River quiere vivir una fiesta con el regreso de los bombos al Monumental, pero hay alerta máxima por el enojo de la barra brava y sus amenazas

Los bombos vuelven al Monumental. Será este sábado en el partido que River jugará ante Lanús por la quinta fecha de la Liga Profesional. Pero detrás del trabajo que se está realizando para que el estadio sea una fiesta, surgen problemas en el camino. Una vez que el club publicó la novedad, las barras enviaron…

river-quiere-vivir-una-fiesta-con-el-regreso-de-los-bombos-al-monumental,-pero-hay-alerta-maxima-por-el-enojo-de-la-barra-brava-y-sus-amenazas

Los bombos vuelven al Monumental. Será este sábado en el partido que River jugará ante Lanús por la quinta fecha de la Liga Profesional. Pero detrás del trabajo que se está realizando para que el estadio sea una fiesta, surgen problemas en el camino. Una vez que el club publicó la novedad, las barras enviaron mensajes amenazantes. Por lo tanto, hay una alerta máxima.

Como era de suponerse, a la barra oficial –siempre ubicada en el medio de la Sívori Alta- y a la disidente –van a la Centenario Alta- no les cayó bien esta movida. Los primeros porque ven cada vez más reducido su poder, sobre todo después de las detenciones a uno de los líderes, Héctor Caverna Godoy, y varios cabecillas de Los Borrachos del Tablón. Y los otros, los del Oeste, porque creían que, a partir de la debilidad de su grupo antagónico, podían tomar el poder de las tribunas.

Ambos grupos sienten que les siguen recortando espacios y poder con esta decisión de la dirigencia de River, de que los bombos los toquen socios genuinos. Entonces, apelaron a la intimidación. Fuentes del club y de seguridad le confirmaron a Clarín las amenazas. Pero aseguran que no están dispuestos a dar marcha atrás con la nueva medida.

“En los últimos años, el club ha estado trabajando día a día para que la fiesta del fútbol sea de los hinchas genuinos y de la familia, buscando erradicar todo tipo de violencia y apostando al verdadero folklore del fútbol”, afirmó la institución de Núñez en un comunicado oficial.

En ese sentido, se continúa con la línea de trabajo que había iniciado Rodolfo D’Onofrio, quien antes de dejar la presidencia del club apuntaló la idea de una tribuna festiva. Y Jorge Brito, el actual presidente, dejó clara su postura este año luego de que la barra oficial tirara bengalas marinas en el Superclásico con Boca, lo que motivó la determinación de sumar nuevas personas, identificadas como barrabravas, al derecho de admisión.

“Entendemos y compartimos el folclore del fútbol, pero no a cualquier costo. Vamos a trabajar incansablemente para que los violentos dejen de existir en River y que la familia siga viniendo al club. La gente optó por lo sano, por dejar la violencia fuera de la cancha. Nosotros estamos dispuestos a trabajar por ello, pero tenemos que trabajar en conjunto”, había manifestado Brito.

Hasta Marcelo Gallardo se sumó y dejó su mensaje. “A mí me gusta el hincha que alienta en la cancha sin actos de violencia. Que quiere al club y a los colores de verdad. El bombo le da colorido a la tribuna, pero queremos hinchas que tengan esa pasión real por los colores. Y que se manifiesten sin violencia”, había dicho el entrenador de River al respecto. El Muñeco, además, quiere clima de cancha en el Monumental, por lo que desde hace un tiempo viene pidiendo que se trabaje por la vuelta de los bombos.

Entonces, River tomó la idea que sugirieron desde el Comité de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires y que vienen intentando aplicar desde la creación del programa Tribuna Segura con todos los clubes. La de que haya colorido y música en las gradas, pero que sin el manejo de los violentos.

En este marco, un grupo de socios autoconvocados propuso llevar bombos y redoblantes a las tribunas del Monumental. Y River tomó la determinación de apoyar esta iniciativa. Entonces, proveerá los elementos y la música estará a cargo de los integrantes de una escuela de percusión, todos socios de River, cuyos nombres no fueron dados a conocer por su seguridad.

Los asociados que participen de dicha acción serán identificados con su Carnet Único (River ID) validado por el Renaper. Se ubicarán en la tribuna Sívori Baja y estarán custodiados por agentes de seguridad privada. Además, la Policía, la Fiscalía especializada en eventos masivos y el Comité de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires coordinarán el operativo y estarán alertas para garantizar protección.

Los organismos de seguridad saben que puede haber acciones de las facciones de la barra para intentar boicotear esta iniciativa. Pero al igual que River, afirman que quieren avanzar y no están dispuestos a ceder ante la amenaza de los violentos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA