Bajó la desocupación y subió el empleo de la mano del trabajo informal

Por la mayor actividad y el aumento del empleo – en especial entre los asalariados informales–, la tasa de desocupación en el primer trimestre de este año descendió 3,2 puntos, con relación al 10,2% del primer trimestre de 2021 según los datos del INDEC.Con estos números, y proyectado a todo el país (incluyendo población rural), hay 1,5…

bajo-la-desocupacion-y-subio-el-empleo-de-la-mano-del-trabajo-informal

Por la mayor actividad y el aumento del empleo – en especial entre los asalariados informales–, la tasa de desocupación en el primer trimestre de este año descendió 3,2 puntos, con relación al 10,2% del primer trimestre de 2021 según los datos del INDEC.

Con estos números, y proyectado a todo el país (incluyendo población rural), hay 1,5 millón de desocupados: son 700.000 menos que a comienzos de 2021 cuando aún estaban vigentes las medidas de cuarentena.

En el Conurbano bonaerense el desempleo bajó de 680.000 a 460.000 personas: son 220.000 menos.

En tanto, la tasa de empleo aumentó del 41,6 al 43,3% —lo que totaliza unos 20,4 millones de ocupados, unos 950.000 más que a comienzos del año pasado.

Con estos datos, el nivel de ocupación supera el de los años anteriores a la pandemia y recesión y es el mayor porcentaje para un primer trimestre en la nueva serie estadística que arranca en 2016. En tanto, el 7% de desempleo es el más bajo de las misma serie estadística.

Una parte significativa (80%) de este incremento del empleo en el último año  tuvo lugar entre los asalariados informales ( “sin descuento jubilatorio”) que de esta manera volvieron a los niveles de comienzos de 2020, luego de la fuerte caída por la pérdida directa de sus ocupaciones  durante los meses críticos de la cuarentena y pandemia.

En el Conurbano, los ocupados pasaron de 5.051.000, de los cuales 711.000 eran subocupados, a 5.282.000, con 593.000 subocupados.

Este aumento de la actividad y de la tasa de empleo significa que más gente salió a buscar trabajo para recuperar el perdido y reforzar los ingresos de las familias en respuesta al largo periodo de cuarentena, a la disparada de la inflación y a la caída del salario.

En tanto, también se redujo la subocupación (gente que trabaja pocas horas y está dispuesta a trabajar más) del 11,9 al 10%. Y se asemeja al 9,8% del primer trimestre de 2018, antes del inicio de la recesión.

El informe del INDEC detalla que entre la población ocupada el 73,5% son asalariados, de quienes el 35,9% no cuenta con descuento jubilatorio. Un año atrás, el 71,8% eran asalariados, de los cuales el 32,4% no tenia descuento jubilatorio.

De aquí se desprende que a nivel nacional, sobre casi 15 millones de asalariados públicos y privados, 9,5 millones estarían registrados y 5,4 millones trabajan sin “descuentos jubilatorio”.  El resto- 5,4 millones son trabajadores y profesionales por cuenta propia, que en una alta proporción se desempeñan en la informalidad. 

El Informe del INDEC destaca que: .

*La tasa de desocupación se desagrega en un 8,3% para las mujeres, y 5,9% para los varones.

* Por regiones, las mayores tasas de desempleo se ubicaron en Capital y Gran Buenos Aires (7,3%), con CABA en el 4,9% (77.000 desocupados) y el Conurbano con el 8% ( 460.000 desocupados) y la región Pampeana (7,4%), con Córdoba a la cabeza con el 9,7%. Por su parte, la región con menor tasa de desempleo es Patagonia (4,8%).

* En cuanto al nivel educativo de las personas desocupadas, 70,7 % cuentan con hasta secundario completo, y 29,3% presentan nivel superior y universitario, completo o incompleto.

*En cuanto al tiempo de búsqueda, el 58,1% lleva buscando empleo entre 1 y 12 meses, mientras que el 41,8% lleva más de un año.

El informe del INDEC señala que ” la presión sobre el mercado de trabajo (suma de personas desocupadas, ocupadas demandantes de empleo y ocupadas no demandantes disponibles) alcanzó en el último trimestre el 28,5%, 3,9 puntos por debajo del mismo trimestre del año anterior (32,4%)”

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA