Cómo funciona el “robot” de la AFIP que detecta deudores

Con un sistema automático, que rastrea inconsistencias en las distintas bases de datos, la AFIP busca incrementar la recaudación apuntando a aquellas personas de mayor capacidad contributiva, principalmente en el sector agropecuario.El rastreo comenzó en 2020, en el marco de la pandemia y el “robotito”, como le dicen en el organismo que lidera Mercedes Marcó…

como-funciona-el-“robot”-de-la-afip-que-detecta-deudores

Con un sistema automático, que rastrea inconsistencias en las distintas bases de datos, la AFIP busca incrementar la recaudación apuntando a aquellas personas de mayor capacidad contributiva, principalmente en el sector agropecuario.

El rastreo comenzó en 2020, en el marco de la pandemia y el “robotito”, como le dicen en el organismo que lidera Mercedes Marcó del Pont consiguió arrimar $ 3.413 millones durante el año pasado a las arcas.

Si bien es una ínfima parte de la recaudación anual, que llegó a $ 11 billones en 2021, es como si fuera una agencia más de la AFIP que usa recursos de inteligencia artificial para rastrear declaraciones juradas. Son fuentes de información que, en la mayoría de los casos, no requieren datos adicionales de los contribuyentes.

Con esta plataforma inteligente, la AFIP realizó más de 12.900 fiscalizaciones electrónicas el año pasado.

El 60% de los contribuyentes que son contactados por estas inconsistencias responde voluntariamente y paga lo reclamado. ​Una vez que cancela la deuda, el procedimiento se cierra. También puede pedir una prórroga o realizar un descargo. Todo es online.

El resto, que decide no responder, se somete a los procedimientos tradicionales, como las fiscalizaciones físicas.

Existen 14 motivos por los cuales se iniciaron fiscalizaciones electrónicas, según indican el la AFIP. Algunas de estas fueron:

1. La falta de presentación del Impuesto Cedular (rentas producto de dividendos, enajenación de títulos valores, inmuebles y transferencia de derechos sobre inmuebles).

2. Liquidaciones de granos no declaradas.

3. Liquidaciones de leche no declaradas.

4. Subvaluación de inmuebles en el exterior en las declaraciones juradas de Bienes Personales.

5. Utilización de facturas apócrifas (cómputo indebido de crédito fiscal).

6. Rendimientos no declarados por diversas inversiones financieras en el Impuesto a las Ganancias.

7. Acreditaciones del exterior no declaradas.

Los $ 3.413 millones de recaudación adicional por las fiscalizaciones electrónicas, se suman a los $ 1.100 millones ingresados en impuestos adeudados a través de este mecanismo durante 2020. Así, los ingresos generados por la herramienta automática superan los $ 4.500 millones en casi dos años, cuentan en la AFIP.

Más del 50% de los contribuyentes que recibieron las notificaciones de la AFIP por la subvaluación de inmuebles en el exterior rectificaron sus declaraciones juradas.

A su vez, alrededor del 60% del monto recaudado a través de las fiscalizaciones electrónicas corresponde a rectificaciones por las liquidaciones de granos no declaradas y otras inconsistencias del sector agropecuario.

Además del robot, en la AFIP implementaron el uso y procesamiento de imágenes satelitales para fiscalizar al sector agrícola mediante el cruce con otras bases de datos.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA