Por una inflación que no cede, el Gobierno plantea ajustes de 3% en vez de 4% en una canasta de 2.000 productos

Y mantendrán congelados otros 2.000 productos que integran los “Precios Justos” que vencen el 28 de febrero. Las negociaciones con las empresas se anticiparon ante el índice de este enero que se anticipa alto. A pocos días de finalizar enero, el Gobierno ya tiene indicios de que la inflación, este enero, corre la suerte de ser…

por-una-inflacion-que-no-cede,-el-gobierno-plantea-ajustes-de-3%-en-vez-de-4%-en-una-canasta-de-2.000-productos

Y mantendrán congelados otros 2.000 productos que integran los “Precios Justos” que vencen el 28 de febrero. Las negociaciones con las empresas se anticiparon ante el índice de este enero que se anticipa alto.

A pocos días de finalizar enero, el Gobierno ya tiene indicios de que la inflación, este enero, corre la suerte de ser mas alta que la de diciembre. Las consultoras barajan la posibilidad de que registre una suba del 5,5% o 6%, desvirtuándose asi la tendencia a la desaceleración que se propuso la gestión de Sergio Massa.

Por eso, antes de que se termine el programa vigente de Precios Justos, que congeló los precios de unos 2.000 productos de consumo masivo, la secretaria de Comercio intenta prevenir subas más abruptas en el resto de los productos que tienen un sendero de subas del orden del 4%.

Plantea a las empresas que ese ajuste se 3,2% en vez de 4%.  Y también avanzar en la definición de la nueva canasta de precios congelados que sustituirá a la que vence el 28 de febrero. Las reuniones recién comenzaron y prometen ser arduas, según resaltan las empresas.

La voluntad oficial de encorsetar la inflación se da, no solo por el contexto de transitar un año eleccionario sino también por la necesidad de que los gremios firmen paritarias anuales dentro de un margen del 60%, tal como prevé el Presupuesto 2023 sobre la inflación.

Desde la secretaria de Comercio señalaron que “ya hubo reuniones con empresas y supermercados. Vienen bien”, describió una fuente. En cambio, los representantes de la industria que asisten a las reuniones mano a mano con el secretario Matias Tombolini, admiten que todavía falta la pelea más dura: la recomposición de los precios de los productos congelados durante cuatro meses.

”Desde noviembre ya tenemos casi 11 puntos de inflación y todavía no sabemos cuánto va a ser la de enero y febrero, por lo menos la mitad de lo que hubo en el periodo de cuatro meses, nos tienen que dar”, señaló el directivo de una importante industria alimenticia.

Desde Comercio señalan que “lo que se está negociando son los términos del nuevo acuerdo cuando se venza el actual que es por 120 dias. Quizás se adelante un par de semanas y la idea es que ese sendero sea del 3,2% en vez del 4% en el resto de los productos que no están congelados.

En cuanto a la nueva canasta de Precios Justos, habrá otros 2.000 productos que estarán congelados que pueden ser los mismos o pueden cambiar. Seguramente habrá una rotación: saldrán productos congelados y van al sendero de precios y algunos que están en el sendero van a estar dentro de los congelados. Lo que no se sabe es el porcentaje de aumento que tendrán esos productos que entran al nuevo acuerdo de Precios Justos”, resaltaron las fuentes oficiales.

En el mismo sentido, una fuente supermercadista apuntó: “se les está dando a las empresas la posibilidad de cambiar los productos dentro de Precios Justos, sin que se altere la calidad de la canasta” dijo. Y también planteó que las discusiones que “normalmente se tendrían en marzo, se están adelantando para implementarlas lo antes posible”, opinó.

En una de las industrias de peso en los productos de consumo masivo que dialoga permanentemente con los funcionarios confirmaron: “tuvimos una primera reunión y se nos planteó el esquema 4X3”, explicó la fuente, refiriéndose a que el Gobierno planteó que los aumentos previstos por afuera de los Precios Justos, se incrementaran un 3,2% general hasta mayo o junio, en vez del 4% como está estipulado ahora.

El actual programa de precios Justos se lanzó en Noviembre y vence a fines de febrero. Pero la presión inflacionaria esgrimida hasta ahora por las consultoras está motivando a los funcionarios a “adelantarse” en la contención de las subas para que el dato inflacionario de febrero muestre nuevamente una desaceleración, como ocurrió en diciembre cuando el Indice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 4,9%.

“Por ahora fue una reunión bien general. Ahora hay que revisar en detalle a partir de cuándo y qué productos. Estamos esperando que nos den más definiciones. Por ahora está todo muy en el aire”, confiaron en otra de las firmas líderes alimenticias.

Acerca de cómo tomaron la propuesta, las empresas esgrimen los atrasos que vienen teniendo por el aumento en los costos. “Mucho margen no tenemos, con una inflación por encima del 4% mensual, nuestros costos de producción juegan una presión importante”, explicó otro empresario. “Veremos como siguen las conversaciones pero está dificil”, reconoció.