Interna en Córdoba: el macrismo llama a una cumbre como último intento para buscar un acuerdo

La interna de Cambiemos en Córdoba suma capítulos que potencian el enfrentamiento. A once días de la fecha prevista para la elección, el sector de Mario Negri presentó ante la Junta Electoral las objeciones a la organización dispuesta por su rival Ramón Mestre, que ratificó su rechazo a una candidatura “ungida a dedo” por la Casa…

Interna en Córdoba: el macrismo llama a una cumbre como último intento para buscar un acuerdo

La interna de Cambiemos en Córdoba suma capítulos que potencian el enfrentamiento. A once días de la fecha prevista para la elección, el sector de Mario Negri presentó ante la Junta Electoral las objeciones a la organización dispuesta por su rival Ramón Mestre, que ratificó su rechazo a una candidatura “ungida a dedo” por la Casa Rosada. En alerta por el riesgo de ruptura y el daño a Mauricio Macri en una provincia determinante en el balotaje de 2015, el Gobierno convocará a la Mesa Nacional de Cambiemos entre lunes y martes, en un último intento por encontrar una salida de consenso. Será, a su vez, el primer encuentro luego de los reclamos de la cúpula radical en Corrientes, en medio de la discusión por una eventual competencia en las primarias presidenciales.

“Está difícil, lo que tenemos claro es que Cambiemos no se puede romper. Ese es nuestro límite”, dijo a Clarín uno de los macristas que prepara la mesa en la que se sientan Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Humberto Schiavoni y Francisco Quintana por el PRO, Alfredo Cornejo, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y José Cano por la UCR y Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin por la Coalición Cívica. El espacio de Negri viene reclamando la intervención de ese ámbito, aunque el jefe de Gabinete y el ministro del Interior ya advirtieron a Mestre que Macri se inclinó por Negri y no consiguieron que se bajara.

Mirá también

En un acto por el inicio de clases, Mestre salió a defender la organización de la interna y a cuestionar la injerencia de la Casa Rosada. “Cuando en el marco democrático existen distintas opciones la forma para elegir los candidatos no es ungirlos con el dedo sino con el voto popular”, aseguró el intendente de Córdoba que va con Carlos Briner –su par de Bell Ville- como vice y Rodrigo de Loredo como aspirante a sucederlo en la Capital.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Es el momento final de la amplitud de miras, disponiendo todo individualismo soberbio, que no trabaja para ganarle a Unión por Córdoba sino para que el oficialismo continúe en el gobierno de la provincia”, cuestionaron Negri, Héctor Baldassi y Luis Juez en el texto presentado ante la Junta Electoral.

La tensión venía en aumento y se potenció cuando las empresas Correo Argentino y OCASA rechazaron hacerse cargo del traslado de urnas y el escrutinio por falta de tiempo. El sector de Mestre propuso avanzar con dirigentes y apoyo de universidades -la UTN desistió de participar- y ONGs.

Mirá también

No hay ninguna posibilidad. Plantean una interna para 2.400.000 electores con militantes de Franja Morada, es una payasada”, dijo a Clarín uno de los referentes del sector de Negri. “No quieren competir porque pierden. Les ofrecemos que coloquen todos los presidentes de mesa”, replicó un hombre de Mestre.

La instrucción de Macri hizo que el PRO provincial, que había cerrado un acuerdo con Mestre, lo deshiciera para quedar del otro lado. Ahora, el conflicto por la organización abrió otra interna dentro de la interna. Nicolás Massot, Darío Capitani -titular del partido y precandidato a legislador local- y otros dirigentes del PRO se pronunciaron a favor de concretar la elección, con el argumento de que sería la única manera de evitar la ruptura de Cambiemos. Desde el sector de Negri, Baldassi y Juez los acusaron de “jugar para Mestre”.

Esas diferencias cobran mayor importancia por la relación de fuerzas en la Junta Electoral, compuesta por seis integrantes: dos radicales que responden a Mestre, dos al PRO provincial y dos al Frente Cívico de Juez, que en los últimos días no asistieron para no convalidar el avance de la interna. 

El riesgo de que la pelea derive en una sonora derrota ante el peronismo de Juan Schiaretti y la posibilidad de perder la capital encendió las alarmas del Gobierno, de cara a la disputa presidencial. El conflicto formó parte de la cumbre del radicalismo este lunes: Negri y Mestre, por separado, sostuvieron sus posturas frente a los tres gobernadores de la UCR. “Está muy difícil, ninguno se quiere bajar. Lo resuelve la Mesa Nacional o no vemos otra salida que la interna”, contó uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *