Abrasha Rotenberg: economista, periodista y pensador

Llegó a la Argentina a los ocho años, aprendió el castellano escuchando la radio, encontró su identidad en medio de un mundo convulsionado y formó parte de lo más preciado del periodismo nacional.Fecha de publicación: 12 de Mayo 2021, 09:05hsAbrasha Rotenberg: economista, periodista y pensador (Foto: Facebook/ Abrasha Rotenberg).Abrasha Rotenberg publicó su primera novela, La…

abrasha-rotenberg:-economista,-periodista-y-pensador

Llegó a la Argentina a los ocho años, aprendió el castellano escuchando la radio, encontró su identidad en medio de un mundo convulsionado y formó parte de lo más preciado del periodismo nacional.

Abrasha Rotenberg: economista, periodista y pensador (Foto: Facebook/ Abrasha Rotenberg).

Abrasha Rotenberg publicó su primera novela, La amenaza, a los 93 años. Es una intriga política, con la participación de nazis vernáculos y una mirada sobre la vida social judía: un punto de encuentro entre el antisemitismo palpable enardecido por la Segunda Guerra Mundial y el terrorismo de Estado impuesto por la última dictadura militar argentina.

// Marta Minujín recorrió con TN su nueva muestra, IMPLOSIÓN!: los colores del alma de una artista irrepetible

Antes había publicado otros libros, pero sobre todo había sido el gestor, en sociedad con Jacobo Timerman, de los medios que transformaron en forma profunda el periodismo argentino. Juntos fundaron La Opinión, un diario que se definió como el medio para “la inmensa minoría”, caracterizado por la línea que Timerman inmortalizó: “A la derecha en economía, centrista en política y a la izquierda en cultura”. La Opinión, y luego la revista Primera Plana, reunió un equipo de extraordinarios periodistas, intelectuales y escritores como Juan Gelman, Tomás Eloy Martínez y Rodolfo Terragno, entre otros.

Abrasha Rotenberg llegó a la Argentina a los 8 años y aprendió castellano escuchando la radio (Foto: prensa).

Abrasha -nacido Abraham- Rotenberg en realidad viene del mundo económico. Se recibió de contador público nacional en la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires; años más tarde viajó a Israel para continuar sus estudios de Economía y Sociología y se recibió de Licenciado en Economía en la Universidad Complutense de Madrid.

Había nacido en Ucrania; su padre, que no estaba bien visto en la Unión Soviética porque no era obrero, ingeniero o intelectual, logró huir a la Argentina y él se crió con su madre, sus tíos y su abuelo paterno. A los ocho años llegó a nuestro país, donde su padre trabajaba como vendedor ambulante. Aprendió a hablar castellano escuchando la radio.

Él venía de un mundo regido por la revolución soviética, convulsionado luego por la llegada de Hitler al poder y poco después por el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Muy joven y en busca de su identidad cívica e incluso política, Rotenberg conoció a Jacobo Timerman y se hicieron amigos. En la década del sesenta crearon aquellos medios fundacionales, en una época en la que los periodistas se reunían en los bares después del cierre y funcionaban como formas alternativas de las redacciones.

Abrasha Rotenberg, junto a Dina Rot y su hija Cecilia Roth (Foto: archivo).

Con la llegada de la dictadura se cerró el diario La Opinión y Rotenberg con su familia se trasladó a Madrid, donde residió durante más de treinta años. Se había casado con la cantante Dina Rot y tuvieron dos hijos: la actriz Cecilia Roth y el músico Ariel Rot. Hoy, de vuelta en Buenos Aires, trabaja en una nueva novela y reflexiona sobre el país. Dijo en una entrevista: “Somos una incógnita matemática: la mayoría de los argentinos merecen un signo positivo, un más, pero al sumarlos da un resultado negativo, un menos. Es un misterio similar a la cuadratura del círculo”.