Sergio Massa busca dar señales de autonomía dentro del oficialismo

“Corazón peronista, cerebro modernista”. La frase acuñada por Sergio Bendixen, el gurú que fue clave en el diseño político de Sergio Massa, resurgió en la previa del acto del 17 de octubre, del que participará el diputado mientras, en simultáneo, prepara un congreso de su propio espacio, el Frente Renovador.Una traducción de aquel mandamiento de…

Sergio Massa busca dar señales de autonomía dentro del oficialismo

“Corazón peronista, cerebro modernista“. La frase acuñada por Sergio Bendixen, el gurú que fue clave en el diseño político de Sergio Massa, resurgió en la previa del acto del 17 de octubre, del que participará el diputado mientras, en simultáneo, prepara un congreso de su propio espacio, el Frente Renovador.

Una traducción de aquel mandamiento de Bendixen, el consultor peruano fallecido en 2017, sirve para explicar el momento de Massa: validar su empatía con el peronismo mientras refuerza su identidad como polo político y de poder autónomo dentro del archipiélago que es el Frente de Todos (FdT).

Massa estará este sábado en el acto por los 75 octubres del PJ en la CGT, tendrá una butaca en el grupo selecto de unas 50 personas que tendrán ticket para ingresar al salón Felipe Vallese, donde la principal intriga es si Cristina Kirchner asiste o envía un saludo grabado.

Massa prepara el congreso del Frente Renovador para la segunda semana de noviembre y ya definió eslogan: “Abrir el Frente es responsabilidad de Todos”. Anuncian que habrá invitados de otros espacios, gobernadores e intendentes, y que será una señal mientras promete convertirse en la puerta para ampliar el FdT a espacios que orbitan al oficialismo.

“Más coalición, ampliar y hablarle a la clase media” es como la trinidad política que agita Massa, que mantiene su propia agenda, por ejemplo en materia de seguridad.

En el massismo, más allá de la traducción política del congreso, hacen una lectura administrativa respecto a que el espacio debe tener su encuentro anual pero supone, además, una definición respecto al futuro mediato: si no hay cambios en el calendario, en diciembre Alberto Fernández será proclamado presidente del Consejo del PJ, mesa que -según anticipan- Massa no quiere integrar para mantener su autonomía dentro del conglomerado FdT.

No implica que eso atente contra sus alianzas y acuerdos, como el que selló con Máximo Kirchner y que en estas horas se expresó en el pago chico, Tigre, donde la asunción de un concejal reavivó las tensiones entre Massa y el intendente Julio Zamora. El alcalde le ofreció un cargo a una concejal que reporta a Kolina y en su lugar debía asumir otra dama, que integra el Movimiento Evita, pero en medio apareció un concejal de La Cámpora que pidió ocupar la banca. La sesión se suspendió y quedó todo en stand by.

Sobre el congreso del FR, en el massismo avisan que participarán gobernadores e invitados de otros sectores sociales y políticos, y hablan de tres ejes: diálogo político, “innovación” para resolver los problemas de la gente y “federalismo”.

Nadie lo dice pero seguramente invitarán a Alberto Fernández a que participe, siquiera de manera remota, de esa actividad. Hasta acá el Presidente intervino en varias cumbres virtual: del PJ, de la Corriente de la Militancia, de sectores del peronismo porteño como el NEP de Juan Manuel Olmos y, entre otros, en una mesa que comparten partidos chicos que forman parte del FdT, como Kolina, Compromiso Federal y Forja.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *