Un llamado previo y la necesidad de descomprimir: cómo se gestó la carta de respuesta de Alberto Fernández a las críticas de Hebe de Bonafini

Cerca del mediodía de este martes, el presidente Alberto Fernández llamó personalmente a Hebe de Bonafini, que por la mañana había difundido un comunicado furibundo en rechazo a su foto con los empresarios del Grupo de los seis en un escenario montado en Olivos. Pocos detalles se conocen de esa conversación, porque no hubo testigos.…

Un llamado previo y la necesidad de descomprimir: cómo se gestó la carta de respuesta de Alberto Fernández a las críticas de Hebe de Bonafini

Cerca del mediodía de este martes, el presidente Alberto Fernández llamó personalmente a Hebe de Bonafini, que por la mañana había difundido un comunicado furibundo en rechazo a su foto con los empresarios del Grupo de los seis en un escenario montado en Olivos. Pocos detalles se conocen de esa conversación, porque no hubo testigos. Sin embargo, el jefe de Estado le anticipó a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo que publicaría una respuesta a la carta original. “La charla fue de ellos dos solos y en muy buenos términos”, explicaron en la intimidad de Olivos.

¿Por qué entonces el Gobierno decidió difundir carta? “Para hacer público el pensamiento del Presidente”, razonó uno de los funcionarios a cargo de la comunicación oficial.

Los laderos del Presidente minimizan el cruce mediático con Bonafini. “Hebe es así. A esta edad no va a cambiar. La relación es buena”, confiaron a Clarín.

En el Gobierno no ven vínculos entre los reclamos de la titular de Madres y de dirigentes cercanos al kirchnerismo más duro, que hoy no tienen responsabilidad de gestión, como la ex embajadora Alicia Castro, que semanas atrás criticó el acto conjunto del Presidente con el empresario Marcelo Mindlin.

Mirá también

En ese sentido, recordaron la reunión organizada por Sergio Massa en la que participó Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” de Pedro con Mindlin y otros empresarios en la casa del banquero Jorge Brito. Tampoco vieron relación alguna con el análisis publicado en Página 12, que la vicepresidenta Cristina Kirchner, compartió en sus redes sociales y que relativiza el compromiso de los empresarios invitados al acto del día de la Independencia de cara a la pospandemia. “El mensaje de Fernández es sencillo de entender aunque no es probable que haya sido aceptado por los interlocutores elegidos”, señala el periodista Alfredo Zaiat en el artículo que la ex mandataria calificó como “el mejor análisis que he leído en mucho tiempo”.

“A Hebe nadie le dice que decir no cuando, cuando tiene ganas lo dice y lo respetamos”, detallaron muy cerca del Presidente.

El jefe de Estado publicó la carta de respuesta, firmada de su puño y letra, a las Madres en su cuenta de Twitter, acompañada por la leyenda “desde mi afecto y compromiso de siempre”. “Tengo plena conciencia de lo que ustedes han significado y significan para que seamos mejores como sociedad por eso tengan la plena seguridad de que todas nuestras políticas tienen un objetivo central: construir la Argentina socialmente justa que aún soñamos. Trabajamos para esto sea realidad”, escribió Fernández.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero fue el único funcionario que se refirió públicamente a los dichos de Bonafini. “No tenemos más que afecto y admiración. Hebe representa una historia de lucha. Ella puede tener su opinión y es parte de nuestro espacio político”, dijo a Crónica HD.

E la carta a las Madres, el Presidente evitó puntualizar sobre algunas de las críticas que recibió de la titular de Madres, pero sí aludió al encuentro que mantuvo con referentes de Juntos por el Cambio, que el lunes le reclamaron una reunión a solas. “Tengo la enorme responsabilidad de ser el Presidente de todos los argentinos. Entiendo el ejercicio de la política como el instrumento que nos permite cambiar la vida de nuestro pueblo. Este gobierno trabaja todos los días para ello y cree en el diálogo para poder avanzar”, indicó el presidente en la misiva.

En el Ejecutivo dieron por saldado el cortocircuito luego del retuit que Madres de Plazo de Mayo hizo de la carta pública del Presidente, que acompañaron con un mensaje sugerente: “Su respuesta nos alienta a seguir luchando”.

Mirá también

El de este martes no fue el primer reproche público de Bonafini al mandatario. En enero, la presidenta de Madres había criticado al jefe de Estado por no ser más categórico para defender la libertad de los dirigentes kirchneristas presos. “Tiene que decir de qué lado está: si con el Poder Judicial, mayoritariamente corrupto, o con los presos políticos”, había inquirido Bonafini, también a través de un comunicado.

Para descomprimir la situación, el Presidente almorzó a solas con Bonafini el 20 de enero antes de emprender su primera gira internacional. “Almorzamos con Hebe. Aunque no pensamos igual en todo, siempre valoré su honestidad, su lucha inclaudicable y su desprendimiento en pos de esa lucha. Ella sabe que tiene en mí a un amigo que quiere que prime la verdad y la justicia tanto como ella”, sostuvo entonces el Presidente.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *