Boca, de la ilusión de Selección de Rojo a la recuperación y el gran momento de Almendra

Más de tres años era lo que llevaba Marcos Rojo sin marcar un gol. El último festejo fue uno que probablemente todo argentino futbolero recuerde: ante Nigeria en el Mundial de Rusia, el 26 de junio de 2018. Aquel gol en el último minuto que salvó la eliminación en primera ronda. Y recién anoche el…

boca,-de-la-ilusion-de-seleccion-de-rojo-a-la-recuperacion-y-el-gran-momento-de-almendra

Más de tres años era lo que llevaba Marcos Rojo sin marcar un gol. El último festejo fue uno que probablemente todo argentino futbolero recuerde: ante Nigeria en el Mundial de Rusia, el 26 de junio de 2018. Aquel gol en el último minuto que salvó la eliminación en primera ronda. Y recién anoche el marcador central se sacó la mufa y en el Tomás Adolfo Ducó festejó por primera vez con la camiseta de Boca. “Lo venía buscando hace bastante y por suerte se dio. Con Pavón éramos los designados y él me lo dejó; me tenía confianza”, dijo el zaguero de 31 años.

También habló de otras cuestiones Rojo, sin dudas uno de los referentes del juvenil plantel que comanda Sebastián Battaglia. Y tocó dos temas importantes: la derrota ante River y la Selección Argentina. “Tuve la desgracia de la expulsión en el clásico. Fue injusta y nos costó bastante. Los chicos, igual, corrieron, dieron la cara y se la bancaron”, señaló respecto a la caída 2-1 en el Monumental de semanas atrás.

¿Qué dijo de la Selección Argentina? “Uno trabaja día a día en el club para tener la posibilidad. Me esfuerzo para ponerme bien físicamente, estoy jugando, que era lo que quería. La verdad es que me encanta jugar para la Selección, defender la camiseta del país. Yo espero. Ojalá en el futuro tenga una oportunidad. Hoy pienso en hacer las cosas bien acá, después las demás cosas vendrán solas”, sostuvo el defensor también disputó el Mundial de Brasil 2014.

Rojo sonríe y festeja. Foto Marcelo Carroll

La figura de la noche

Con el correr de los partidos, Battaglia va encontrando el equipo y la forma para su Boca. Y si Rojo e Izquierdoz son piezas fundamentales en la defensa, en el mediocampo comienza a afianzarse Agustín Almendra, la debilidad de Juan Román Riquelme. Pudo Almendra completar los 90 minutos después de varios meses y, además, marcó por segundo partido consecutivo. “Me tengo confianza para patear de afuera”, declaró el juvenil de 21 años.

La historia reciente de Almendra es conocida: algunos meses atrás se ausento a los entrenamientos sin previo aviso. Fue Miguel Russo quien lo rescató y ahora Battaglia el que le ratificó la confianza. “Tuve un tiempo alejado del club por malas decisiones que a veces uno toma”, aseguró. Y cerró: “Yo entreno para tener continuidad y para poder ayudar a mis compañeros. Me venía costando un poco por el tema de que me lesionaba, me recuperaba y me volvía a lesionar. Pero ahora me siento bien, con confianza”.

Almendra y sus compañeros celebran luego del golazo del volante. Foto Marcelo Carroll

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA