Premios Oscar 2021: la diversidad y la tradición se disputan la corona de Hollywood

Este año la temporada de premios de Hollywood, como muchas otras actividades afectadas por la pandemia, no se parece a sí misma. Sin alfombras rojas, con ceremonias híbridas organizadas entre el distanciamiento social y la presencialidad y un calendario extendido, nada es como solía ser y así lo reflejaron las nominaciones a los premios Oscar…

premios-oscar-2021:-la-diversidad-y-la-tradicion-se-disputan-la-corona-de-hollywood

Este año la temporada de premios de Hollywood, como muchas otras actividades afectadas por la pandemia, no se parece a sí misma. Sin alfombras rojas, con ceremonias híbridas organizadas entre el distanciamiento social y la presencialidad y un calendario extendido, nada es como solía ser y así lo reflejaron las nominaciones a los premios Oscar que se dieron a conocer esta mañana.

Con la entrega programada para el 25 de abril, los galardones que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se proyectan como los más diversos de los que se tenga memoria, pero también la edición en la que más dificultades experimentará para atraer al público, que tuvo escaso o nulo acceso a las salas en los últimos doce meses alrededor del globo para ver a los nominados.

Claro que los aires de renovación en las categorías principales, con muchos nominados debutantes, también incluyen a varios exponentes del “viejo Hollywood”, como lo demuestran las diez menciones que recibió Mank, de David Fincher, el film más nominado de los Oscar 2021. Sin grandes estrellas entre los favoritos, por ahora la gran candidata es la independiente Nomadland, protagonizada por Frances McDormand. Lo que sucederá en la entrega de premios –con emisión en vivo de las señales TNT y TNT Series–, que se celebrará entre el Dolby Theater en Hollywood y Union Station, la bellísima estación ferroviaria ubicada en el centro de Los Ángeles, es una incógnita. Otra señal de que los Oscar están en perfecta sintonía con el mundo pandémico.

Carey Mulligan en una escena de Hermosa venganzaFocus Features via AP – Focus Features

En el peculiar contexto actual de la industria cinematográfica, la lista de nominados parece mostrar una silenciosa batalla entre el sector más tradicional de los votantes y los nuevos integrantes de la academia reclutados en los últimos años. Frente a la película de Netflix sobre el guionista de El ciudadano aparece Nomadland, dirigida por Chloe Zhao, la primera mujer de origen asiático en ser nominada en la categoría de mejor director, un rubro que además sumó otro debut: gracias a la mención de la británica Emerald Fennell, realizadora de Hermosa venganza, es la primera vez que dos mujeres competirán por el premio a la mejor dirección.

La madre del bluesNetflix

En el aparente afán de mantener el equilibrio entre la nueva y la vieja guardia las nominaciones rebalsan de menciones inéditas: Steven Yeun (Minari), conocido por su papel en The Walking Dead, es el primer actor de origen asiático en ser nominado como protagonista y el británico de familia paquistaní Riz Ahmed (El sonido del metal) es el primer actor musulmán en competir en esa categoría.

Pero claro, para la Academia los hábitos son difíciles de romper y el sentimentalismo seguramente hará que el premio como mejor actor protagónico vaya para Chadwick Boseman por su interpretación en La madre del blues. El gran trabajo del actor, sumado a su trágico fallecimiento, lo convirtieron ya hace meses en el ganador de la categoría. La curiosidad este año es que dos films de origen teatral tendrán un lugar prominente en la ceremonia. Además de la mencionada La madre del blues, adaptada para la pantalla de la obra de August Wilson –reconocido dramaturgo afroamericano– que sumó cinco nominaciones, incluida la de mejor actriz para Viola Davis, también figura Una noche en Miami, dirigida por Regina King. Y aunque la realizadora debutante se quedó afuera del rubro de mejor dirección a pesar de los rumores que la señalaban como candidata, su película sumó tres menciones: Leslie Odom Jr. recibió una nominación a mejor actor de reparto, otra como compositor por la canción original del film y su guion integra el rubro de mejor guion adaptado a cargo del dramaturgo Kemp Powers que trasladó su propia obra del teatro al cine. Curiosamente, Powers nunca había trabajado en cine pero ahora forma parte del equipo de dos películas nominadas: Una noche en Miami y Soul, el film de Pixar en el que debutó como director junto a Pete Docter.

Tráiler de “SOUL”, estreno 25 de diciembre – Fuente: Disney PLUS LA / Pixar

Para sumar situaciones excepcionales, este año la posibilidad de que el estudio de Disney se quede con el premio a la mejor película animada es doble: por la modificación del calendario de estreno y la elegibilidad de los films, Soul competirá contra Unidos, estrenada en marzo de 2020.

Si los premios Oscar del año pasado marcaron un antes y un después en su historia gracias al triunfo de la surcoreana Parasite, esta vez el mensaje parece ser el reconocimiento de la diversidad puertas adentro de los Estados Unidos. Así, un film como Minari que celebra el lugar de los inmigrantes en la vida norteamericana y que había quedado afuera de las categorías principales de los Globo de Oro por el hecho de que está mayormente hablada en coreano, sumó seis menciones en las categorías principales: mejor película, director (Lee Isaac Chung), guion original, mejor actor (Yeun) y mejor actriz de reparto para Youn Yuh Jung, la veterana intérprete de cine, teatro y televisión de Corea del Sur que lleva medio siglo de actividad en su país pero es una cara nueva para la Academia.

Daniel Kaluuya en Judas and the Black MessiahIMDB.com

Mientras los medios en los Estados Unidos festejan que por fin los Oscar reflejarán la multiculturalidad de su sociedad, lo cierto es que muchas veces conseguir una nominación tiene tanto que ver con el mérito de cada artista, como con el espíritu de época y las estrategias de relaciones públicas. De esa mezcla resultan algunas rarezas como que la celebrada Judas and the Black Messiah tiene a sus dos intérpretes principales, Daniel Kaluuya y Lakeith Stanfield, nominados en la categoría de mejor actor de reparto, una maniobra de los productores del film para evitar “desperdiciar” sus candidaturas en el rubro de actor protagónico que seguro ganará Boseman. Y aunque la movida sea lícita no deja de demostrar que detrás del glamour y la celebración del talento, los Oscar son antes que nada uno de los negocios más rentables de Hollywood.

Más información