Por qué hay aceleración en los precios si el dólar y las tarifas están pisados

El congelamiento del dólar y las tarifas no dan resultados. En lo que va del año el primero subió 1,7% promedio mensual, las segundas 1,1% y la inflación núcleo (aquella que sólo mide el precio de los bienes no regulados, o sea, los que se determinan por la oferta y la demanda) 3,6%.¿Qué está pasando…

por-que-hay-aceleracion-en-los-precios-si-el-dolar-y-las-tarifas-estan-pisados

El congelamiento del dólar y las tarifas no dan resultados. En lo que va del año el primero subió 1,7% promedio mensual, las segundas 1,1% y la inflación núcleo (aquella que sólo mide el precio de los bienes no regulados, o sea, los que se determinan por la oferta y la demanda) 3,6%.

¿Qué está pasando si Martín Guzmán tiene toda la botonera a su alcance y los precios se aceleran?

Hay dos interpretaciones que esbozan algunos especialistas.

La primera es que la economía está más abierta que un año atrás. Las empresas empezaron a recuperar los márgenes de ganancias que en 2020 no pudieron actualizar. Esto mismo, o parecido, sucede en el mundo. La inflación anual en EE.UU. (se conoció ayer) ha sido 6,5% y el salario real por hora de los estadounidenses cayó 1,9% desde que Joe Biden asumió. Los precios de las vacaciones de este año tendrán algo de esto y que los argentinos sufrirán: en la Costa y en la Patagonia muchos querrán recuperar en un verano lo que perdieron en un año y medio. En Argentina y el mundo.

La segunda explicación es más preocupante. Y es que los comerciantes y fabricantes podrían estar contabilizando sus mercaderías no al dólar de $ 99 (oficial mayorista) sino al de $ 180. Esta conducta, por motivo precautorio (no saben si mañana accederán al dólar oficial), hace el Indec releve que la inflación de los productos importados desde mayo de 2020 es mayor al precio que sube el dólar oficial. Ahora, esto sucede hace casi un año y medio… ¿acaso no ven las autoridades que tener un tipo de cambio oficial es cada vez más decorativo?

Una brecha arriba de 80% hace que estas conductas se afiancen cada vez más. Se cotiza una mercadería o un servicio por el dólar de $ 180 y no el de $ 99.

Todo esto sin mencionar, claro, el lado monetario de la inflación. El aumento de la emisión para compensar la caída de la demanda en la pandemia está provocando tensiones en los precios porque la demanda se irá recomponiendo. Por todo esto, por más que el dólar y las tarifas sigan quietas, la inflación sube. Y seguirá subiendo. Lo dijo el FMI esta semana. “Las expectativas de inflación en Argentina están desancladas”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA