La reunión virtual entre Alberto Fernández y Juntos por el Cambio tuvo más reproches cruzados que coincidencias

Si tenía como objetivo bajar la tensión política que en los últimos días había escalado entre el Gobierno y el principal espacio opositor, la reunión virtual de Alberto Fernández con los referentes parlamentarios de Juntos por el Cambio dejó un balance ambivalente a los participantes. La conversación de poco más de una hora funcionó en…

La reunión virtual entre Alberto Fernández y Juntos por el Cambio tuvo más reproches cruzados que coincidencias

Si tenía como objetivo bajar la tensión política que en los últimos días había escalado entre el Gobierno y el principal espacio opositor, la reunión virtual de Alberto Fernández con los referentes parlamentarios de Juntos por el Cambio dejó un balance ambivalente a los participantes. La conversación de poco más de una hora funcionó en parte para descomprimir, aunque hubo reproches cruzados y casi nada de autocrítica. Tanto el Presidente como los legisladores dejaron entrever las dificultades para reconstruir la confianza mutua en la búsqueda de acuerdos para afrontar la crisis.

Luego de idas y venidas para concretar la reunión, por la exigencia de los opositores de incluir a los senadores y que fuera aparte del resto de los bloques, la confirmación implicó un avance en sí mismo. Los cruces previos emergieron en la cumbre. Hubo reclamos institucionales y por los “agravios” de los integrantes de Juntos por el Cambio. Al final Alberto Fernández se mostró “dolido” por el comunicado por el crimen de Fabián Gutiérrez y cuestionó las protestas en medio de la pandemia. También hubo agradecimientos por el apoyo a la propuesta del canje de deuda y declamaciones compartidas para intentar acercamientos en el Congreso.

Mirá también

Primero hablaron por la oposición Luis Naidenoff, Cristian Ritondo, Martín Lousteau, Alfredo Cornejo y Mario Negri. También participaron Humberto Schiavoni, Juan Carlos Romero, Alvaro González y Laura Rodríguez Machado, la única mujer por Juntos por el Cambio. Cerró el Presidente, acompañado por Sergio Massa y Máximo Kirchner en la Quinta de Olivos y otros referentes legislativos de manera virtual, como José Mayans, Claudia Ledesma y Anabel Fernández Sagasti. A último momento se bajó la Coalición Cívica, en línea con la posición de Elisa Carrió de reclamar el diálogo en el ámbito del Congreso.

“En tiempos de libertades limitadas por la pandemia, es imperioso que se respete la división de poderes. Cada uno debe hacerse cargo del pasado, ésa es la única forma de dejar la tensión permanente y evitar el default político”, aseguró Negri, con un reclamo por la distribución de fondos para provincias y municipios. “No venimos a buscar uniformidad ni a sobreactuar. El consenso hay que construirlo y para ello hay que dejar los agravios de lado”, agregó el titular del interbloque en Diputados.

Mirá también

En el inicio, Naidenoff se había quejado del avance del oficialismo en el Senado con temas no vinculados a la pandemia, como la derogación de los decretos de Mauricio Macri para quitarle las escuchas a la Corte Suprema o la creación de la bicameral para investigar los créditos del Banco Nación a la cerealera Vicentin. Ritondo pidió la presencia de Santiago Cafiero en Diputados -le respondieron que irá el 30 de este mes- y planteó un discurso más conciliador, en línea con el sector moderado de Juntos por el Cambio. “Nosotros no andamos con la pala al hombro para agrandar la grieta. Las consecuencias de la crisis requieren de mucha templanza, pero el compromiso tiene que ser de todos. Asumimos los errores y pedimos que el Gobierno asuma los propios”, dijo el jefe de la bancada del PRO.

Lousteau habló de coincidencias con Cecilia Todesca y se diferenció de “la concepción de que el Estado va a resolver todo” ante el impacto de la pandemia. “Tenemos la tarea de re imaginarlo para atender a los que lo necesitan y darle al sector privado herramientas para que pueda invertir”, propuso el senador radical, y ratificó su respaldo a la propuesta de canje. “Podemos lograr acuerdos pero no nos corresponde cogobernar y no deben agredirnos”, advirtió Cornejo.

Mirá también

Al tomar la palabra, Alberto Fernández adelantó que enviará al Congreso un plan para reactivar la economía, aunque no dio precisiones. El Presidente reprochó a los opositores que hubieran planteado que la “libertad está en peligro” o por supuestos abusos del Poder Ejecutivo. También por las marchas en el contexto de las medidas para prevenir los contagios. “Me dolió en el alma, así es díficil construir confianza”, puntualizó sobre el comunicado de Juntos por el Cambio ante el asesinato del ex secretario de Cristina Kirchner, titulado “Un crimen de extrema gravedad institucional”. 

Los legisladores marcaron que no hubo intercambio. “Adjudica las agresiones a una parte de nuestro espacio, pero no hace un mea culpa. Y nosotros tampoco. Al menos nos sentamos, pero queda un sabor agridulce porque para generar confianza hay que reconocer algunas cosas. Y lo que viene es jodido”, evaluó uno de los participantes.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *