El anuncio de la Conmebol golpeó a la AFA y desató una interna entre los clubes y el Gobierno

El rostro de Claudio Tapia no admitía dobles lecturas. El presidente de la AFA estaba enojado. Insistió hasta donde pudo, pero perdió la compulsa por paliza. A excepción de Bolivia y Venezuela, el resto de las federaciones aprobaron la vuelta de la Copa Libertadores para el 15 de septiembre. Fue 7 a 1, con las…

El anuncio de la Conmebol golpeó a la AFA y desató una interna entre los clubes y el Gobierno

El rostro de Claudio Tapia no admitía dobles lecturas. El presidente de la AFA estaba enojado. Insistió hasta donde pudo, pero perdió la compulsa por paliza. A excepción de Bolivia y Venezuela, el resto de las federaciones aprobaron la vuelta de la Copa Libertadores para el 15 de septiembre. Fue 7 a 1, con las abstenciones mencionadas y un único voto en contra, el de Argentina, que quería reanudar la actividad en octubre junto a la Sudamericana, que se iniciará el 28. Y con el anuncio de la Conmebol, el viernes por la noche, se desató una interna entre los clubes y el Gobierno.

“Evidentemente ha sido una fecha un poco arbitraria la que puso Conmebol. Quizás piensan que para entonces todo habrá pasado, pero por ahora no pasó y lo estamos viendo en América. Sí hemos quedado con gente de la AFA que, ni bien termine este episodio, después del 17 de julio vamos a empezar a conversar”, sostuvo Ginés González García, ministro de Salud, por la mañana. “Cuándo se vuelve es una decisión estrictamente de la AFA, pero nosotros decimos si están las condiciones dadas y en el AMBA claramente no están”, afirmó Matías Lammens, responsable de la cartera de Turismo y Deportes, por la tarde. En la agenda de la Quinta de Olivos, por ahora, no figura ninguna reunión con Tapia.

Mirá también

Las palabras de los funcionarios cayeron pesadas entre los dirigentes. Especialmente, en aquellos que conducen clubes que participan en la Libertadores. “El lunes vamos a mandarle una carta a la AFA para saber si podemos empezar a jugar una semana más tarde la Copa”, le dijo José Lemme, presidente de Defensa y Justicia, a Clarín. ¿Será entre en la semana del 22 de septiembre?

Mirá también

“Queremos, por lo menos, tener alguna antelación para que puedan entrenarse dos o tres jugadores en grupos”, añadió el hombre fuerte del Halcón. Víctor Blanco había planteado esta posibilidad hace una semana. El mandamás de Racing quiere, de ser posible, que las prácticas comiencen inmediatamente después del 17 de julio, cuando se pondrá punto final a la cuarentena “estricta” en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires). Boca y River están en la misma sintonía. Desde la Bombonera, incluso, creen que hasta podrían hacer una pretemporada en alguna provincia del interior menos afectada por el coronavirus. Tigre, de la Primera Nacional, también reclama entrenar.

¿Tendrán privilegios los equipos coperos? ¿En qué quedará aquella conferencia de Tapia en la que dijo que volverían los entrenamientos cuando todo el país “esté en fase 4”? Será imposible. Por costos y logística, lo más seguro es que antes vuelvan los equipos de Primera.

Tapia se alineó a la política sanitaria del Gobierno. Incluso, cedió el predio de Ezeiza para armar un hospital de campaña. La tensión con el kirchnerismo, que amenazaba con intervenir en el fútbol, se apagó hace dos semanas, cuando Chiqui fumó la pipa de la paz con Gregorio Dalbón, abogado de Cristina Fernández y Miguel Licht, juez federal hincha de Atlanta denunciado por Pablo Toviggino y sobreseido por Martín di Giorgi. El secretario ejecutivo de la presidencia y el propio presidente de la AFA tuvieron que surfear el escándalo de los vuelos privados que reveló una investigación periodística de Jorge Lanata. La derrota en la Conmebol resultó otro revés.

Mirá también

Al Gobierno no le gustó la decisión del organismo sudamericano que conduce Alejandro Domínguez. Mucho menos, que la semana pasada los dirigentes hayan salido a marcarle la cancha. Sobre todo, Nicolás Russo, quien habló de fechas. El pope de Lanús deslizó que entre el 5 y el 10 de agosto podrían comenzar los entrenamientos y en septiembre, el fútbol. Y aunque se trata de un hombre cercano a Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, su frase hizo ruido en la Rosada. Justo en la semana en la que empezaba a crecer la curva con récord de contagios, cerca de Alberto Fernández pareció desubicada la expresión del dirigente granate.

En el medio del tira y afloje, los dirigentes empiezan a inquietarse. Observan que en el resto de la región ya sacaron ventaja. Brasil, el país más afectado por la pandemia, anunció que el 9 de agosto comenzará el Brasileirao. “El resto de los países decidieron seguir con el show sin importarles las muertes”, se quejó Ginés. Pero la pelota volverá a rodar en Sudamérica, aunque Argentina mire su propio ombligo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *