Comienza el Festival Nacional de Folclore de Cosquín: todo lo que hay que saber

Este sábado 22 de enero, con la actuación de Jorge Rojas y Opus 4, entre otros artistas, comienza la edición 62 del tradicional Festival Nacional de Folclore de Cosquín, que se extenderá a lo largo de sus nueve lunas hasta el domingo 30 de este mes, que tendrá a Sergio Galleguillo, Los Alonsitos y el…

comienza-el-festival-nacional-de-folclore-de-cosquin:-todo-lo-que-hay-que-saber

Este sábado 22 de enero, con la actuación de Jorge Rojas y Opus 4, entre otros artistas, comienza la edición 62 del tradicional Festival Nacional de Folclore de Cosquín, que se extenderá a lo largo de sus nueve lunas hasta el domingo 30 de este mes, que tendrá a Sergio Galleguillo, Los Alonsitos y el Dúo Coplanacu en su velada final.

De ese modo, el clásico encuentro folclórico vuelve al escenario Atahualpa Yupanqui, enclavado en la Plaza Próspero Molina, después de la edición virtual de 2021 a la que obligó la pandemia de coronavirus, transmitida por la Televisión Pública, que será la pantalla a través de la cual se podrá seguir en vivo la nueva edición del Festival.

Por otra parte, el regreso a la presencialidad estará enmarcado en las normas y protocolos que exigen la presentación del pase sanitario, sea el carnet vacunatorio, el Pase Sanitario Ciudadano digital o la aplicación Cuidar 3.6.

Así las cosas, cuando este sábado 22 suenen el Himno Nacional Argentino y el Himno a Cosquín, se habrá puesto en marcha la primera de las nueve clásicas jornadas que componen la grilla del festival que desde su creación, en 1961, se transformó en uno de los escenarios principales en los que confluyen las distintas expresiones del género, a la vez que un espacio consagratorio.

Jorge Rojas será uno de los protagonistas de la primera luna.

La programación, luna por luna

La primera Luna del festival tendrá a Ofelia Leiva, su segmento dedicado a los ganadores del Pre Cosquín, Santa Cruz y Chaco dirán presente en el espacio Postales de provincia, en tanto que Opus Cuatro, el Cuarteto Karé, Martin Paz y Jorge Rojas completarán el cuadro.

La noche del domingo tendrá sobre el escenario a Los Nocheros, Roxana Carabajal, Nestor Garnica, Mario Alvarez Quiroga, Horacio Banegas y Los Tekis, además de más ganadores del Pre Cosquín y la presencia de Jujuy y Misiones en el segmento Postales de provincia.

Para el lunes 24, el programa incluye la actuación de nombres clásicos como Los 4 de Córdoba, Por Siempre Tucu, Los Carabajal y Chaqueño Palavecino. También pasarán por el Atahualpa Yupanqui Marité Berbel y El Dúo Berbel, Adrián Maggi (Consagración Cosquín 2020) y Facundo Toro, Nacho y Daniel: Nombradores del Alba. En Postales de provincia será el turno de Salta.

La Sole estará en Cosquín el 25 de enero. Foto: Fernando de la Orden

El día martes tendrá las voces de dos artistas consagrados en Cosquín: Víctor Heredia y Abel Pintos; también serán de la partida Lucía Ceresani, Nahuel Pennisi y Fabricio Rodríguez. Además, los ganadores del Pre Cosquín dispondrán de dos momentos, en el desarrollo de la programación.

Tres serán los espacios para los ganadores del Pre Cosquín, en la Luna del miércoles 26, durante la cual sonarán los Guitarreros, Flor Paz, Gabriel Macías, el grupo Ahyre y el convocante Luciano Pereyra.

El mapa estilístico se amplía, el jueves 25, de la mano de propuestas tan disímiles como las de Destino San Javier y Pedro Aznar, pasando por la Sole, otra de las figuras que fueron bendecidas por la Próspero Molina a pleno, y Mavi Díaz y las Folkies, además de más ganadores del Pre Cosquín.

Raly Barrionuevo, uno de los nombres de la séptima luna de Cosquín 2022. FOTO MARCELO CACERES

Chacareras al por mayor, para la séptima luna, con Los Manseros Santiagueños, Riendas Libres: Peteco Carabajal, Martina Ulrich y Homero Carabajal; y Raly Barrionuevo; junto a ellos, Micaela Chauque, Mariana Carrizo, José Luis Aguirre y ganadores del Pre Cosquín 2022.

El sábado 29 la velada será encabezada por el dúo Orellana – Lucca, La Bruja Salguero, Leandro Lovato y El Indio Lucio Rojas. También actuarán Los Pacheco, La Callejera, Emiliano Zerbini y Los Videla (Destacado Espectáculos Callejeros 2020), además de Ganadores Pre Cosquín 2022 y la presencia de Río Negro en Postales de provincia.

Finalmente, la edición 62 del Festival Nacional de Folclore de Cosquín tendrá su broche de oro con el Dúo Coplanacu, Yamila Cafrune, Las Voces de Orán, Facundo Toro, Los Alonsitos, Los Trajinantes y Sergio Galleguillo.

Sergio Galleguillo, programado para el cierre del Festival. Foto Marcelo Cáceres

Las entradas están a la venta a través del sitio paseshow.com.ar, a partir de $1300 (sábado 29); $1500 (domingo 23, lunes 24, viernes 28 y domingo 30); $1900 (sábado 22 y jueves 27; y $2100 (martes 25 y miércoles 26)

El pueblo “hospital” que cambió su destino en la calle

A finales de los ’50, Cosquín se había convertido en una especie de refugio para quienes padecían tuberculosis, a partir de la idea de que su atmósfera era ideal para quienes debían tratarse por la enfermedad. Según los relatos de la época, quienes lo atravesaban por la ruta 38 lo hacían poniéndose pañuelos en sus rostros para no respirar el aire de los enfermos.

Semejante cuadro inspiró a varios pobladores a intentar cambiar aquella imagen, y se les ocurrió que montar un festival folclórico sobre ese mismo camino podía resultar una buena manera de hacerlo. Inmediatamente pusieron manos a la obra y construyeron un muro de seis metros que interrumpía el paso de vehículos y transeúntes, como frente del primer escenario del Festival de Cosquín.

No sin polémicas, el ritual de la construcción y posterior demolición se repitió los dos años siguientes. Pero al cabo de la tercera edición del encuentro, ya no había posibilidad alguna de dar marcha atrás. El objetivo había sido cumplido, y Cosquín comenzaba a transformarse en un imán para los músicos del folclore argentino. Para los emergentes, pero también para los consagrados.

De la ruta a la plaza

Potenciado por el impulso que el género experimentaba en todo el país, con el lanzamiento del movimiento del Nuevo Cancionero Argentino como uno de sus motores más poderosos, el festival creció a pasos agigantados, de la mano de formaciones como Los Chalchaleros y Los Fronterizos y nombres como los de Jorge Cafrune, Horacio Guaraní, Carlos Di Fulvio y Daniel Toro, entre otros.

En sintonía con el crecimiento de la convocatoria, que lentamente se expandiría hacia los cuatro puntos cardinales de la Argentina, el encuentro cambió de locación. Ya no era necesario detener el tránsito de quienes pasaban por la ciudad; al contrario, la ruta se había transformado en el camino obligado para llegar a la Plaza Próspero Molina, nuevo enclave del escenario coscoíno.

Mercedes Sosa y el público, una postal histórica del festival.

Desde entonces, a lo largo de sus “lunas” de verano, el Festival Nacional de Folclore de Cosquín fue testigo de la historia de buena parte de la música popular argentina y eje de polémicas estéticas, políticas y comerciales.

Consagraciones, prohibiciones y resurrecciones

De Mercedes Sosa a Soledad Pastorutti, de Víctor Heredia a Abel Pintos y “Chaqueño” Palavecino, entre muchísimos otros, el escenario que recibió el nombre Atahualpa Yupanqui en 1972 fue testigo de la consagración de artistas cuyas trayectorias se dispararon tras haber sido “bendecidas” por su público.

Del mismo modo que lo fue de las proscripciones y prohibiciones que, sobre todo a partir de mediados de los años ’70, borraron de la programación a los artistas perseguidos por la Triple A, creada bajo la tutela del gobierno peronista, y luego por la dictadura militar encabezada por Jorge Rafael Videla, que completó la implementación del Terrorismo de Estado en el país.

El tifón de Arequito, Soledad Pastorutti, en los lejanos ’90.

El perfil artístico más “pasatista” contrastó con el cambio de rumbo que significó la llegada de Raúl Alfonsín al poder; con Mercedes Sosa como gran estandarte, la Próspero Molina se abrió a las voces de artistas como Teresa Parodi, Raúl Carnota, Suna Rocha, Peteco Carabajal, entre otros y a propuestas como las del Trío VItale-Baraj-González, que nutría de nuevos sonidos al género.

Más adelante tomarían protagonismo las polémicas en torno a las idas y vueltas “comerciales” de sus organizadores; el “folclore joven”, con las caras visibles de Los Nocheros y La Sole primero y formaciones como Los Alonsitos y Los Tekis más adelante, y alguna que otra “transgresión”, con Charly García a la cabeza, se adueñaría de la escena durante un tiempo.

Sin embargo, mientras su escenario ganaba en tamaño y sofisticación tecnológica, nada logró, a lo largo de sus 61 ediciones ya transcurridas, cambiar el eje de la cuestión que hace del Festival Nacional de Folclore de Cosquín un punto de encuentro referencial para la música popular argentina. En ese punto, las virtudes de una buena canción y una buena interpretación siguen haciendo la diferencia.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA