Tras los incendios forestales, dos guacamayos rojos regresaron al Parque Nacional Iberá

Tras los incendios forestales que durante el pasado verano afectaron severamente a todos los portales del Parque Nacional Iberá, Corrientes, -y en donde se llevó a cabo el sistema de rewilding con el objetivo de preservar y restaurar a las numerosas especies de animales silvestres y de aves que habitan en esa reserva-, felizmente acaban…

tras-los-incendios-forestales,-dos-guacamayos-rojos-regresaron-al-parque-nacional-ibera

Tras los incendios forestales que durante el pasado verano afectaron severamente a todos los portales del Parque Nacional Iberá, Corrientes, -y en donde se llevó a cabo el sistema de rewilding con el objetivo de preservar y restaurar a las numerosas especies de animales silvestres y de aves que habitan en esa reserva-, felizmente acaban de regresar al lugar los dos primeros guacamayos rojos, según informó Fundación Rewilding Argentina (FRA), a través de un comunicado de prensa.

Se trata de Mbutú y de Tokwaj, dos de los cuatro pichones que estaban creciendo en el Portal Cambyretá, ubicado al norte del Parque Iberá, y que, ante la irrupción del fuego que tuvo lugar en el momento más clave del año para el guacamayo rojo, ya que comenzaba su etapa reproductiva, tuvieron que ser trasladados de urgencia a la Estación de Cuarenta Internacional de Especies Amenazadas Aguará, que FRA tiene en la ciudad correntina de Paso de la Patria.

Apenas llegados a ese lugar, los especialistas sometieron a Mbutú y a Tokwaj a una serie de exhaustivos chequeos y estudios médicos para evaluar fundamentalmente el estado de sus pulmones debido a la gran cantidad de humo que habían inhalado durante las primeras horas del fuego. Ya recuperados, los especialistas pusieron el foco en enseñarles todas las habilidades necesarias como para que pudieran volver a desarrollarse con total libertad y autonomía.

 “Son dos pichones de guacamayo rojo que nacieron en la temporada reproductiva del año pasado. Cuando estaban a punto de salir del nido, les faltaban 10 días volar del nido, tuvieron que ser evacuados debido a los fuegos que estaban azotanto la zona del portal Cambyretá”, comentó Marianela Masat, coordinadora proyecto Guacamayo Rojo del Parque Iberá.

“Después de varios meses de estudios y rehabilitación, Mbutú y Tokwaj obtuvieron el alta médica y ya están listos para volver a la vida en libertad en el Parque Iberá, donde, seguramente, se reencontrarán con otros guacamayos”, agregó la especialista.

Por último, Masat destacó que el regreso de estos dos pichones de guacamayos rojos a su hábitat natural es muy importante “ya que volverán a asumir su gran rol de regeneradores de bosques, incluyendo los bosques afectados por el fuego, a través del consumo de grandes frutos y la dispersión de sus semillas”.

El guacamayo rojo o guacamayo aliverde (Ara chloropterus), es un ave de la familia de los loros (Psittacidae), que llama la atención tanto debido a su imponente tamaño, como a su espectacular colorido y al estridente sonido con el que se comunican mientras vuelan.

Si bien por lo general viven en parejas o en pequeños grupos familiares, también se asocian con otros guacamayos, especialmente en tierra, donde se reúnen en grandes grupos para consumir arenas minerales expuestas