La oposición venezolana cambia de estrategia y está a un paso de volver a presentarse a elecciones

CARACAS.– “Toda la oposición va a participar con candidatos a las gobernaciones y alcaldías en las megaelecciones del 21 de noviembre y así va a ser. Vamos a una tremenda elección por el país y felicito a todas las oposiciones que están anunciando sus candidatos”, vaticinó el presidente venezolano, Nicolás Maduro.El mandatario, en un nuevo…

la-oposicion-venezolana-cambia-de-estrategia-y-esta-a-un-paso-de-volver-a-presentarse-a-elecciones

CARACAS.– “Toda la oposición va a participar con candidatos a las gobernaciones y alcaldías en las megaelecciones del 21 de noviembre y así va a ser. Vamos a una tremenda elección por el país y felicito a todas las oposiciones que están anunciando sus candidatos”, vaticinó el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El mandatario, en un nuevo alarde de su estrategia bipolar (ofrecer con una mano y golpear muy duro con la otra), añadió que “hay un sector extremista que no abandona el camino de la violencia”, en referencia a Voluntad Popular (VP), partido del presidente encargado, Juan Guaidó, y del exprisionero político Leopoldo López.

¿Miente Maduro o adelanta a conveniencia su mejor escenario electoral para noviembre? Dirigentes opositores y analistas consultados por LA NACION coinciden en afirmar que hay una corriente mayoritaria que apostó por participar en el proceso de noviembre y de hecho los movimientos en las candidaturas de los últimos días así lo confirman. La decisión final, en especial la de VP, no se conocerá hasta agosto, cuando la Unión Europea (UE) presente el informe de la misión electoral enviada este mes a Caracas. Una misión que contempló en directo la detención del diputado Freddy Guevara, uno de los negociadores con Maduro, y el hostigamiento, con disparo incluido, contra Guaidó y su equipo.

Al margen de los sectores radicales de María Corina Machado y Antonio Ledezma, que no se han planteado participar en ningún momento, solo VP mantiene reticencias y diferentes posturas en su seno. La Causa Radical sí se ha decantado por no participar. Los otros tres grandes partidos de la oposición, el centrista Primero Justicia (PJ), el socialdemócrata Acción Democrática (AD) y el socialcristiano Un Nuevo Tiempo (UNT) están decididos a dar la batalla electoral.

“Maduro miente, pero sí es verdad que la participación irá más allá de la ‘oposición a la medida’ que se presentó en 2020 [elecciones parlamentarias]. Todo dependerá de cómo se sigan produciendo las etapas y actividades del proceso”, sostuvo el analista Jesús Castellanos.

Tras participar en unos comicios regionales en 2017, la oposición real no se presentó ni en las presidenciales de 2018 ni en las elecciones de 2020, pero la situación es hoy muy distinta, como confirmó la última encuesta de Delphos, hecha pública en un acto de la prestigiosa Universidad Católica Andrés Bello: el 82% de los venezolanos cree que la oposición debe participar en las elecciones, pese a la ausencia de condiciones democráticas.

La Iglesia Católica, la sociedad civil y el sector opositor encabezado por el excandidato presidencial Henrique Capriles piensan lo mismo. “Las elecciones son una excelente oportunidad para fortalecer liderazgos locales y regionales y para que los aspirantes vean allí una ocasión para servir a nuestros conciudadanos y promover el bien común”, destacó la Conferencia Episcopal en su último comunicado, en el que también acusan a unos y otros de olvidar “el bien común de nuestro sufrido pueblo y en la solución de sus problemas básicos”.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, en el vecindario de Los Palos Grandes de Caracas (AP Foto/Ariana Cubillos)

Capriles insistió este viernes en el mismo sentido, apostando por “recuperar el voto porque Maduro teme la opinión del venezolano”. En la misma encuesta de Delphos, Guaidó y el G-4 (VP, PJ, AD y UNT) solo conservan el 22,7% de intención de voto frente al chavismo, con un techo del 19,4%. Sorprende la consolidación de los partidos colaboracionistas, con el 11,2% de estimación, mientras que el 32% no se decanta por ninguna opción.

El camino para generar cambios

“Si nosotros participamos podemos derrotar a sus candidatos donde tengamos la capacidad de organizarnos, en lo que podría ser una importante derrota del régimen en una cantidad de estados y municipios. Abriría el camino para importantes cambios en el país”, señaló el diputado de UNT Luis Florido, quien ejerce como vicecanciller de la presidencia encargada y mantiene cercanía política con Guaidó.

Las señales de que la oposición real encamina sus candidaturas se acumulan. Entre ellas, la solicitud al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que organice primarias en el estado fronterizo de Táchira, donde proliferan las candidaturas del sector opositor. Hasta el momento las dos más fuertes están encabezadas por la actual gobernadora, Laidy Gómez (militante de AD pero que se plegó a los designios de la Constituyente chavista), y Daniel Ceballos, exprisionero político y militante de VP de momento, ya que se ha pedido su expulsión del partido tras su presentación. Ceballos encabezó en Táchira las protestas multitudinarias de 2014.

Todo hace indicar que sí irán, ya había señales importantes y pienso que eso disparó la arremetida del gobierno contra VP. Ahora siento que la tendencia no ha variado”, confirmó a LA NACION Félix Seijas, director de Delphos.

“Nuestro escenario hoy es una oposición desorganizada y dividida, un voto atomizado entre facciones, un liderazgo sin credibilidad, negociaciones en un punto muerto y una comunidad internacional deseosa de pasar página con Venezuela”, describió el politólogo Enderson Sequera.

Conocé The Trust Project