A dos años de la muerte de Diego Maradona: la omnipresencia del Diez, en el primer Mundial que lo tiene ausente

Este 25 de noviembre se lo recuerda en medio de la máxima competencia del fútbol, que lo llevó a la gloria en México 1986. Habrá homenajes institucionales que se sumarán a los espontáneos de los hinchas. Está en todos lados, pero ya no está. Hace dos años que Diego Maradona vive únicamente en el recuerdo,…

a-dos-anos-de-la-muerte-de-diego-maradona:-la-omnipresencia-del-diez,-en-el-primer-mundial-que-lo-tiene-ausente

Este 25 de noviembre se lo recuerda en medio de la máxima competencia del fútbol, que lo llevó a la gloria en México 1986. Habrá homenajes institucionales que se sumarán a los espontáneos de los hinchas.

Está en todos lados, pero ya no está. Hace dos años que Diego Maradona vive únicamente en el recuerdo, aerografiado en banderas, tatuado en la piel de los hinchas, evocado en cantitos y multiplicado en recuerdos. Un día antes de que la Selección Argentina se juegue su clasificación ante México, en Qatar se conmemorará el paso a la vida eterna del, entre otras cosas, autor del gol más increible de la historia de los Mundiales.

La atípica fecha del año para jugar el Mundial, al final en vez de a la mitad, coincidió con el triste aniversario. Como si de esa manera nadie pudiese obviarlo. ¿Y quién lo haría? Basta recordar la indiferencia de Los Pumas para acordarse que hay gente que abre la puerta para que se escape la tortuga.

Abierto a todo el mundo -a todo el mundo que haya viajado a Qatar- este Mundial tiene el Maradona Fan Fest, un espacio para revivir su trayectoria. Funcionará hasta el día de la final, el 18 de diciembre, y se ubica en el hangar privado del emir Tamim bin Hamad Al Thani en el Aeropuerto Internacional de Doha.

El trapo de Maradona, junto a Messi Foto AFP.

Allí se puede ver incluso el avión Tango D10S, ploteado con la imagen de Diego. En el interior del museo se puede encontrar una colección inédita de camisetas originales y otros objetos utilizados por el ex capitán del seleccionado argentino.

Las camisetas que se exhiben pertenecen a dos fanáticos napolitanos, Pierluigi Salemme y Antonio Luise, quienes cedieron más de 450 prendas. Pero también hay joyas de la Selección Argentina y una del Mundial juvenil de Japón 1979 con el número pintado en la espalda, además de la camiseta azul con la que jugó ante Yugoslavia en Italia 1990.

Hay, incluso, una prenda de su época como integrante de los Cebollitas -el origen de todo- hasta un buzo de entrenamiento que utilizó como DT de Gimnasia y Esgrima La Plata, el final de la historia.

El aniversario y los homenajes 

Maradona en lugares: todo vale para evocar a Diego. Foto REUTERS

No es el único homenaje institucional. La Conmebol preparó el suyo, que bautizó “Bajo la estrella del 10” y que recorrerá los logros de Diego en distintas canchas. Llamativo que justo a él, a Maradona, lo homenajeen las instituciones con las que tanto se enfrentó. El traslado de la final de la Libertadores entre Boca y River, desató la furia de Diego, que alcanzó incluso a Claudio Tapia, el presidente de la AFA.  

Para ese homenaje, se espera la presencia de los campeones del mundo Ubaldo Fillol, Alberto Tarantini, Ricardo Villa, Daniel Bertoni, Omar Larrosa y Mario Kempes, por los de la camada de 1978. Nery Pumpido, Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, Claudio Borghi, Ricardo Giusti, Sergio Batista, Jorge Valdano, Carlos Tapia y Héctor Enrique, sus compañeros en 1986.

La conferencia de prensa en la que hablará el director técnico de la Argentina, Lionel Scaloni, -a las 9:30, hora argentina- también coincide con el aniversario y será el momento en que la AFA ofrezca su homenaje al mundo en formato audiovisual. ¿Más? Sí, Direct TV estrenará “Las hermanas de Diego”, un documental que muestra la mirada más familiar del astro. 

Los reconocimientos espontáneos

Maradona estampado en remeras. Foto AFP

“Diego es la pelota del fútbol, porque va a estar siempre. Nunca lo vamos a olvidar, con sus virtudes y sus defectos. Siento que Diego va a estar, sobrevuela. Una idea que la tengo conmigo y que la vivo así: siento que Diego va a estar siempre”, indicó Guillermo Coppola, administrador y amigo de Maradona, aunque terminaron distanciados.

Y no se equivoca, a cada paso hay una referencia, una evocación o un grito de guerra. Si tantos amantes del fútbol nacidos en algún país de Asia hinchas por la Argentina y se sienten identificados hoy con Messi, es porque antes estuvo Maradona.

Diego se quedó afuera del Mundial de 1978, debutó como mundialista en España ’82, brilló con su coronación en México ’86, enorgulleció a los argentinos en Italia ’90 y pagó un costo injusto en Estados Unidos ’94. Como entrenador, también dijo presente en Sudáfrica 2010 y, como espectador, no se perdió ni Francia ’98, Corea Japón en 2002, Alemania 2006, Brasil 2014, y Rusia 2018. Nunca dejó estar presente en un mundial. Ni siquiera ahora, cuando parece imposible. 

Un hincha de Brasil con una camiseta de Diego Armando Maradona en el debut del Scracht en el Mundial. Foto EFE