Alberto Fernández le anticipó a Juntos por el Cambio que enviará al Congreso un plan pospandemia

Alberto Fernández le anticipó a los diputados y senadores de Juntos por el Cambio (JxC) que el Gobierno diseña un plan para reactivar la economía pospandemia y que ese proyecto lo enviará, para su análisis y tratamiento, al Congreso.”Tenemos un plan de reactivación para el día después que enviaré al Congreso”, adelantó el Presidente ante Mario…

Alberto Fernández le anticipó a Juntos por el Cambio que enviará al Congreso un plan pospandemia

Alberto Fernández le anticipó a los diputados y senadores de Juntos por el Cambio (JxC) que el Gobierno diseña un plan para reactivar la economía pospandemia y que ese proyecto lo enviará, para su análisis y tratamiento, al Congreso.

“Tenemos un plan de reactivación para el día después que enviaré al Congreso”, adelantó el Presidente ante Mario Negri, Luis Naidenoff, Cristian Ritondo, Alfredo Cornejo y, entre otros, Martín Lousteau.

En Olivos, Fernández estuvo acompañado por Sergio Massa y el presidente del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner. De manera remota, participó José Mayans, jefe del bloque de senadores del oficialismo. Participó, además, el secretario general de la presidencia, Julio Vitobello.

Mirá también

Luego de horas de tensión, tras la invitación cursada vía Massa, el posterior rechazo de JxC y la negociación que se inició contrarreloj para una cumbre virtual “a solas”, Fernández charló esta tarde con dirigentes del PRO y la UCR. Faltaron los delegados de Elisa Carrió. 

El Presidente recordó que esta es la tercera conversación que mantiene con líderes legislativos de la oposición. “Tres reuniones en siete meses de gobierno”, especificó y aseguró que su voluntad es mantener el diálogo.

La mención no es azarosa. En medio de la tensión por el rechazo de Juntos para el Cambio a participar de la reunión, en el gobierno circuló la referencia a que en los cuatro años de Mauricio Macri, el presidente nunca se reunió -ni los convocó- con los referentes del principal bloque opositor de diputados, el Frente para la Victoria (FpV).

Héctor Recalde y Agustín Rossi, sucesivos presidentes de esa bancada entre 2015 y 2019 confirmaron a Clarín que nunca se reunieron no fueron convocados ni, siquiera, hablaron por teléfono con el ahora ex presidente.

Máximo Kirchner fue, a su turno, el que recordó esa situación mientras Negri, jefe del interbloque de JxC, apuntó que “aun en las diferencias estamos dispuestos a contruir el consenso” y luego agradeció “las conversaciones privadas” con el presidente.

“Hoy conversé con Gerardo Morales (gobernador de Jujuy) y con Horacio (Rodríguez Larreta), lo hago a diario. No voy a dejar de lado a nadie”, apuntó para sostener su posición de apostar, como dijo en su discurso del 9 de julio, al diálogo político. “Tenemos que hacer cosas juntos”, añadió.

Mirá también

“No tenemos que maltratarnos, ni difamarnos. Podemos disentir dignamente, a veces confrontando y a veces poniéndonos de acuerdo”, dijo Fernández y agradeció, entre otros puntos, el apoyo de la oposición a la renegociación de deuda.

En la misma línea, Fernández pidió que “el debate político no los convierta en gente que dice que la libertad está en peligro o que hay abusos del Poder Ejecutivo porque nada de eso es cierto y todos lo sabemos”.

Fue más específico y apuntó, sin mencionarlo directamente, al comunicado de JxC que vinculó al gobierno con el crimen de Fabián Gutierrez, uno de los ex secretarios privados de Cristina Kirchner.

“No se puede confiar si alguien muere y se convierte en una victima de mi vicepresidente. Es difícil contruir confianza desde allí, si una mañana me levanto y me atribuyen estas cosas.” dijo Fernández en el tramo más intenso de su exposición.

La reunión comenzó a las 17.50 y duró poco más de una hora, Fernández primero escuchó y luego habló. Hubo algún reproche; compromisos cruzados y medias sonrisas, y se impuso, al final, un diálogo trabajoso y de futuro impredecible.

“Al Presidente le consta que somos muchos los que creemos que el diálogo y la acción colectiva para resolver: cuestiones estructurales y los desafíos nuevos que son y serán muy complejos” dijo, a su turno, Lousteau.

Naidenoff, por su parte, pidió “poner en valor la convocatoria y la oportunidad de mantener una reunión conjunta. Es algo muy positivo”. Más duro, Cornejo se mostró satisfecho por tener una “reunión mano a mano” pero aclaró: “podemos lograr acuerdos pero no nos corresponde cogobernar”.

Fernández personalizó una respuesta para Cornejo. “Mendoza recibió 16.000 millones de pesos” detalló y fue más al hueso: “Queremos que Mendoza no se vaya. No es justo que no les prestamos atención”. Fue una referencia a los dichos del ex gobernador sobre la autonomía de la provincia cuyana.

Ritondo hizo y pidió autocrítica. “Asumimos los errores y queremos que el gobierno asuma los propios” dio y reclamó que el jefe de Gabinete concurra a exponer a Diputados. Se fue de la reunión con una certeza: el 30 de Julio, Santiago Cafiero, irá a la cámara baja.

Fernández hizo otras menciones. Manifestó su disconformidad con las marchas convocadas por la oposición como la del 9 de julio pasado. “Tienen mil formas de protestar, no hace falta exponer a nuestro pueblo. Cada marcha hizo que suban los casos”, aseguró..

“Como dijo mi amigo cordobés, Mario Negri: ya habrá otro tiempo para discutir y debatir. Este es el tiempo del padecimiento de los argentinos que es lo que nos ocupa conmueve y preocupa. Una pandemia que nadie sabe donde termina” completó.

AFG

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *