Toma de tierras: la oposición, en alerta tras un discurso de Alberto Fernández

“No tiene sentido guardarlo para que el día que se muera, un hijo lo herede. Tiene mucho más sentido volverla productiva hoy y que en ese lugar alguien construya techo, donde van a crecer sus hijos y sus hijas”, aseguró el martes el presidente Alberto Fernández, en un acto junto al gobernador de Buenos Aires,…

toma-de-tierras:-la-oposicion,-en-alerta-tras-un-discurso-de-alberto-fernandez

“No tiene sentido guardarlo para que el día que se muera, un hijo lo herede. Tiene mucho más sentido volverla productiva hoy y que en ese lugar alguien construya techo, donde van a crecer sus hijos y sus hijas”, aseguró el martes el presidente Alberto Fernández, en un acto junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, en el que anunció la urbanización de lotes y lanzó créditos para la construcción.

La frase generó preocupación en el campo y alerta en un sector de la oposición, que entiende que el Presidente incentivó o avaló con esos dichos la toma de tierras, como la ocurrida el año pasado en Guernica y que derivó en una serie de conflictos entre las autoridades locales, provincias y nacionales.

Uno de los primeros en alzar la voz fue Guido Giana, un concejal del partido de Presidente Perón que padeció esa toma en carne propia. “Es un mensaje peligroso del presidente que desconoce la realidad de las tomas, la violencia con la que avanzan sobre los vecinos. En Guernica vivimos una pesadilla y esa necesidad de muchos de contar una vivienda fue aprovechada por vivos que jugaban con su desesperación”, escribió en su cuenta de Twitter el dirigente opositor.

Tras los dichos del edil, a quien casi le usurpan tierras el año pasado, el que se hizo eco fue el diputado de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff, quien agregó: “Acuerdo con Guido Giana quien vivió en carne propia la toma de tierras de Guernica como tantos otros. Trabajar por la igualdad de oportunidades no da derecho a hacer apología del delito ni incentivar la ley de la selva. Mensaje peligroso”.

En tanto, el diputado provincial del Pro, Alex Campbell aseguró: “Promover la usurpación de la propiedad privada no es una opción, Alberto Fernández da un mensaje peligroso desconociendo la realidad de las tomas de tierra que perjudican tanto a los dueños de los terrenos, como a quienes los toman sin tener garantizados siquiera los servicios básicos”.

El campo también se puso en alerta por los dichos del Presidente. Para Gabriel De Raedemaeker, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), los conceptos expresados por Fernández ponen en tela de juicio la seguridad jurídica de la propiedad privada, consagrada en la Constitución Nacional. “Es preocupante más aun viniendo de un jurista y sobre todo de la primera magistratura de la Nación “, remarcó.

“Otra vez nos aleja de un clima propicio para la inversión productiva del país. Con este tipo de expresiones desafortunadas y con semejante tipo de inseguridad que pinta el Presidente de aquí hacia adelante, ¿quién se puede sentir atraído a invertir en tierras en el país?”, añadió.

Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), expresó, sobre la frase del mandatario: “Le diría al Presidente que la única manera de hacer productivas todas las hectáreas del país es generar reglas claras y estables. El respeto por la propiedad privada es la base de una sociedad”.

Para Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), las declaraciones de Fernández “siguen buscando justificación para avanzar con un intento de desplazamiento y apropiación, soslayando el derecho a la propiedad privada”.

“Esto, como otras políticas que vienen tomando, no hace más que generar incertidumbre jurídica entre quienes tienen propiedades que no pueden trabajar porque las malas políticas los está sacando del circuito productivo, como sucede con muchos pequeños y medianos productores”, describió.

Por su parte, Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), indicó que Fernández debería considerar que no es un ciudadano común sino que representa a todos los argentinos.

“Sus dichos y acciones tienen una connotación muy distinta. Pero aún más porque sus expresiones van en contra de dos preceptos constitucionales que son el derecho de propiedad y el derecho a la libre disposición de los bienes”, dijo.

LA NACION

Conocé The Trust Project