Monte Hermoso: liberaron a una tortuga marina que había quedado atrapada en las redes de una lancha

La tortuga marina quedó atrapada en las redes de pesca de una lancha. Fue rescatada y liberada en las playas de Monte Hermoso. 01:17 Video 26 de febrero de 2020  • 13:45 Tras quedar atascada en las redes de una lancha pesquera el 19 de febrero, una tortuga marina de la especie Chelonia mydas, fue…

Monte Hermoso: liberaron a una tortuga marina que había quedado atrapada en las redes de una lancha

La tortuga marina quedó atrapada en las redes de pesca de una lancha. Fue rescatada y liberada en las playas de Monte Hermoso.

01:17

Video

26 de febrero de 2020  • 13:45

Tras quedar atascada en las redes de una lancha pesquera el 19 de febrero, una tortuga marina de la especie Chelonia mydas, fue liberada ayer en las playas de Monte Hermoso por rescatistas de fauna marina de Bahía Blanca.

“El pescador Cristian Mazzella, de la lancha pesquera Beniamino, nos entregó la tortuga que había quedado
enmallada incidentalmente en sus redes”, explicaron los miembros de la Estación de Rescate de Fauna Marina “Guillermo Fidalgo” de Bahía Blanca, al liberar a la tortuga ayer.

La tortuga marina llegó en perfecto estado de salud, “pero con
restos de plásticos y colillas de cigarrillos en su sistema digestivo“, por eso debió permanecer por un breve período de tiempo en observación en la Estación de Rescate, indicó el grupo de rescate de fauna marina.

La tortuga de mar,
Chelonia mydas, reconocida por su color verde, se encuentra en mares tropicales y subtropicales. Esta especie anida en las costas donde nacieron, y se las puede ver en los océanos Atlántico y Pacífico.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *