Robbie Williams se anticipa a la Navidad: “Mi esposa me regaló una camiseta de Messi firmada por él”

“Esta vez quise hacer algo que permaneciera para siempre. Y que se escuchara cada Navidad”. Así comienza, después de saludar cordialmente, la charla telefónica con Robbie Williams. El músico británico nació hace 45 años en la pequeña ciudad de Stoke-on-Trent, que hoy apenas supera los 260.000 habitantes (sólo en el barrio porteño de Palermo viven…

Robbie Williams se anticipa a la Navidad: “Mi esposa me regaló una camiseta de Messi firmada por él”

“Esta vez quise hacer algo que permaneciera para siempre. Y que se escuchara cada Navidad”. Así comienza, después de saludar cordialmente, la charla telefónica con
Robbie Williams. El músico británico nació hace 45 años en la pequeña ciudad de Stoke-on-Trent, que hoy apenas supera los 260.000 habitantes (sólo en el barrio porteño de Palermo viven más de 250.000). Y su carrera artística también data de décadas, con sus primeros pasos en el grupo Take That, cuando él apenas tenía 16 años.

Desde entonces hasta ahora, que está
cerca de editar
The Christmas Present (sale el 22 de noviembre)
sendos sucesos y tantos nombres formaron parte de su vida. Sucedieron cosas como sus alcances industriales: lleva vendidos más de 75 millones de discos y es el artista no latino que más vendió en América Latina. Y ni hablar de la resonancia de sus hits, de los recordados “Angels”, “Let Me Entertain You”, “Feel”, “Rock DJ”. Y ni hablar de los nombres que circularon a su alrededor -imposibles de pensar en un mismo párrafo-, como el de
Amalia Granata (que se hizo conocida por el encuentro sexual con el cantante) y el de
Jimmy Page (su suerte de archienemigo y “hombre de al lado” en disputa por la construcción de una pileta). El ex Led Zeppelin es su vecino de la casona que Robbie habita en Los Ángeles junto a su mujer, la actriz
Ayda Feld y sus tres hijos.

Robbie Williams y Jamie Cullum en “Merry Xmas Everybody”

03:48

Video

Williams acaba de lanzar las canciones
“Merry Xmas Everybody” (
con Jamie Cullum con quien se lo escucha cantar y se lo ve disfrutar en el pegadizo tema y video) y “Bad Sharon” (con el boxeador Tyson Fury). Estos temas integran el disco doble que se editará el 22 de noviembre, que cuenta con una parte de covers clásicos llamada
La Navidad pasada y otra parte de temas nuevos:
La Navidad futura.

“Escribí muchísimas canciones, como 35. Me decían que la gente no quiere escuchar nuevas canciones de Navidad. Entonces me empecé a preocupar. Y decidí hacer covers. Pero había escrito tantos temas que me gustaban que quise usarlos. Así que diseñamos la parte de versiones como un mecanismo para que la gente se animara a escuchar lo nuevo”, cuenta Williams.

Voy a ir a la Argentina tan pronto como pueda

Robbie sabe que le quedó una especie de deuda con el público local:
el año pasado estuvo en Buenos Aires para el Personal Fest pero no pudo tocar por cuestiones climáticas. Fue entonces que subió un video a Instagram, disculpándose. Y hoy actualiza: “Voy a ir a la Argentina tan pronto como pueda. Todavía estoy tratando de organizarlo¨. Mientras, se sigue sumergiendo en su flamante proyecto.

-¿Qué diferencia encontraste entre trabajar en
The Christmas Present y tus discos convencionales?

-Lo diferente es que éste no me resultó estresante al hacerlo. Cuando editás un álbum propio se siente como si tuvieras al mundo sobre tus hombros. Si algo sale mal, tu vida terminó. En cambio, con
Christmas eso no importa.


Para Robbie Williams, MIchael Bublé es “el dueño de la Navidad”

-“Time for change” lleva a la reflexión sobre el espíritu navideño, habla de hacer la diferencia, de dejar fluir. Y dice: “pronto serás olvidado”. ¿En qué sentido coincidís con ese mensaje?

-Ya sabés, nuestro momento aquí en la tierra es fugaz, pasa muy rápido. Supongo que todo lo que hoy nos estresa, nos preocupa y nos involucra será olvidado con el tiempo.

-¿Cómo es tu propia experiencia de Navidad?

-Amo la Navidad. Mi esposa es una fabricante de recuerdos profesional. Ella es simplemente el espíritu de la Navidad, es la razón por la que amo tanto esta fiesta.

-Para algunas personas es una época triste.

-Porque desde afuera te están diciendo que deberías estar pasando un momento feliz. Pero si no es así, no es así. No te lo pueden imponer.

-¿Qué recuerdos conservás de navidades pasadas?

-Vengo de una familia de padres separados. Mamá trataba de hacer lo que podía, hizo un trabajo increíble. Ella se rompió el lomo para darnos los mejores recuerdos.


Robbie Williams tiene muy presente cuando su esposa le regaló una camiseta autografiada de Messi; para él es el mejor regalo de Navidad que recibió en su vida

-¿Cuál fue el regalo más lindo que te hicieron para Navidad?

-¿El regalo más lindo que recibí para Navidad? Mi esposa me regaló una camiseta de fútbol de Lionel Messi, firmada por Lionel Messi. Fue una sorpresa y me hizo muy feliz.

-¿Estás de acuerdo con el mensaje no consumista del tema “Let´s Not Go Shopping”?

-No realmente. Es sólo una canción divertida.

-¿Cómo decidiste trabajar en colaboración con Jamie Cullum, Rod Stewart y Bryan Adams para este proyecto?

-Amo a todas las personas con las que hice temas. Es como una versión mediática y extendida de mi familia. Soy muy afortunado de que me brindaran su tiempo y su talento. Es bueno saber que lográs esa química con otra gente.

-¿Tenés un disco favorito o canción favorita de Navidad?

-Me gusta “Fairy Tale of New York”, de The Pogues.


“Llegar a la Argentina fue como llegar a Marte o Júpiter. Parecía igual de lejos. Ir hasta allá y crear ese recuerdo imborrable y ese momento increíble frente a tanta gente fue uno de los momentos cumbre de mi vida”, cuenta sobre sus históricos shows en River Plate

-¿Creés que finalmente vas a destronar a Michael Bublé como vos mismo bromeaste?

-(Risas) No, no lo creo. Él es el dueño de la Navidad.

-¿Qué recordás de tus otras visitas a la Argentina, de tus shows masivos en River?

-Tenés que entender que yo vengo de un pueblo pequeño, y realmente
llegar a la Argentina fue como llegar a Marte o Júpiter. Parecía igual de lejos. Ir hasta allá y crear ese recuerdo imborrable y ese momento increíble frente a tanta gente fue uno de los momentos cumbre de mi vida.

-Te describieron en una nota como un tipo que comparte sus vivencias “patológicamente”. ¿Coincidís con eso?

-Sí, supongo que sí. Tiendo a decirle a la gente lo que estoy pensando.

-¿Cuál es la parte más cansadora de ser Robbie Williams?

-Mmm… ¡No dormir lo suficiente! Eso es lo único.

-¿Por trabajo?

-No, porque mi ciclo de sueño es una mierda.

Jimmy Page todavía es mi vecino, pero nunca hablé con él

-Te tomaste algunos años sabáticos. ¿Lo harías de nuevo?

-No creo que lo haga de nuevo porque fue muy aburrido. Sentí como si todo se hubiese detenido: mi pasión, mi propósito, mi energía, mi deseo. Todo estaba parado. Pero me enseñó una lección valiosa y es que siempre tengo que tener objetivos.

-Hay una anécdota que cuenta que años atrás estuviste googleando tu nombre toda la noche para ver qué habían escrito sobre vos los periodistas que recibías en tu estudio de Londres. ¿Te acordás de eso?

-¡Sí! Me acuerdo (risas).

-¿Todavía te googleás?

-Desafortunadamente lo sigo haciendo. Y paso mucho tiempo en Twitter, también. No debería, lo sé, me enferma.

-¿Jimmy Page sigue siendo tu vecino? ¿Le hablaste alguna vez?

-Todavía es mi vecino, sí. Y no, nunca hablé con Jimmy Page.

-Se dijo que escuchabas fuerte a sus rivales musicales para enojarlo…

-No es verdad. Habría sido algo muy gracioso, pero eso no pasó.

-¿Vos tenés rivales en la música?

-¡Todos! ¡Todo el que hace música es mi rival!

-No te creo.

-Es así. Soy competitivo, en muchas maneras soy un hombre deportista: la música es mi deporte.

-Solés decir que tu talento es mostrarte seguro sobre el escenario.

-Mi talento es hacerle creer a la gente que estoy seguro y que tengo todo bajo control.

-¿Y no es así?

-No siempre.

-¿Es verdad te trepabas por la ventana para escaparte de tu esposa hace un tiempo, cuando volviste a fumar?

-Sí. Me levantaba a la mañana antes que ella y me escapaba para ponerme desinfectante de manos y enjuague bucal. Una vez me puse desinfectante de manos en la boca por error.

-¿Cuánto duró eso?

Un mes… Sí, fueron como cuatro semanas.

-Ah, bastante. Tu esposa no tiene problemas con el sueño como vos…

-(Risas)Sí, bueno, tiene. Pero yo me aseguraba de estar despierto bien bien temprano.

ADEMÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *