Congelamiento: división entre empresarios acerca de recurrir a la justicia

El congelamiento de los precios que el Gobierno decidió implementar a través de una resolución a falta de un acuerdo con las empresas proveedoras, generó disidencias internas en el seno de la COPAL, la cámara que agrupa a las principales empresas alimenticias del país. Sucede que aunar posiciones en un tema tan sensible se torna una tarea…

congelamiento:-division-entre-empresarios-acerca-de-recurrir-a-la-justicia

El congelamiento de los precios que el Gobierno decidió implementar a través de una resolución a falta de un acuerdo con las empresas proveedoras, generó disidencias internas en el seno de la COPAL, la cámara que agrupa a las principales empresas alimenticias del país. Sucede que aunar posiciones en un tema tan sensible se torna una tarea por demás complicada para una entidad que -además- agrupa a 35 cámaras que representan a unos 14.500 fabricantes.

Las empresas ya venían sensibilizadas por el tema: consideraban que ya habían cedido lo suficiente durante la gestión de la ex secretaria de Comercio Paula Español, por la implementación del programa Precios Cuidados. Por eso, la idea de congelar los precios de otros 1240 hasta enero, terminó escindiendo aguas entre los fabricantes.

Algunos, se muestran más dispuestos a resolver con la secretaria de Comercio, las diferencias que mantienen sobre los precios de sus productos. Es decir, son más propensos a continuar el diálogo para revertir las distorsiones planteadas en el nuevo escenario. En esta línea estaría ubicado el titular de la COPAL, Daniel Funes de Rioja, más inclinado a sostener el dialogo con los funcionarios, al menos hasta las elecciones de noviembre, según la idea que además manejaría la Unión Industrial (UIA).

Del otro lado, hay otras empresas que no están decididas a acatar el congelamiento compulsivo aplicado por el secretario de Comercio Roberto Feletti y ya pusieron a trabajar a sus departamentos legales para analizar posibles acciones (amparos) en la Justicia.

Desde una de las más importantes alimenticias comentaron en off, que la posición de la compañía fue dialoguista “hasta cierto punto” y que cuando supieron que Feletti dictaría una resolución para hacer cumplir el congelamiento, decidieron adoptar una actitud más beligerante.

“Ya veníamos negociando las subas a cuentagotas. Nos dispusimos a aceptar los Precios Cuidados. Siempre tuvimos vocación de diálogo pero volver los precios al 1° de octubre implica vender casi sin márgenes, teniendo en cuenta que los costos siguen aumentando. ¿Quién absorbe la pérdida?”, señalaron en una de las empresas que tienen varios productos “afectados” por la nueva medida oficial.

En tanto en otra destacaron otro punto: “los tiempos fueron muy justos. Nos convocaron para hacer las listas, las empresas se apuraron para cumplir con eso y la resolución ya estaba practicamente hecha”, apuntó el vocero de otra compañía que igualmente dijo que va a cumplir con la resolución 1050.

Mas allá de la posición que adopte en la negociación con los funcionarios, cada empresa tiene una realidad distinta, según la cantidad de productos que tienen incluidos en la lista con precios congelados.

El martes, tras las primeras negociaciones con los funcionarios, la COPAL emitió un comunicado muy duro en el que planteaba que “los acercamientos realizados hasta el momento reflejan la falta de voluntad por parte de las autoridades para realizar un acuerdo con el sector”.

“Además, se evidenció que, a pesar del esfuerzo realizado por las empresas en enviar sus propuestas de participación, las mismas no fueron tenidas en cuenta, así como tampoco fue considerado el pedido de generar un espacio de intercambio en lo inmediato, que permita clarificar las realidades y posibilidades de los distintos sectores y encontrar en conjunto un acuerdo sostenible”, se quejó la cámara.

Ademas, la entidad consignó en el comunicado que “frente a la amenaza de la aplicación de la Ley de Abastecimiento y las manifestaciones sobre codicia, hay que reconocer que la industria no es la causa de la inflación sino que sufre sus consecuencias”. La realidad demuestra que las políticas de congelamiento de precios no logran resolver los desequilibrios macroeconómicos que dan origen a la inflación”, finalizó.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA