Laurent Freixe y Gian Carlo Aubry, de Nestlé: “Siempre es más fácil potenciar el empleo cuando hay inversión y crecimiento”

La expansión económica global derivó en indicadores que hacen temer por la inflación; como “aguafiestas”, los bancos centrales intervienen para elevar el costo del capital,Dos ejecutivos de Nestlé coinciden en que, incluso en contextos complejos, las compañías deben ayudar a preparar mejor a los jóvenes para el mundo laboral San Pablo.- Laurent Freixe, CEO de…

Laurent Freixe y Gian Carlo Aubry, de Nestlé: “Siempre es más fácil potenciar el empleo cuando hay inversión y crecimiento”

La expansión económica global derivó en indicadores que hacen temer por la inflación; como “aguafiestas”, los bancos centrales intervienen para elevar el costo del capital,Dos ejecutivos de Nestlé coinciden en que, incluso en contextos complejos, las compañías deben ayudar a preparar mejor a los jóvenes para el mundo laboral

San Pablo.- Laurent Freixe, CEO de Nestlé Zona Américas, y Gian Carlo Aubry, presidente ejecutivo de Nestlé para la Argentina, Uruguay y Paraguay, en el marco del 2° Encuentro de Jóvenes del Mercosur, hablaron sobre el empleo en la Argentina y los desafíos para generarlo, entre ellos, la necesaria previsibilidad.

-Se han referido en algunas oportunidades a la necesidad del entrenamiento para el trabajo ya desde la primera juventud. En este sentido, ¿cuáles son los beneficios de la educación dual?

-Laurent Freixe (LF): Los países latinos e incluso los países latinos de Europa tienen esta tradición de formación académica y poca apertura hacia la experiencia práctica. Sin embargo, y esto está comprobado, la mejor forma de incorporar conocimientos es aprender la teoría y practicarla. Este es el modelo de formación dual. Si pensamos a futuro, el conocimiento tiene su fecha de caducidad. Aprender, practicar y aprender a aprender es el camino.

-¿Qué condiciones tienen en cuenta las empresas cuando reciben un currículum de un joven sin experiencia?

-LF: En general ponemos el foco en todas las actividades extracurriculares. Por ejemplo, un joven que se involucra en su comunidad, en actividad social, que hace deporte, especialmente de equipo, es alguien que sabe colaborar, que se interesa en cuestiones más generales que en sus propios temas. Estos son elementos que se pueden potenciar desde que se es muy joven. Lo que los padres pueden también estimular es la curiosidad y este apetito por aprender siempre e intentar mejorarse.

-Gian Carlo Aubry (GCA): Este año empezamos junto con la fundación Conciencia un programa de
mentoring, en el cual hay 20 empleados de Nestlé, incluyendo directores, que una vez por semana dedican algunas horas a ir a una escuela para hacer
mentoring y ayudar a jóvenes a aprender a hablar, a presentarse y a pensar en su futuro desarrollo profesional.

-¿Cuál es la dificultad para potenciar la empleabilidad joven en un país como la Argentina?

-LF: Es siempre más fácil potenciar el empleo cuando hay inversión y crecimiento económico. Este, evidentemente, no es el caso en la actualidad en la Argentina. Aparte de esto, lo que se puede hacer es preparar mejor a los jóvenes. Un joven que tiene algún tipo de experiencia práctica a través de un puesto de aprendiz o pasante será más empleable a futuro que uno que no tiene nada en su hoja de vida. Las compañías podemos ayudar a preparar mejor a los jóvenes para el mundo del trabajo y a que entiendan cómo vincularse con las empresas. Podemos también ayudarlos a desarrollar su negocio, ya que se necesitan muchas cosas: financiación, mentoreo y apoyo. También podemos generar puestos de trabajo directos. El mundo cambia a una velocidad que nunca se ha visto en el pasado y pensamos que no hay mejor forma de enfocar bien este cambio tecnológico que contratar a jóvenes que nacieron con la tecnología, que saben de tecnología.

-¿A cuántos jóvenes emplea Nestlé?

-GCA: Hemos tomado como
trainee a 130 jóvenes en los últimos 12 meses en la Argentina y hemos contratado más o menos a 100 jóvenes en el mismo lapso. Tenemos un compromiso hasta 2020 de contratar a 330 jóvenes en este país. El problema que también tenemos con los jóvenes es que no se quedan tanto tiempo en las empresas, solo dos o tres años, y es ahí donde nosotros tenemos que hacer un trabajo para fidelizarlos, ofreciéndoles desafíos cada día más importantes, más interesantes. Ellos nos desafían para que tengamos la fuerza de utilizar mejor sus conocimientos.

-LF: Además, estamos evolucionando en nuestra forma de trabajar. El entorno de trabajo hoy es mucho más transparente, más abierto, más ágil y más directo. La antigua pirámide de la estructura de la empresa que conocíamos hace 10, 15 o 20 años está desapareciendo.

-¿Qué relevancia tiene el país para la compañía a nivel regional?

-LF: La educación básica en la Argentina ha sido siempre una fortaleza. El talento argentino se destaca bastante. Tenemos muchos argentinos en la oficina central en Suiza y en diversos puestos de América Latina. Hay buena preparación, gente con buena cultura general y capaz de integrarse y desarrollarse. Hay un rol importante de la Argentina en la región, por la importancia del país primero, pero también a nivel exportación. Tenemos aquí una de las mejores fábricas de alimentos para mascotas del continente en Santo Tomé y en el ámbito lechero tenemos dos fábricas exportadoras. La Argentina es y puede ser en el futuro una fuente importante para la exportación de productos para la nutrición y leche en un mundo donde cada vez hay más necesidad. No se puede producir leche en todos los países del mundo.

-GCA: La Argentina podría exportar más leche fresca y en polvo. Estamos trabajando para exportar leche orgánica. Es un trabajo lento transformar un tambo para que produzca leche orgánica, con muchas inversiones para intentar agregar valor. A medida que consiga ser más competitiva, tiene capacidad para producir más. Hoy hay mercado de exportaciones, pero se necesita más competitividad en materia de costos y también previsibilidad de las reglas de juego.

-LF: Además de previsibilidad, infraestructura y logística. También, agilidad en trámites y procesos que pueden ayudar o pueden impedir la exportación. La producción de leche es competitiva, pero luego todos los trámites y la parte logística, no. La competencia, especialmente de Nueva Zelanda, es muy potente, son muy eficientes. Es un tema a vigilar por la Argentina.

-¿Cuál es para ustedes el punto de inflexión para irse o invertir más en la Argentina?

-LF: Somos normalmente los últimos en irnos. Nos quedamos en Venezuela pese a las dificultades del momento. Tenemos allí cinco fábricas, empleamos a casi 3000 personas. Aguantamos, somos resilientes. Por otro lado, para invertir hay que ver primero oportunidades de crecimiento, de negocio; y, segundo, tener previsibilidad y estabilidad en el entorno. Una inversión industrial no es a dos o tres años, es a 10 años. La estabilidad de la moneda puede crear incertidumbre o puede crear certeza. Todos estos elementos evidentemente cuentan.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *