El hijo de Caamaño trabaja con el fiscal que investiga su denuncia de espionaje

La interventora de la AFI, Cristina Caamaño Fuente: Archivo La titular de la AFI presentó ante la Justicia las pruebas de un presunto seguimiento a dirigentes políticos CÓRDOBA.-El hijo de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, quien denunció a Mauricio Macri y a los exdirectores del organismo Gustavo Arribas y…

El hijo de Caamaño trabaja con el fiscal que investiga su denuncia de espionaje

La interventora de la AFI, Cristina Caamaño Fuente: Archivo

La titular de la AFI presentó ante la Justicia las pruebas de un presunto seguimiento a dirigentes políticos

CÓRDOBA.-El

hijo de la interventora

de la

Agencia Federal de Inteligencia (AFI),

Cristina Caamaño,

quien denunció a Mauricio Macri y a los exdirectores del organismo Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por presunto espionaje ilegal, integra el equipo del

fiscal Jorge Di Lello,

quien imputó a los exfuncionarios.

Santiago Miguel Barea

es oficial en la

Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1,

a cargo de Di Lello, según consta en las planillas del Ministerio Público Fiscal.

Di Lello realizó el viernes último las imputaciones y ahora el juez Marcelo Martínez de Giorgi decidirá si hace lugar a las medidas de prueba pedidas por el fiscal.

Nacido en 1985, Miguel Barea tiene una activa participación en las Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (Atajo), que buscan facilitar el acceso a la Justicia de personas en condición de vulnerabilidad.

En diferentes publicaciones oficiales se difunden sus actividades -junto a otros integrantes del grupo-, como por ejemplo dando charlas sobre derechos electorales.

En su Facebook, Caamaño comparte la alegría por los logros de su hijo, a quien llama Tago, y suele mostrar algunas fotos de momentos familiares y de todos participando en actos políticos.

Ella denunció a la administración anterior por presunto espionaje ilegal a partir del hallazgo de un disco rígido marca Western Digital que habría sido borrado.

De esa información recuperada surge la hipótesis de que se produjo inteligencia clandestina a través de la pinchadura de mails de dirigentes políticos y opositores.

Los supuestos delitos denunciados por Caamaño son violación de correspondencia y violación del sistema informático, y se entregó a la Justicia una lista con los 87 nombres de las personas que habrían sido espiadas, además de una dependencia de la policía bonaerense.

En el material encontrado sobre integrantes del gobierno anterior incluye pinchaduras de mails de dirigentes políticos de Pro, como el entonces diputado Nicolás Massot, así como también de la extitular de la Oficina Anticorrupción (OA) Laura Alonso.

La denuncia explica que el material había sido borrado del disco rígido y que fue recuperado, pero no de manera segura, por lo que fue posible restablecerla “con algunas falencias”. La Justicia podría, por ende, tener material incompleto .

También habrían sido pinchadas, según indica la presentación formulada por Caamaño, las direcciones de correo electrónico del diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade, del dirigente radical Ernesto Sanz, del diputado y actual jefe del bloque de Juntos por el Cambio Mario Negri y del sindicalista Héctor Daer, entre decenas de otros dirigentes políticos.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *