Abierto de Australia: el eufórico festejo de Rafael Nadal tras ganar y meterse en la cuarta ronda

Es sabido que esta edición del Abierto de Australia quedará en la historia por las numerosas polémicas ajenas al deporte, pero la realidad marca que el torneo de a poco comienza a entrar en su recta final, y Rafael Nadal cada vez suma más confianza y saca más chapa de candidato. Después de derrotar al…

abierto-de-australia:-el-euforico-festejo-de-rafael-nadal-tras-ganar-y-meterse-en-la-cuarta-ronda

Es sabido que esta edición del Abierto de Australia quedará en la historia por las numerosas polémicas ajenas al deporte, pero la realidad marca que el torneo de a poco comienza a entrar en su recta final, y Rafael Nadal cada vez suma más confianza y saca más chapa de candidato. Después de derrotar al estadounidense Giron y al alemán Hanfmann en tres sets, Nadal perdió su primer set en el torneo ante el ruso Khachanov, pero igualmente sacó adelante el partido y se quedó con el triunfo.

Nadal accedía a esta tercera ronda después de derrotar con autoridad a sus primeros dos oponentes, y le tocaba enfrentarse a Karen Khachanov, quien había accedido a esta fase después de vencer al francés Benjamin Bonzi en sets corridos. El partido, que se llevó a cabo en el Rod Laver Arena, tuvo una duración de 2 horas y 50 minutos. El ruso tuvo una buena performance, pero nada pudo hacer ante un Nadal superlativo que se llevó el duelo tras un contundente 6-3, 6-2, 3-6 y 6-1.

Nadal cedió un set por primera vez en el torneo, pero se quedó con la victoria. (REUTERS/Morgan Sette)

En el que es su primer Grand Slam tras superar la dura lesión que sufre en su pie izquierdo, Nadal está demostrando estar a la altura de las expectativas, y además se muestra muy comprometido con el torneo que supo coronarlo allá por 2009. Sin la presencia de Roger Federer, y con la exclusión de Novak Djokovic del evento, Nadal va por el título que lo vuelva a ubicar como el máximo ganador de Grand Slams en la historia.

Ahondando en este compromiso que Rafa tiene con el torneo, se puede hacer foco en el eufórico festejo que tuvo lugar después de la victoria del español. Después de cerrar el partido, el oriundo de Manacor celebró con puño apretado y a puro grito, al igual que en varios tramos del compromiso. De esta manera, el tenista no solo sigue sorprendiendo por su vigencia, sino que deja en claro que va por la consagración.

Además, tras la finalización de las acciones, Nadal habló de lo que fueron sus sensaciones del partido, y dejó las siguientes palabras: “Hoy a la noche jugué contra un gran tenista y contra un gran amigo del circuito. Es el partido más difícil desde que volví. Ha sido mi mejor partido desde que he vuelto. Esta semana está siendo muy especial y jugar aquí lo significa todo”.

Después de conseguir por decimoquinta ocasión el acceso a la cuarta ronda del Australia Open en su carrera, el español podrá descansar unos días mientras espera por su rival, el cual saldrá del duelo entre Mannarino y Karatsev. Por último, Nadal expresó lo siguiente: “Tengo mucha energía para dar, el esfuerzo de mi familia y de mi equipo para que yo pueda estar significa mucho para mí, así que muchas gracias”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA