El cerdo que tiraron desde un helicóptero a la casa de Lara Bernasconi y Federico Álvarez Castillo fue cocinado a la parrilla

La fiscal uruguaya Ana Dean empezó este miércoles una investigación por el caso de un cerdo que tiraron desde un helicóptero a la pileta de la casa de la modelo Lara Bernasconi y del empresario textil Federico Álvarez Castillo, que finalmente fue cocinado a la parrilla.El hecho ocurrió el 9 de enero en José Ignacio,…

El cerdo que tiraron desde un helicóptero a la casa de Lara Bernasconi y Federico Álvarez Castillo fue cocinado a la parrilla

La fiscal uruguaya Ana Dean empezó este miércoles una investigación por el caso de un cerdo que tiraron desde un helicóptero a la pileta de la casa de la modelo Lara Bernasconi y del empresario textil Federico Álvarez Castillo, que finalmente fue cocinado a la parrilla.

El hecho ocurrió el 9 de enero en José Ignacio, Uruguay, en la propiedad del dueño de Etiqueta Negra, y cuyo video se hizo viral con un repudio total en las redes sociales.

En las últimas horas trascendió que Sebastián “Pacha” Cantón, otro empresario argentino, habría sido quien arrojó al animal desde el helicóptero, que según la policía uruguaya no se pudo constatar si era un cerdo o un cordero, ya que “en su momento no hubo denuncia al respecto” y luego “se lo comieron”.

La propia fiscal Dean contó lo que pasó al diario El País de Uruguay. “Álvarez Castillo declaró que estaba en su casa, con su familia, escuchó el estruendo y cuando salió vio que era un cerdo en su piscina. Lo retiraron, lo asaron y lo comieron“, subrayó acerca del testimonio del empresario.

Como no se pudo identificar al helicóptero ni a sus tripulantes, la Fiscalía pidió investigar al vehículo y averiguar quiénes estaban en él y si estaban volando en condiciones, tarea que está encomendada a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia).

“El chancho estaba muerto”

A raíz de la polémica, Josefina Álvarez Castillo, la hija mayor del empresario textil, salió al cruce de las versiones que indicaban que el animal había sido arrojado vivo desde el aire.

A través de su cuenta de Instagram, aseveró: “Sí, el chancho estaba muerto y descuerado (sin piel). Papá no lo tiró. Yo misma lo vi tirándose al agua (la misma donde días atrás disfrutaba con su hijo menor) para sacarlo de la pileta”.

El descargo de Josefina Álvarez Castillo (Foto / Instagram @shelterfordragons).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *