ShowMatch 2019: peligra la continuidad de Lourdes Sánchez y Fede Bal en el “Súper Bailando”

Lourdes Sánchez defiende a su equipo. Crédito: Instagram 8 de noviembre de 2019  • 01:51 Pasan los días y la pista del “Súper Bailando” sigue caliente. Aunque se creía que el arranque de furia de Fede Bal días pasados había quedado en eso (hasta se habló de un abrazo con Marcelo Polino, uno de los…

ShowMatch 2019: peligra la continuidad de Lourdes Sánchez y Fede Bal en el “Súper Bailando”

Lourdes Sánchez defiende a su equipo. Crédito: Instagram
8 de noviembre de 2019  • 01:51

Pasan los días y la pista del “Súper Bailando” sigue caliente. Aunque se creía que
el arranque de furia de Fede Bal días pasados había quedado en eso (hasta se habló de un abrazo con
Marcelo Polino, uno de los responsables del incidente), no parece ser tan así.

Comenzada la sentencia, Marcelo Tinelli quiso saber cómo se encontraba el participante después del cruce del martes último, y específicamente si estaba más tranquilo. Por lo visto, nada más alejado de la realidad: “Siento que se burlaron de mí, que me faltaron el respeto, que no se evalúa con la misma vara a todos los participantes. Sentí que no se valora el esfuerzo, los proyectos de show, sentí muchas cosas y las sigo sintiendo”, dijo, y fueron prácticamente los mismos argumentos de la gala anterior.

Además, en esta nueva oportunidad para destilar su bronca, el hijo de Carmen Barbieri tuvo el acompañamiento y apoyo de
Lourdes Sánchez, quien desde un costado del estudio fue todavía más al hueso: “El BAR lo esperaba a Fede con cuchillo y tenedor. Estuvo todo el año bardeando su trabajo”. La defensa de la bailarina no es solo por su amigo, sino también por una cuestión corporativa: si el equipo se va del certamen, también se esfuma su posibilidad de seguir bailando, a pocos días de que le den el alta médico y pueda volver a ocupar el lugar que le está cuidando Soledad Bayona.

Por las dudas, Bal aclaró antes de que la situación se vuelva tan incontrolable como la última vez: “No estoy buscando aliados, sigo bancando mi parada y me hago cargo de mis pensamientos”.

Pero ya era tarde, porque al ser señalados los integrantes del BAR nuevamente le saltaron con los tapones de punta. Primero Flavio Mendoza, después Laura Fidalgo, y cerró Aníbal Pachano con su virulencia acostumbrada: “Lo que hacés es una excelente previa para quedarte en el certamen. Después de la última vez que te cruzaste conmigo y me dijiste que no pasaba nada, seguís siendo hipócrita”.

Para calmar los ánimos y generar el suspenso previo a las dos pausas del programa casi en continuado, Tinelli le avisó al participante que para zafar necesitaba un 10 de
Ángel de Brito. Fede, divertido, prometió: “Si llega a pasar eso, yo me desnudo acá”, haciendo el gesto de desabrocharse los pantalones. Mientras la tribuna y algunos concursantes bramaban por un “10”, el conductor reveló el voto secreto: un 3, que dejó al participante en la sentencia, enemistado con el BAR, con chances de irse, pero con su imagen intacta.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *