Miranda Ruiz: la Justicia sobreseyó a la médica que había garantizado el acceso a un aborto legal

En agosto de 2021 la médica fue procesada tras practicar una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) a una joven de 21 años en un hospital de Tartagal, Salta. 23/09/2022 14:40 Clarín.com Sociedad Actualizado al 23/09/2022 14:40 A un año de haber sido procesada por practicar una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en un hospital de…

miranda-ruiz:-la-justicia-sobreseyo-a-la-medica-que-habia-garantizado-el-acceso-a-un-aborto-legal

En agosto de 2021 la médica fue procesada tras practicar una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) a una joven de 21 años en un hospital de Tartagal, Salta.

23/09/2022 14:40

  • Clarín.com
  • Sociedad

Actualizado al 23/09/2022 14:40

A un año de haber sido procesada por practicar una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en un hospital de Tartagal, Salta, Miranda Ruiz fue sobreseída por la Justicia.

Ruiz quedó envuelta en una causa penal –acusada de forzar a una joven de 21 años contra su voluntad– por la acusación de un ginecólogo, a quien Ruiz justo había denunciado por abuso sexual y por pedir “favores” sexuales o dinero a pacientes a cambio de abortos.

Finalmente este viernes la Justicia resolvió sobreseer a la médica residente, que todo este tiempo estuvo acompañada por organizaciones feministas y de derechos humanos. El CELS se presentó como amicus curiae en el proceso.

El fallo estuvo a cargo del juez Luciano Martini de la Sala I del Tribunal de Impugnación. Dejó en claro que la médica actúo autorizada por la ley cuando garantizó la interrupción legal del embarazo que le fue solicitada.

“Surge con meridiana claridad que existían factores sociales y familiares que ponían en riesgo la salud de J.M., lo cual es confirmado no solo por Miranda Ruiz sino por otros profesionales tanto de las ciencias médicas como de las demás disciplinas que hacen a la cuestión. Esos extremos son corroborados, a su vez, por el informe social”, destacó el juez.

“Debe afirmarse en grado de certeza que Miranda Ruiz actuó autorizada por la ley; por lo tanto, su actividad fue lícita y ello impone dictar el consiguiente sobreseimiento”, concluyó.

El fallo reconoce el concepto amplio de salud según establece la Organización Mundial de la Salud: la salud no es solo ausencia de enfermedad sino el bienestar general.

Miranda Ruiz trabajaba como residente en el hospital Juan Domingo Perón de la ciudad de Tartagal (Salta), cuando una mujer, mayor de edad, llegó al hospital después de recorrer 50 kilómetros, y solicitó interrumpir su embarazo.

Ante este pedido, la mujer fue atendida por un equipo interdisciplinario, quienes constataron que su situación se encuadraba en la “causal salud”, que es la posibilidad de interrumpir el embarazo cuando se encuentra en riesgo la vida o la salud de la persona gestante. El procedimiento indicado para la práctica fue medicamentoso, autoadministrado y produjo efectos mientras Ruiz estaba trabajando en otro centro de salud.

“La justicia local evidentemente no imparte justicia. Si no hacen nada con un ginecólogo varón que hace abortos clandestinos y tiene denuncias de abuso sexual, pero a mí me meten presa en días por garantizar un aborto legal, seguro y gratuito, hay una clara intencionalidad”, había dicho Ruiz a Clarín en una entrevista reciente.

MI