Para Lee Jung-jae, protagonista de El juego del calamar, los críticos deberían volver a verla

El juego del calamar, la serie coreana de Netflix sobre un torneo de juegos infantiles a muerte, suscita fuertes reacciones: el público se siente fascinado o la rechaza. Los fans más intensos quieren ponerse equipos deportivos al estilo de El juego del calamar, hacer caramelos de dalgona o incluso aprender coreano. Los detractores se quejan…

para-lee-jung-jae,-protagonista-de-el-juego-del-calamar,-los-criticos-deberian-volver-a-verla

El juego del calamar, la serie coreana de Netflix sobre un torneo de juegos infantiles a muerte, suscita fuertes reacciones: el público se siente fascinado o la rechaza. Los fans más intensos quieren ponerse equipos deportivos al estilo de El juego del calamar, hacer caramelos de dalgona o incluso aprender coreano. Los detractores se quejan de la violencia atroz y de los vacíos argumentales.

En el mes transcurrido desde su estreno, la serie se ha convertido en un fenómeno mundial y es la serie nueva de Netflix más vista de la historia, según el servicio de streaming. Sigue siendo uno de los títulos más populares del servicio. (En otra medida de su penetración cultural, inspiró una extraña parodia de Fiebre de sábado por la noche).

Pero la manía mundial de El juego del calamar ha tenido poco efecto en la estrella de la serie, Lee Jung-jae, quien dijo que disfrutó todo, pero que “no hay mucho” diferente en su vida. Y hacer la serie tampoco lo ha convertido en un mejor jugador de juegos.

Un mal jugador

Lee Jung-jae, el actor protagonista de El juego del calamar.

Atención, aquí comienzan algunos spoilers sobre la serie.

“Soy muy malo en los juegos. Yo mismo nunca habría llegado al final de El juego del calamar“, dijo Lee la semana pasada. “Bueno, tal vez habría hecho un trabajo relativamente bueno en las bolitas, pero no creo que hubiera durado tanto. Habría abandonado antes el juego”.

“Abandonar” no es realmente una opción en los juegos despiadados (a menos que la mayoría de los concursantes voten por dejarlo).

Los atribulados concursantes persisten en la esperanza de que ganar el premio en efectivo redimirá sus vidas, y la mayoría están dispuestos a abandonar su moral en pos de la victoria. Aunque Gi-hun acaba ganando, el juego lo priva de su mejor amigo de la infancia, Sang-woo (Park Hae-soo), su oponente en la batalla final.

El juego del calamar es la serie más vista en la historia de Netflix.

“Incluso en el primer episodio, cuando intenta presentar a Sang-woo a otras personas”, explica Lee, “Gi-hun dice una y otra vez que Sang-woo era el chico más inteligente de su barrio.

Pero su amigo tomó muchas malas decisiones en su vida y ahora en el juego, engañar a otras personas, matar a otras personas. Fue un gran shock para Gi-hun que alguien que le hacía sentir tan orgulloso hiciera cosas tan brutales”.

Al final, Gi-hun está tan desmoralizado que deja su premio intacto. En los últimos momentos de la serie, se da cuenta de que quiere hacer algo para detener este juego terrible, financiado por gente rica que apuesta por los resultados.

¿Es éste un comentario sobre la disparidad económica y la bancarrota moral? Tal vez. (Nuestro crítico es escéptico sobre su eficacia.) Lee, sin embargo, cree que el verdadero mensaje es sobre el altruismo.

El recorrido de Lee Jung-jae

Una escena de “El juego del calamaar”, la serie coreana de Netflix.

Antes de ser el jugador número 456, Lee era un modelo convertido en actor que había protagonizado varias películas coreanas de éxito, como el thriller erótico The Housemaid y el premiado drama de gánsteres Deliver Us From Evil. Está a punto de debutar como director con el thriller de espionaje Namsun, que también produce.

Lee habló sobre El juego del calamar en una conversación telefónica desde Corea del Sur, ayudado por un traductor. Estos son extractos editados de la conversación.

-¿Cómo ha sido la reacción del mundo al éxito de su programa, con todos los diferentes memes, parodias y desafíos que hay? ¿Le hizo ver el programa bajo una nueva luz?

-He visto algunas reacciones en las redes sociales y en YouTube, y he tratado de entenderlas. Vi muchos videos de reacción en YouTube, videos de los propios espectadores viendo El juego del calamar en tiempo real. No había visto en mi vida estos supuestos videos de reacción. Me parece muy interesante y divertido. Así que sí, he estado pendiente de cómo reacciona el público mundial.

También tengo esperanzas en otros contenidos coreanos, porque El juego del calamar hizo un buen trabajo para dar a conocer las series y películas coreanas, que espero que ahora encuentren un público más amplio.

El juego del calamar es bastante polarizante, como debe saber. Algunos críticos le achacan ser inútilmente violenta o tener un mensaje difuso, si es que tiene alguno. ¿Cómo respondería a esas críticas?

-Bueno, cada uno tiene su propio gusto, y yo respeto completamente la respuesta de cada espectador. Entiendo que haya respuestas mixtas. En Corea, la gente tiene una mentalidad altruista; no tendrías amigos si no fueras amable y considerado. Eso es porque los coreanos creen que sus amigos son muy valiosos e importantes.

Yo quiero mucho a mis amigos. Me preocupo por ellos. Me gustaría mantener una buena relación con ellos. Y creo que lo que ha hecho El juego del calamar es vincular este tema del altruismo al argumento del juego de supervivencia. Además, ha añadido unos efectos visuales muy impresionantes.

A los espectadores que encontraron la serie un poco menos interesante, me gustaría recomendarles que la vuelvan a ver porque El juego del calamar no es realmente un programa sobre juegos de supervivencia. Trata de las personas.

Creo que nos planteamos preguntas a nosotros mismos mientras vemos la serie: ¿He olvidado algo que no debería perder de vista como ser humano? ¿Había alguien que necesitaba mi ayuda, pero yo no fui consciente de eso? ¿Debería haberlos ayudado? Creo que si vuelven a ver la serie, el público podrá darse cuenta de más de estos elementos sutiles.

-¿Es consciente del debate que existe entre algunos espectadores sobre si es mejor ver la serie subtitulada o en la versión doblada, que ofrece menos matices?

-Estoy seguro de que Netflix ha hecho un gran trabajo al realizar el subtitulado de forma que ayude a la audiencia global a entender más fácilmente la serie. No creo que los pequeños detalles importen tanto, y no creo que cambien realmente el tema principal o el argumento. Pero, por supuesto, cada región tiene una cultura diferente.

Podría haber una palabra específica en coreano que encapsulara con precisión un concepto que podría no existir en otras regiones. Creo que en ese caso, cambiar las palabras en los subtítulos para ayudar al público a entender mejor la historia está bien. No creo que los sutiles matices cambien realmente la forma fundamental de comunicar la serie, así que no me preocupan esas pequeñas diferencias.

A partir del éxito de El juego del calamar, se dispararon las ventas de las zapatillas Vans.

-En el final, Gi-hun se queda en Corea del Sur, en lugar de subirse al avión hacia Los Ángeles. Netflix no ha dicho si habrá una segunda temporada, pero si la hay, ¿qué quieres que le pase a tu personaje?

-Esa es una pregunta muy difícil porque la historia podría ir en cualquier dirección, y algunas de las emociones de Gi-hun son muy complicadas. Es un personaje muy intrigante. Supongo que podría ir y tratar de castigar a los creadores del juego. O podría tratar de impedir que los nuevos concursantes lo jueguen. O podría intentar unirse al juego de nuevo. No tengo ni idea en este momento.

-En esta temporada vimos que el protagonista (Lee Byung-hun) había sido un ganador anterior. Así que si a Gi-hun se le ofreciera la oportunidad de sustituirlo y dirigir el juego, ¿cree que la aceptaría? Podría significar el poder de cambiar las reglas.

-Bueno, para empezar, ¡nunca voy a dejar que nadie muera! Si la historia va en esa dirección, Gi-hun acabaría en una posición como la de Oh Il-nam, el viejo (interpretado por Oh Yeong-su). Pero ya sabes que en El cazador, el personaje que interpreta Christopher Walken nunca sale adelante, ¿verdad? Eso podría ser lo que ocurre.

Fuente: The New York Times

Traducción: Patricia Sar

WD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA