Se reúne el Grupo de Puebla, la primera cumbre internacional de Alberto Fernández

Se reúne el Grupo de Puebla, la primera cumbre internacional de Alberto Fernández Fuente: LA NACION – Crédito: Silvana Colombo El foro progresista comienza hoy su encuentro en Buenos Aires, con los exmandatarios Dilma Rousseff, Lugo y Samper; el presidente electo argentino expondrá mañana Cuando falta un mes para que asuma la presidencia, Alberto Fernández…

Se reúne el Grupo de Puebla, la primera cumbre internacional de Alberto Fernández

Se reúne el Grupo de Puebla, la primera cumbre internacional de Alberto Fernández Fuente: LA NACION – Crédito: Silvana Colombo

El foro progresista comienza hoy su encuentro en Buenos Aires, con los exmandatarios Dilma Rousseff, Lugo y Samper; el presidente electo argentino expondrá mañana

Cuando falta un mes para que asuma la presidencia,
Alberto Fernández se alista para protagonizar
su primera cumbre internacional. Lo hará mañana, al abrir la segunda reunión del
Grupo de Puebla, un foro de dirigentes progresistas de
América Latina que sesionará en
Buenos Aires entre hoy y pasado mañana.

La nómina de asistentes, 25 dirigentes de nueve países de la región, es una expresión clara de posicionamiento del grupo, que tiene entre sus fundadores y principales promotores al excandidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami, amigo del presidente electo argentino. Además de Fernández y Enríquez-Ominami, estarán los expresidentes Dilma Rousseff (Brasil), Ernesto Samper (Colombia) y Fernando Lugo (Paraguay). También confirmaron asistencia el exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza; el vicecanciller de México, Maximiliano Reyes, y los excancilleres Celso Amorim (Brasil) y Guillaume Long (Ecuador).

En la lista figura también el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, pero su presencia está en duda. Pese a que integran el grupo, no participarán del encuentro los expresidentes Rafael Correa (Ecuador), José Mujica (Uruguay) y José Luis Rodríguez Zapatero (España). El grupo no tiene representantes de Venezuela ni de Cuba.

La exposición de apertura será una prueba delicada para el presidente electo. Enfrentado con el mandatario de Brasil,
Jair Bolsonaro, y con posiciones muy críticas sobre las gestiones de
Sebastián Piñera, en Chile, y Lenín Moreno, en Ecuador, Fernández intenta transitar un equilibrio delicado. Pretende reconstruir un polo progresista en la región y, a la vez, tener una relación cordial con el presidente de los Estados Unidos,
Donald Trump.

Como lo dijo durante su reciente visita a México,
el Grupo de Puebla es un intento de reagrupar a las fuerzas progresistas de América Latina como reacción al avance de gobiernos conservadores y como primer paso para la reintegración regional, al estilo Unasur.

Nacido en julio pasado, en la ciudad de Puebla, el foro es la contracara del Grupo de Lima. Pero, a diferencia de esa institución, no reúne a estados, sino a dirigentes.

De las deliberaciones, que tendrán lugar en el Hotel Emperador, surgirán pronunciamientos sobre las situaciones que atraviesan Venezuela, Chile, Ecuador, Bolivia y Haití, donde también hay una ola de protestas contra el presidente Jovenel Moise. Las conclusiones se conocerán el domingo, en una conferencia de prensa.

La cumbre se abrirá oficialmente mañana, a las 9, con una exposición de Fernández. Hoy a la noche habrá una cena de bienvenida, cuya sede los organizadores mantienen en secreto. Las deliberaciones, que se desarrollarán entre mañana y pasado mañana, también serán reservadas.

“Postulamos la paz, el diálogo y la autodeterminación de los pueblos, principios reconocidos por las Naciones Unidas. Ningún gobierno puede sentirse ofendido por eso”, dijo a LA NACION Enríquez-Ominami. “Vamos a mostrar una cohesión del progresismo como hacía mucho tiempo que no se daba. Está quedando claro que la respuesta neoliberal no funcionó”, agregó.

Completan la nómina de participantes, por la Argentina, Felipe Solá, Jorge Taiana y Carlos Tomada; por Brasil, el excandidato presidencial Fernando Haddad, el exsenador Aloizio Mercadante y la jurista Carol Proner; por Chile, el exministro de Economía Carlos Ominami, el senador Alejandro Navarro, la diputada Karol Cariola y el presidente del Partido Progresista, Camilo Lagos; por Colombia, la excandidata presidencial Clara López Obregón; por México, el exsenador Carlos Sotelo García y el director general del Instituto del Seguro Social, Zoé Robledo; por Paraguay, la senadora Esperanza Martínez; por Perú, la presidenta del movimiento Nuevo Perú, Verónika Mendoza, y por Uruguay, la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier.

“Este grupo surge con la idea de repensar los procesos de integración. No buscamos competir con otros grupos, pero tenemos una agenda diferenciada y reactiva al avance de los gobiernos conservadores en la región”, señaló el exministro argentino Tomada, en diálogo con LA NACION.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *