Netflix: la historia de Gloria Allred, la abogada mediática más famosa de los Estados Unidos

Seeing Allred Crédito: Netflix Seeing Allred (EE.UU, 2018). Directoras: Roberta Grossman, Sophie Sartain. Duración: 96 minutos. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: muy buena. Música pop; perchas con trajecitos de distintos tonos en la gama del rosa; un Porsche que sale del garaje de una mansión de Malibú a toda máquina. Así empieza Seeing Allred, como…

Netflix: la historia de Gloria Allred, la abogada mediática más famosa de los Estados Unidos

Seeing Allred Crédito: Netflix

Seeing Allred (EE.UU, 2018).
Directoras: Roberta Grossman, Sophie Sartain.
Duración: 96 minutos. Disponible en: Netflix.
Nuestra opinión: muy buena.

Música pop; perchas con trajecitos de distintos tonos en la gama del rosa; un Porsche que sale del garaje de una mansión de Malibú a toda máquina. Así empieza
Seeing Allred, como si se tratara de una comedia del estilo de
Ni idea o
Legalmente rubia. Con ese aire de liviandad, las directoras Roberta Grossman y Sophie Sartain invitan al espectador a entrar al mundo de Gloria Allred, una abogada que lucha por los derechos de la mujer, capaz de pelearse con los más poderosos sin ceder ni un centímetro.

Enseguida se empieza a desplegar la historia de Allred y queda claro que no se trata de un relato liviano aunque sí muy entretenido. Se muestra a la abogada acompañando en una conferencia de prensa a dos mujeres que acusaron al comediante

Bill Cosby

de drogarlas y abusar de ellas; una de las muchas oportunidades en las que Allred se puso al frente de una causa de este tipo. Con ese caso y su evolución como marco narrativo, el documental intenta develar quién es Allred, a través de un repaso de su vida y su impacto en la opinión pública, apoyándose en material de archivo y entrevistas con ella misma; Lisa Bloom, su hija, también abogada (la primera defensora de Harvey Weinstein); sus socios en el estudio jurídico y Gloria Steinem, la escritora feminista.

El dolor que producen los testimonios de la violencia contra las mujeres que Allred vivió en carne propia y la que sufrieron sus clientes es el drama profundo en el centro del documental. Tanto la historia personal de la abogada como algunos de sus casos conmueven y las directoras le dan espacio a esa emoción pero sin recurrir a golpes bajos. Uno de los grandes aciertos de
Seeing Allred es que logra un equilibrio emocional entre esas situaciones -el título del documental utiliza un juego de palabras con el “seeing red”, cercano al ataque de ira- y otras más relajadas, como el recuerdo de cuando demandó a un club de elite que no la dejaba usar el sauna por ser mujer o cuando se la muestra desfilando en la Marcha del Orgullo Gay en West Hollywood junto con una drag queen que imita su look y promociona sus servicios legales.

Ese tono tan particular resulta idóneo para presentar a este personaje, al que muchos critican por haber ganado mucho dinero con su trabajo y por su alto perfil mediático (por ejemplo, fue la abogada de la familia de Nicole Brown durante el juicio que se le siguió por su asesinato a O.J. Simpson). Allred siempre luce siempre impecable, enfrenta a sus adversarios con dureza y recibe los ataques con una mueca muy particular, una sonrisa que dura un segundo, una forma de enterrar las críticas y seguir adelante. Así, como ella, es
Seeing Allred: sin vueltas y con sentido del humor pero muy serio en sus intenciones.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *