Funciones de pago y cambios en sus normas de uso: el futuro de WhatsApp y Telegram

A partir del 2021, dos de las compañías de mensajería más importantes de la actualidad comenzarán a cambiar: WhatsApp y Telegram.  Por el lado de la empresa desarrollada por los hermanos Nikolái y Pável Dúrov, anunció mejoras en animaciones y en la carga de elementos, además de un nuevo “chat de voz” que funcionará de forma simultánea con el chat de…

Funciones de pago y cambios en sus normas de uso: el futuro de WhatsApp y Telegram

A partir del 2021, dos de las compañías de mensajería más importantes de la actualidad comenzarán a cambiar: WhatsApp y Telegram.  Por el lado de la empresa desarrollada por los hermanos Nikolái Pável Dúrov, anunció mejoras en animaciones y en la carga de elementos, además de un nuevo “chat de voz” que funcionará de forma simultánea con el chat de texto en un grupo. De esta manera, el usuario podrá escribir mientras manda un mensaje de audio.

Según mencionó Telegram en su blog, “ofrecen flexibilidad y otorgan oportunidades fortuitas para hablar con personas”. Una vez que el usuario ingrese al chat de voz podrá moverte libremente por la aplicación, mandar otros mensajes y revisar distintas conversaciones sin desconectarse del chat original. De hecho, en todo momento podrá tener a la mano los controles de micrófono para silenciarte o hablar cuando quiera.

Desde la plataforma de mensajería resaltaron que esta funciones estará disponible tanto para Android -donde tendrá un widget flotante que le permitirá a su usuario hacer otras cosas en el teléfono sin salir del chat- como para iOS a partir del año que viene. Por otra parte, Pavel Durov, CEO y fundador de Telegram, oficializó los planes de la aplicación para generar nuevos ingresos en 2021, los cuales incluirán publicidad y funciones premium o de pago.

¿Cuánto vale la verdad?

Tu apoyo es fundamental

Durov se caracteriza por ser una persona muy abierta con los planes de su compañía, y hace unos meses mencionó en su canal que Telegram era una aplicación gratuita porque tenían los fondos suficientes para que esto sucediera, pero que después de que los reguladores en Estados Unidos los obligaron a abandonar su proyecto de Blockchain se verían forzados a buscar una forma de financiar los costos de Telegram para el futuro y ese futuro será en 2021. 

Por ahora, la empresa aseguró que la publicidad no aparecerá en los chats individuales o grupales, debido a que podría arruinar la experiencia de uso. Por otra parte, Telegram señaló que las funciones que hoy disfrutan sus cuatrocientos millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo seguirán siendo gratuitas, pero habrá nuevas herramientas y funciones que serán de pago y con las cuales podrían llegar a tener ciertos beneficios.

Si bien el CEO de la compañía no dio muchos detalles, remarcó que serán funciones enfocadas en negocios y usuarios avanzados, por ejemplo, aquellos que administran canales o grupos masivos. Cabe remarcar que hasta octubre de 2020, Telegram se colocó como la sexta app de mensajería instantánea más usada en el mundo, por debajo de otras como Whatsapp, como la principal,  Messenger de Facebook, la china WeChat, QQ y Snapchat, según datos de Statista. 

Con respecto a la aplicación perteneciente a Facebook desde 2014, Mark Zuckerberg la adquirió a cambio de  19.000 millones de dólares (de los cuales 12.000 millones correspondían a acciones de Facebook y el resto, en efectivo), WhatsApp ya anunció que actualizará su sistema para hacerlo más seguro y compacto de cara a los nuevos retos que vendrán este año y a la espera de la llegada del 5G.

En ese sentido, desde la app decidieron actualizar a partir de este 2021 sus términos de uso, los cuales no se modificaban desde el 24 de abril de 2018. Se espera que los nuevos términos de uso entraren en vigor el próximo 8 de febrero de 2021 y requerirán que el usuario los acepte si es que quiere seguir utilizando el servicio de mensajería. De no aceptarlos, no podrán seguir usando WhatsApp ya que la aplicación no se ejecutará.

En las imágenes difundidas por WABetaInfo, se pudieron ver dos puntos clave que los usuarios deben aceptar para continuar usando la app de mensajería: uno tiene que ver con cómo procesa WhatsApp los datos de cada persona y la otra con cómo las empresas podrán usar los servicios y servidores de Facebook para almacenar y gestionar las conversaciones de WhatsApp con sus clientes.

A su vez, WhatsApp anunció cuáles serán los dispositivos de Android e iOS que no podrán seguir utilizando la app. Según la compañía, la versión mínima de iOS para utilizar sus servicios será la versión 9, así que todos los smartphones tendrán que actualizar su sistema. El problema es que, algunos móviles más antiguos, ya no cuentan con la posibilidad de actualizar a dicha versión, por lo tanto no podrán instalar las nuevas actualizaciones de WhatsApp.

  • iPhone 4 y modelos anteriores dejarán de tener WhatsApp al no ser compatibles con la versión 9.
  • iPhone 4S habrá que actualizar a la versión 9.
  • iPhone 5, 5S y 5C, habrá que actualizar a, mínimo, la versión 9 y posteriores si es necesario.
  • iPhone 6 y 6S, también tendrán que actualizarse a la versión 9. Estos son los modelos más antiguos que por el momento pueden actualizar hasta la versión iOS 14, la última actualización que ha sacado la compañía.

Al mismo tiempo, WhatsApp seguirá funcionando en aquellos sistemas que tengan, como mínimo, la versión Android 4.0.3, el conocido como Ice Cream Sandwich. Mientras que los dispositivos que utilicen el sistema operativo de Google, solo funcionarán aquellos que cuenten con la versión KaiOS 2.5.1, incluidos terminales como JioPhone y JioPhone 2. En estos teléfonos seguirá siendo operativo el servicio de mensajería de la compañía.

WhatsApp es el líder de las plataformas de mensajería instantánea en gran parte del mundo, superando los 2000 millones de usuarios activos. A principios de octubre de 2014, Facebook anunció la compra definitiva de WhatsApp por un valor de 21.800 millones de dólares, razón por la cual el fundador de la app de mensajería, Jan Koum, recibió unos 2000 millones de dólares en acciones, que le fueron otorgados a lo largo de un periodo de cuatro años.