinos. No podemos resignarnos a vivir con miedo. Es cuestión de dejar de discursear y pasar a los hechos. En la Ciudad lo hicimos”, dijo a radio Mitre, y enumeró una serie de medidas que tomaría en caso de llegar a la presidencia.

No es solo proclamarlo, gritarlo, decirlo. Hay que actuar, fortalecer a la Policía, equiparla con tecnología, capacitarla. Voy a hacer lo que ya hice y hay que aislar a los capos narcos en las cárceles y avanzar con la Ley de Extinción de Dominio”, aseguró el alcalde porteño.

Y luego insistió con el envío del Ejército a “cuidar” las fronteras: “Con eso liberamos la Gendarmería y la mandamos a las zonas más calientes de la droga. Cinco mil, seis mil a Rosario y el Gran Rosario. Al conurbano bonaerense, a San Martín”.

Rodríguez Larreta se mostró a favor de bajar la edad de imputabilidad de los menores y remitió al proyecto de Régimen Penal Juvenil presentado por Santilli. “Significa que un chico que mata tiene una consecuencia. Por un lado la reparación, de algo que es irreparable, y por otro que tiene que haber una consecuencia, un aprendizaje”, argumentó el precandidato a gobernador.

«Cambio de tendencia», la expectativa larretista

En el equipo de campaña de Rodríguez Larreta transmitieron la expectativa de un resultado favorable en la interna a partir del “cambio de tendencia” en las últimas semanas, aunque admitieron que las últimas encuestas indicarían una ventaja mínima, dentro del margen de error.

“Yo no creo en las agresiones, en las peleas, en la violencia en la política. Creo en los hechos, en las acciones, en la experiencia. No creo en las promesas en el aire, a la Argentina no la solucionamos con un slogan o con un título”, siguió Rodríguez Larreta con su propósito de marcar un contraste, y ratificó su posición conciliadora a diferencia de Bullrich y el propio Mauricio Macri: “Tenemos que construir una mayoría sólida para impulsar los cambios. Todo lo que hablamos son leyes, que requieren mayoría. Sin mayoría no hay leyes y sin leyes no hay cambios”.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El Gobierno oficializó la disolución de la AFI, con menciones a Nisman y al atentado a Cristina Kirchner

Diputados: Guillermo Francos se reúne con los bloques...

Además, el Topo está despistado

Falta que Milei intente convertir la relación de pareja...

Jubilaciones de Anses: quiénes cobran este martes 16 de julio

La Anses (Administración Nacional de Seguridad Social) continúa hoy...